PUBLICIDAD

Omella visto por Oriol Trillas en El Mundo

|

Son ya unos cuantos los artículos de Oriol Trillas en El Mundo, el Oriolt de Germinans.

Creo que es un acierto del periódico, que ha fichado a un gran conocedor, seguramente quien más sepa. de la Iglesia catalana, y al mismo tiempo un favor que se hace a Trillas, dándolo a conocer fuera de Cataluña y, por su medio, a la Iglesia de aquella región, en ámbitos a los que ni Oriolt ni Oriol Trillas llegaban.

Y también al cardenal arzobispo de Barcelona, Omella, que es presentado de un modo cierto pero no habitual y que le favorece. Al menos ante los no independentistas que posiblemente le incluyeran por desconocimiento en el mejunje eclesialcatalanista.

Puigdemont y Torra odian al cardenal, bueno es que lo sepamos todos y que Omella sepa que lo sepamos.

Os dejo el artículo:

«Juan José Omella, el arzobispo amado por el Papa y odiado por Puigdemont»

Que una vez más confirma la admiración que uno tiene por Oriol.

9 comentarios en “Omella visto por Oriol Trillas en El Mundo
  1. Ese báculo se diría que es una especie de imitación de una serpiente enroscada ¿no?. No es que sea de impronta moderna es que es claramente un diseño profanador como si el artista quisiera mofarse de lo sagrado pareciendo más cercano al señor de los anillos y cosas mitológicas que católicas realmente.
    Realmente eso es lo que pasa cuando tartas con culebras como Puigdemont, Torra, Junqueras etc que dicen que son católicos y creyentes y luego te dejan en la estacada cuando no pueden utilizarte lo que ellos quisieran.
    Mediar y el diálogo está muy bien cuando hay disposición de diálogo, arreglar las cosas, cumplir la ley etc pero no cuando alguien no quiere dialogar si no ir a lo suyo con riesgo de fractura social, ruina y ruptura de la paz social que es lo que va a ocurrir dentro de poco y que en Cataluña ya ocurrió.
    Puigdemont estaría encantado con que hubiera una misa especial de presos políticos catalanes donde se cubrieran los ambones de amarillo plátano e incensaran sus imágenes como mártires del espíritu del pueblo catalán que peregrina al abismo donde a él se le de el calificativo de Honorabilísimo Presidente de la República catalana y coprincipado de Andorra por tener sangre sin mancha ni mácula de charnegos ni españolazos que hablan una lengua de salvajes sin civilizar, no como la suya que fue la lengua con la que Dios nuestro señor se comunicaba con los grandes gurús del independentismo desde el principio de los tiempos.
    Hay que ser soberbio, imbécil y majadero porque en el fondo de su fanatismo e ignorancia se lo creen. El Torra parece que no es católico, sólo si es de la Teología de la Liberación marxista y comunista porque claro su partido es de un pobrismo y un obrerismo mundialmente reconocido siendo representantes de la burguesía peor de toda Europa, y como no, el único obispo que dice lo que debe y es católico aunque los demás no lo sean es Casaldáliga que además de ser catalán era obispo del Amazonas donde viven cuatro. Mejor hubiera dicho que es partidario de la teología del 3%, del 4% o acabada ya en el 10% y en la desviación de fondos y su malversación.

  2. «Nadie puede servir a dos señores, pues menospreciará a uno y amará al otro, o querrá mucho a uno y despreciará al otro» Mateo 6,24.

    Ese es el problema de Omella. Una vela a Dios y otra al diablo. Y de Dios nadie se ríe. Omella es un globo que se desinfla. El problema es que sus pecados repercuten en la vida de la Iglesia.
    Esperemos que todo este mal pasé pronto.

  3. Pues yo no sé en qué favorece este artículo a Omella, pues deja claro que en todo cargo que ostenta llegó por la puerta de atrás y sin méritos propios.

  4. Torra se pasó de frenada. Pero esto pasa y tenía que pasar con un tonto integral como Omella.
    Meses reculando y reculando para luego dar la «espantá» de un burro de monte.
    En fin. Espero que Omella no se apunte al concurso mundial de Idiotas, porque aunque merecería ganarlo, lo perdería por idiota.

  5. Es curioso que el artículo sobre el Cardenal Omella aparezca en la sección «Famosos» de elmundo.es.

    Por cierto, el Arzobispo de Barcelona es miembro de la Signatura Apostólica sin tener más estudios de Derecho Canónico que los que cursaría por obligación en el Seminario. Quiero pensar que su puesto en dicho Tribunal es sólo decorativo porque, si no, sería para echarse a temblar.

  6. Cuando no se dedican a lo nuclear, lo hacen a lo accesorio. ¿Han visto qué colección de báculos, mitras y pectorales va luciendo sucesivamente este hombre? Les tira la bisutería, mucho más que la pastoral. Como Liz Taylor, vamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *