PUBLICIDAD

Omella versus Bolaños

|

Omella afirma que la Iglesia española investigará los casos de abusos a  menores

Para temerse lo peor.

En un set del eclesiástico con el político no creo que nadie apostara por el arzobispo-cardenal-presidente.

https://www.abc.es/sociedad/abci-presidente-obispos-reune-felix-bolanos-202201171954_noticia.html

 

Ayúdanos a seguir informando

Comentarios
7 comentarios en “Omella versus Bolaños
  1. Esto no es cierto: me consta que en Zaragoza han perseguido por los Tribunales, civiles y de la Igleisa, a los dos sacerdotes y la señora del Tribunal que denunciaron abusos y ellos han seguido con el asunto hacia adelante y por lo que he leído están hasta acusados canónicamente. Si esto es así: que no nos vendan otra cosa. Y Omella tuvo mucho que ver en ese asunto de la Archidiocesis esa…

  2. Encuentro, repaso y los trabajos continuarán. Nos alegramos por ello. El último encuentro entre el presidente de la CEE y el ministro se remonta a Agosto.
    No hay ni tan siquiera un pacto velado de no agresión. Directamente no hay confrontación directa. Ni por parte de Moncloa ni desde la Conferencia Episcopal Española. Cordialidad, no solo formal. Ambos se saben coincidentes en lo social, pero distantes en lo moral, como la ley de eutanasia y la aplicación de la Ley Celaá en las aulas. En este ambiente se desarrolló el encuentro entre el presidente de los obispos, el cardenal Juan José Omella Omella y el ministro de la Presidencia,Félix Bolaños, a quien corresponde ser custodio de las relaciones con las confesiones

  3. Bolaños es un tipo muy peligroso. Detrás de esa carita de no romper un plato, de hombre correcto, de pitagorín porque es un buen jurista y preparado se esconde un sectario socialista de libro. Es un hombre de aparato de esos que tienen vinculaciones con la masonería y que en suaves susurros provoca desastres.
    Omella no es firme en nada, piensa que en la vida todo se reduce a risitas, ejemplitos y en ir a lo suyo. Si no le aplauden se enfada, y no se le ve cuajo para enfrentarse al mal que engendra este Gobierno.
    No ha sido firme en oponerse a la cultura de la muerte, a la ideología maldita de género, ni a la educativa que les afecta a ellos en sus intereses que parecen preocupar más que los valores cristianos y la doctrina, pues vaya ni eso. Y para colmos ha colaborado con más celo que el propio Gobierno en restringir la libertad religiosa cuando la pandemia no lo olviden, y en vez de dar ejemplo como presidente y coordinador delos obispos hizo todo lo contrario; muchos obispos le adelantaron a toda velocidad.
    Para colmos se metió donde no debe hablando a favor de la vergüenza de los indultos a los golpistas catalanes por parte del siniestro gobierno de Sánchez donde quien manda realmente son los indultados y los sucesores de la ETA. Todo ello para congraciarse y hacer la rosca a los independentistas catalanes que para eso es arzobispo de Barcelona y así, igual le trataban mejor que cuando se dejó chillar en la sacristía por Puigdmont.
    Para colmo sin saber siquiera derecho canónico lo nombran miembro de la Signatura Apostólica por ser tan majo el maño y por si fuera poco también en la comisión de nombrar obispos para que se dedique a caciquear, y claro así cuelan el calabacín y demás obispos y gracias a Dios, a otros y algo que haga el Nuncio pues no hemos de lamentar que cualquier cura poco ilustrado, desotanado, comilón y de ojos chispeantes sea promovido a cualquier mitra de esta nuestra España o mejor dicho de lo que quede de ella.

  4. Dios mío, «escuchar, diálogo»… Por qué no trata de dialogar con la MULA FRANCIS? Al menos esa acémila sabía hablar
    Pero no conoce la mula, digo, Cardenal Omella, que el índice de analfabetismo sobre doctrina y moral entre la población «católica» es casi nula y su práctica disminuye. Que apenas hay clases de religión y mucho, muchísimo adoctrinamiento político inmoral y mucha más PORNOGRAFIA en escuelas y en ocio (sin contar el fácil acceso en redes)???. Supongo que lo del aborto para esta buena» señora»sera una manera de hablar porque no creo que le preocupe mucho, al igual que a su amigo el del Vaticano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.