PUBLICIDAD

¿Ofensiva contra monseñor Munilla?

|

futuro José Ignacio Munilla

Tiene toda la apariencia. Y manejándola colocan al señor del gran poder. Otro personaje que hasta por higiene tiene que desaparecer. Está detrás de todo lo peor.

Desaparición por supuesto que metafórica, en Manresa, Javier, Loyola, Villagarcía de Campos…

https://infovaticana.com/2021/12/06/quien-esta-obsesionado-con-monsenor-munilla/

 

 

Ayúdanos a seguir informando

13 comentarios en “¿Ofensiva contra monseñor Munilla?
  1. Nota de F. de la C.: La admisión de una querella no supone nada más que eso. Que se ha admitido a trámite. Luego el trámite concluirá en archivo, sobreseimiento o fallo condenatorio o absolutorio.
    En el momento procesal en que estamos el Blog no va a entrar para nada en algo que no sabemos como va a concluir. Ya recogeremos la sentencia si se produce.
    Y si quieren decirle algo a Diego Lanzas, que yo ni sé quien es, díganselo a él y no a mí.

  2. Munilla ha sido uno de los candidatos para Valladolid. Pero también se le ha adjudicado a Martínez Camino y a Argüello (está último es el que tiene más posibilidades, aunque Munilla estuvo en el Santuario Nacional en Valladolid hace no mucho).

  3. Colocar al señor del gran poder. ¿Entendemos que se busca nombrar obispo de San Sebastián a Germán Arana Beorlegui S.J.?, un hacedor de obispos pésimo por cierto y un cacique eclesial implicado siempre en asuntos poco claros, nombramientos turbios, documentos con dossieres poco o nada caritativos, y con muchas declaraciones en los juzgados a sus espaldas podría ser obispo de San Sebastián; pues si en su día el favorito para suceder a Uriarte era un jesuíta y le montaron una campaña a Munilla indecente como aquel benedictino, Arana estaría allí de vicio pudriendo lo poco que queda y ya casi tendría un geriátrico donde quedarse cuando se jubilara, pues como jesuitas casi no quedan ya, pues sería un retiro dorado.

  4. El «lobby» progresista continúa al ataque, amparado por medios afines, y la ¿tolerancia o complicidad? del Vaticano. Entre nombramientos y «dimisiones» la Congregación de los Obispos se está luciendo…..

  5. Don Paco Pepe, usted conoce muy bien el poder de la Compañía en la Iglesia española. Desde los tiempos aquellos en que para ser obispo había que haber pasado por la Gregoriana. De ello se enorgullecían los del fajín cuando, en las aulas del Colegio Máximo romano, llamaban a los licenciandos españoles «queridos futuros obispos», una costumbre que llegó hasta Novell y Ladaria. Desde una óptica personal muy alejada a esa influencia, su texto me trae a la memoria dos anécdotas. La primera de mi lejana mili, a comienzos de los setenta. Tras el CIR, en el 7 de Marines (Valencia) me tocó el Cuartel General de la entonces División Maestrazgo, como «escribiente del General Jefe de la División». Por mis manos pasaban todas las informaciones del Ministerio del Ejército. Eran años de plomo de ETA contra militares. Un aviso del mismo decía: «Atención a las unidades: El obispo Setién se ha reunido con los obispos vascos en Loyola». Me hubiera parecido disparatado si no se hubiera comprobado las salidas de tono del Setién y los obispos vascos tras un atentado de ETA. Era como un aviso de lo que pudiera ocurrir. En Loyola, en un contexto jesuita. Otra anécdota referente al texto es que un antiguo alumno de mi mujer, luego seminarista y sacerdote en Toledo, pertenecía a la sociedad sacerdotal del Sagrado Corazón. Hoy se desempeña en su diócesis natal, Barcelona. Nada que ver con las instituciones jesuitas. Es un sacerdote joven ejemplar, celoso. Porque en Barcelona hay también otra Iglesia pese a Omella, Montserrat o el Instituto Borja.

  6. Mi opinión: Munilla es joven. Debe estar al menos otros cinco años en San Sebastián, diócesis complicada. Para las vacantes y dimisionarias se puede usar a auxiliares (como se ha hecho en Tarrasa), a sacerdotes (como en Mondoñedo) o a obispos de otros lugares (como en Zaragoza). No hay necesidad alguna de desvestir un puesto tan complejo para tapar un hueco dejando otro. Estoy deseando que llegue el 31 de diciembre, a ver si se cumple el pronóstico de uno que dijo aquí (tengo su nombre y la fecha) que Munilla sería prelado de Orihuela antes de ese día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *