PUBLICIDAD

Un obispo más, el arzobispo de Pamplona, también da la cara

|

http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=27202

La Cifuentes se ha metido en un charco sin que nadie, o apenas, se lo reclamara. Por ser declaradamente anticatólica o más tonta que Abundio. Aunque ambas características pueden recaer en el mismo semoviente o semovienta. Lo de semovienta es por ponerme a su altura.

Sea por lo uno, lo otro o los dos, cómo para que los católicos le voten. Aunque entre muchos de esos votantes Abundio es un referente de inteligencia y coherencia. Ya quisieran muchos votantes católicos del PP llegar a su nivel.

Y la Cifuentes está ahí porque la puso alguien. Tampoco es difícil adivinar quién.

Si piensa que con eso evitará sucesos como el de la fotografía es que todavía el nivel de Abundio y el de Pichote están muy por encima del que cabe suponer a esa señora. Porque los entusiastas de su ley son esos. Los de la fotografía.

 

Comentarios
21 comentarios en “Un obispo más, el arzobispo de Pamplona, también da la cara
  1. Vanlop no se preocupe.

    El trolo Castor do monte se apropia de los nicks de los demás para insertar su basura.

    Como al trolo le pagan como personal auxiliar de seguridad nocturno (pobre del dueño de lo que el bicho custodie) tiene muchas horas muertas, como él, para dedicarse a suplantar nicks ajenos.

    Una pena no vetarlo en función de sus IP(s).

    No le dé más vuelras y Feliz Domingo, Vanlop!

  2. Catholicus

    M eparece bien la línea seguida en los comentarios de hoy. Contesta al troll, pero de forma que aunque haya sido borrado, todos podamos seguir el razonamiento.

    En el caso de hoy son aclaraciones muy pertinentes pues rebaten lo que sueltan los medios y ya se sabe que una mentira repetida, se convierte en verdad y un comentario oportuno retrasa la llegada de esa verdad o la impide.

  3. Parece que el reloj del blog lleva dos horas de retraso. Según esto el supuesto comentario debí escribirlo a las 10:20 y a esa hora estaba felizmente durmiendo.

    Debo concluir que alguien ha usado mi nombre para escribir. Mientras diga cosas que yo suscribiría, bueno está, cuando diga cosas que no diría nunca, ya pediré al bloger que lo borre.

  4. Acabo de entrar y me encuentro con un comentario mío que no recuerdo haber escrito. Según la hora, es de las 12:20 y en mi reloj son las 12:51.

    Lo del reloj no significa mucho, ahora veremos a qué hora sale este comentario. Como no tengo una lista de lo que escribo y mi memoria está ya de últimas, no pongo la mano en el fuego. El caso es que soy de la opinión que ley se va a quedar ahí para varios años, no sé si nos la comeremos con patatas o con verduras, pero seguro que nos la comemos. Pero en fin…

  5. Desde luego que dar de comer al hambriento es obra de Misericordia corporal.

    Pero también reza el dicho: si das de comer un pez a un pobre comerá un día, si le enseñas a pescar comerá todos los días.

    Obsérvese como sensibiliza para Dios el tal «padre» Ángel con sus «ropajes». Igualito que S. Maximiliano María Kolbe, a quien hoy conmemoramos.

    Muchas felicidades a todos los Caballeros de la Inmaculada y Feliz Domingo para todos los Cristianos.

  6. Troll: vive en una realidad paralela, tipo Matrix; jamás ha habido en democracia menos libertad que ahora, ni más prohibiciones, ni más conculcaciones de derechos fundamentales. Sus «derechos gays», que no son tales, sino privilegios que pagamos todos los contribuyentes, sólo los reconocen 17 países en todo el mundo, entre los varios centenares de países que existen. No existen derechos animales, ni mucho menos «ecológicos» -el «ecologismo» no es una persona, ni, por tanto, sujeto de derecho, so ignorante-. Como dice, hace nada, borricos -seguramente ateos, pues los de Misa diaria miraban desde abajo- tiraban cabras por el campanario. Quedan luchas abiertas, como salir al paso de los ruidosos cuatro gatos que forman lobbies hiper financiados y que intentan arrebatar derechos a los demás -como el derecho a la vida, el derecho a la libertad religiosa, el derecho a la libertad de expresión, el derecho a educar a los hijos de acuerdo con las propias convicciones morales y religiosas, etc.- Ninguna ley ha podido conculcar estos derechos en democracia, ni lo logrará. Y ya que lo menciona: ¿sabe qué congregaciones desaparen? Las que comparten su rancia ideología, las que se han secularizado, las formadas por gente de su edad…, y mientras los matrimonios católicos subiendo -usted no lee los datos, o miente-; mientras que el homomonio no es que caiga: es que apenas nadie ha recurrido a él desde su imposición por decreto, sin consultar a nadie -había demanda social cero, como lo demuestran las cifras de quienes hacen el ridículo para sacar beneficio económico-; las iglesias llenas los domingos, pero las logias, las sedes de partidos de izquierda y de sindicatos… vacías, con afiliaciones por los suelos o nulas, etc. Que usted tome mucha sal de fruta ENO para digerirlo. Y recuerde, tanto en la calle, como aquí, usted sigue siendo el troll, y está perdiendo por goleada, que es como se dice en España, y no «por paliza» -dar la paliza es lo que hace usted, que es muy pesado-. La ley Cifuentes acabará donde «Zarrapastrosismo para la ciudadanía»: en el baúl de los recuerdos y en la ya escasa memoria de viejunos resentidos como usted. ¡Que le vamos hacer si ha elegido el bando perdedor! Ya sabemos el final de la historia: Cristo vence. Usted pierde.

  7. Descanse troll, que le va a dar un síncope. Claro, que no me extraña: va a ocurrir como con «Zapaterismo para la Ciudadanía» -ya felizmente inexistente-, o como con el homomonio, que sólo sirve para que el lobby gay haga propaganda y meta ruido, pero que ni los gays lo quieren, ni lo usan, salvo cuatro gatos que quieren lucrarse económicamente a cargo del contribuyente: dinero tirado a la basura. Y es que los intolerantes como usted no pueden imponer su viejuna ideología -de la que los jóvenes, de los que no se cansa de hablar como si estuvieran en su bando ideológico, que es más viejo que Matusalén- pasan olímpicamente-, ni inventando leyes, ni haciendo el pino. Normal que se ponga tan nervioso: al final, todo lo suyo se queda en fantasía y deseo. Deseo de ser dictador. Otra vez será, troll. Hala, a descansar, que a su edad lo necesita, no se nos vaya a morir y a ver quién nos entretiene después.

  8. A usted le quedan muchos comentarios por ser borrados -por loro repetitivo y por desviar los temas-. Como hace siglos, más bien milenios, son los que, como usted, defienden el repudio, la conculcación del derecho a la vida y las aberraciones sexuales. Así que, ¿que nos está contando? Siga soñando con que «la Iglesia se acaba, se acaba», que ni se va a acabar, ni apenas nadie leerá sus libelos, pues se los va a borrar, con toda razón, el blogger. Y es que usted, totalitario como es, no sólo pretende que cualquiera imponga a toda la sociedad su inmoralidad, sino que también pretende dirigir este blog y aburrir al personal con su sectarismo inculto y sus aburridos y repetitivos «corta-pegas». Si cree que por ellos a mí me cambia el ánimo lo más mínimo, o que me enfada, o que me cansa responder a sus idioteces, ha pinchado en hueso: me sirven de excusa para cantarle las verdades del barquero y refutar sus majaderías; me cansa menos que a usted repetirlas; y no me solivianta ni ofende ni poco, ni mucho, ni nada. Su labor de troll es inútil, pues.

  9. «esta ley nos la vamos a comer con patatas, como todas las demás»

    Se la comerá usted, en todo caso: en 30 años desde que impusieran la «modernísima» ley del aborto, aparte de haber asesinado a millones de niños, nadie ha conseguido obligar a un solo médico a perpetrar un solo aborto, si se niega a ello. Ni han podico obligar a que un hijo estudie asignaturas adoctrinadoras a las que sus padres se hayan negado; ni se ha asesinado a ancianos y discapacitados sin la complicidad de familiares egoístas, pues cuando ésta no ha existido, los asesinos han acabado en los tribunales… Lo que quieren las minorías que impulsan aberraciones es, o bien la impunidad, o bien que les subvencione la mayoría de la población, o bien adoctrinar a los niños para que piensen como ellos y dejar de ser bichos raros. Por más que intenten conculcar el derecho a la vida, el derecho a la libertad religiosa, el derecho a la libertad de expresión, el derecho a la objeción de conciencia… no van a lograr nada: ganan una batalla, pero perderán la guerra -es lo que pasa cuando te pones del lado contrario de la naturaleza y de Dios-. Ya sabemos el final de la película: Dios gana; ellos pierden.

  10. ¿Dónde esta la «zapatera» asigntura de «Adoctrinamiento para la Ciudadanía»? Ah, ¿que la quitaron? ¡Ya me parecía a mí! Sueñe, sueñe con que adoctrinen en sus obsesiones a los hijos ajenos. Como usted vive en su fantasioso universo gay ateo-laicista… Siga, siga con «la Iglesia se acaba, se acaba», que usted no lo verá y se acabará usted antes. Adiós, troll marginal.

  11. «Una mayoría de un 100% es una inmensa mayoría»

    Una mayoría formada por cuatro gatos, ni es inmensa, ni es mayoría. Así que, no sueñe. Los dictadores siempre han impuesto su criterio siendo minoría, como ahora pretende el lobby gay -o usted, que es una «inmensa mayoría» formada por usted mismo-.

    Y deje de decir sandeces como que «TODOS pagamos a los profesores de religión» (sic) También pagamos a los profesores de Matemáticas -aunque se elija Letras-; o a los de Ética -aunque se elija Religión-; y mejor no hablemos de las jugosas subvenciones que recibe el minoritario lobby gay, o los injustos privilegios que se les conceden por ley… Eso sí lo pagamos la «inmensa mayoría».

    «Los jóvenes castigarían implacablemente cualquier regresión»

    ¡Qué risa: pero si usted está a favor de la regresión total! Regreso a cualquier inmoralidad, conculcación de derechos fundamentales, o aberración precristiana, para la que hay que remontarse miles de años atrás. Además, ¿qué sabe un viejuno como usted, de ideología anticatólica y laicista decimonónica, lo que piensan o quieren los jóvenes -quienes, como usted, también envejecerán algún día; no crea que van a permanecer jóvenes para siempre por compartir sus rancias ideas, las cuales no les van a conservar en formol-?

    Que un intolerante como usted hable de «libertad» es una broma. Salga a la calle los fines de semana, hombre; que si no, va a acabar más tarado y obsesionado de lo que ya está. Seguro que algún voluntario de Cáritas se ofrece para empujarle la silla de ruedas -los «modernísimos» ateos pasarán de usted, me temo-. Ah, y para acabar: no se enrolle tanto -aunque haga corta-pegas-, porque le van a borrar sus comentarios, como ya sabe.

  12. Qué pesado es el troll multiusuario, aunque vuelva a cambiarse de nombre -esta vez como Zas-, sigue sin cambiar el discurso y desviando el tema de cada entrada del blog, que en este caso es que un obispo apoya a esos otros obispos a quien la Cifuentes ha osado enmendar la plana. ¿Qué nos está contando de «ancianos» o de las inmensas mayorías (sic) que según usted apoyan el homomonio -su tema preferido, pero que no es el de esta entrada-, que de nuevo ha vuelto a contar usted con sus super «medidores» o con los dedos -como siempre-? Por cierto, no existen «diminutas mayorías» (a éso se le llamaría «minoría»; a ver si aprende a escribir, en lugar de repetir como un loro las redundancias y patadas al diccionario y a la gramática de los políticos y los medios de desinformación).

    Y hablando de ancianos, usted se ha quedado totalmente obsoleto, como su ideología anticatólica y laicista decimonónica: ¿qué persona seria, o incluso que forme parte del minoritario lobby gay, defiende hoy en día que ser homosexual sea una «opción»? Tal idea falsa fue abandonada hace décadas y décadas por todo el mundo -aunque usted, tan aislado y viejuno, ni se había enterado-. Está usted más anticuado que el chotis.

    Y otra cosa: lo de «hay que enseñar a los niños…», será a los suyos -que dudo que tenga-. A los ajenos, les educarán sus padres como les dé la gana, porque ese es su derecho. Un Derecho Fundamental reconocido y protegido por la Constitución Española y por todo el Ordenamiento Jurídico español, así como por Tratados Internacionales, tales como la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, suscrita por España, que reconoce como sujeto de tal Derecho Fundamental a los padres -ni al Estado, ni al lobby gay, ni a usted-, y establece que sus hijos deben ser educados de acuerdo a las convicciones morales y religiosas de sus padres, tanto en la ENSEÑANZA PÚBLICA, como en la privada. A ver si lo asume ya, PESADO. Una ley coyuntural no va ni a derogar la Carta Magna, ni la Carta de Derechos Fundamentales de la UE, ni el derecho a la objeción de conciencia -a la que recurrirá quien quiera hasta que se derogue esa ley que vulnera derechos fundamentales-. Cuando los padres se nieguen a que a sus hijos les adoctrinen con ideología sectaria de los de su cuerda (de usted), ya verá para quién será el «ajo y agua» del que habla.

    Ah, y no mienta: no reír las gracias al lobby gay o no permitir que adoctrinen a los niños, no es «discriminarles», y mucho menos «perseguirles». Al contrario: cuando el lobby gay, que representa a una minoría entre la minoría, se ha sentido fuerte por el apoyo institucional -logrado en gran parte por la labor de zapa efectuada lentamente a lo largo de los años, tanto en la política, como en la judicatura o en los medios de comunicación-, han sido ellos quienes se han dedicado, y se dedican, a perseguir a quienes no piensan como ellos.

    Vamos, que encima concluye su deposición con la frase: «Este mundo ya no es el suyo» (sic) ¿Y de quién es? ¿Suyo? ¿Lo ha comprado? ¿Cuánto le ha valido? Ande y váyase a paseo, so plasta.

  13. La de la foto sí es la Cifuentes, esa foto se tomó en Madrid cerca de la casa de ella, cuando era subdelegada de gobierno.

    Los podemitas y otros hijos de trolo la estaban esperando y literalmente creo que se hizo pis encima antes de poder refugiarse en un bar.

    Como premio por lo bien que lla hicieron sentir, ahora «los» regala esta degenerada y nefanda ley.

    Es que los católicos no montamos scraches.

  14. No parece la Sra Cifuentes la de la foto, pero es igual, los presuntos destinatarios de la ley no se cortarán un pelo en agredirla, esperemos que sólo verbalmente, símplement epor el hecho de considerarla facha, independientemente de las leyes que promulgue.

    Pero esta ley no se ha hecho pensando en los ciudadanos, que ya somos siervos y muy pronto, esclavos, se ha hecho a petición de los que mandan. Si la respuestaes la adecuada y por lo que vemos, lo es, pronto se promulgará en toda España.

    Lo sobispos reaccionan con cuenta gotas y las asociaciones de padres están mising, creo que se puede decir aquello de lasciati ogni speranza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *