No se trata de ser rigorista sino de no ser confuso

|

Sensatísimas declaraciones del cardenal Caffarra sobre la Amoris Laetitia:

http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=27026

<

Sabe de lo que habla y lo hace con toda claridad.

Me parece un texto muy importante

Comentarios
7 comentarios en “No se trata de ser rigorista sino de no ser confuso
  1. Con medio centenar de obispos Cafarra estaba la cosa resuelta. Antes, o sea,ntes, todos los obispos católicos eran católicos Cafarra. Ni acomodaticios ni con determinadas insinuaciones gnósticas. Pero ya digo, eso era antes de haber sido amordazados y atados de pies y manos.

  2. ¡No es posible! ¡Ahora el troll depone sus comentarios a pares! Ver para creer.

    P.D.: ¿No sabe leer? ¿qué cree que significa la frase de mi comentario «Tienen más información aquí:», que además termina con dos puntos? Se llama poner un enlace. Haga un curso de alfabetización informática y no haga el ridículo.

  3. Quizás éste sea uno de los firmantes de la petición enviada al Cardenal Angelo Sodano, como decano del Sacro Colegio Cardenalicio, pidiendo que insten al Papa Francisco a rechazar los errores de «Amoris laetitia». Tienen más información aquí:

    Cuarenta y cinco Prelados, sacerdotes y académicos católicos firman una petición al Sacro Colegio Cardenalicio para que inste al Papa Francisco a rechazar los «errores» de Amoris Laetitia

  4. Tiene usted razón JJ pues a nadie se le ocurre presentar una tesis doctoral sin el rigor científico que se le exige ¿porqué la Ley de Dios tiene que ser menos? porqué tiene que caer todo lo sublime en la chabacarería.

  5. Lo propio del MODERNISMO, (cloaca de todas las herejías) es NO definir.
    Dios nos libre de los modernistas, más destructores que los terroristas, ya que matan el alma, aniquilan la fe y dispersan el rebaño. ¡¡Auxilium Christianorum salva nos!!!

  6. Yo no sé por qué la palabra rigorista ha adquirido ese matiz peyorativo.
    Uhhh…
    – Huyamos de los historiadores rigoristas…
    – Huyamos de los científicos rigoristas…
    – Huyamos del rigor!!
    ¿A que no? ¡¿A que cuando se ama algo bien hecho, la excelencia, el rigor no adquiere tintes oscuros?! ¿¡A que si se ama la moral, la ley de Dios, el rigor no puede adquirir ese matiz?!
    Entonces… ¿La falta de misericordia no es rigorismo en la ley? No. Es falta de rigor en la ley de Dios, porque la ley de Dios también incluye la misericordia. La ley de Dios no es imperfecta, que nosotros tengamos que ponerla en su sitio eludiendo el rigor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *