PUBLICIDAD

No he venido a ser servido sino a servir

|

Una foto desafortunada.

También hay que cuidar esas cosas

20 comentarios en “No he venido a ser servido sino a servir
  1. Tiene usted razón, Paco Pepe. Las formas son inseparables del fondo. La foto presenta todos los trazos de un porteador, de un siervo que acarrea con toda la carga. A nadie le extraña que el ayudante de campo lleve el maletín de la ministra del ramo. Incluso aunque sea el JUMAD, como le gustaba aparecer al ínclito José Julio, hoy podemita de pro, llevando el bolso de la ministra Chacón, que lo elevó al cargo. (Por cierto, menuda contradicción la de un militar afiliado a un partido que quiere destruir España, cuyo jefe blanquea a etarras. ¿A cuántos militares mataron los terroristas, mi general?). Pero el obispo es, a imagen del Papa, servus servorum, siervo de los siervos.

  2. He tardado en entender a qué se refería (creí que el de al lado del obispo era acaso un indeseable???). Y le digo: aquí creo que el autor del artículo yerra, que justo cae en lo política e idióticamente correcto, como aquella vez del Papa ostentosamente llevando, en la escalera del avión, su maletín. Lo de «servir» se refiere a lo que proceda en cada momento. Pero no seamos idiotas. Si la señora de la limpieza le arregla el cuarto, ¿lo criticará usted también? Y, ojo, un obispo tiene que estar dispuesto a barrer si hace falta, o a transportar maletines si hace falta
    Pero si no hace falta, no. ¿Por qué?
    En la foto no veo nada chocante.

  3. Esto son ganas de hacer el Inquisidor, señor de la Cigoña. Se desvirtúa usted solo. ¿Tan poco tiene que hacer? Venga, sea más serio y si no acepta la crítica, me borra.

  4. Jajajajajajajajaja uno de los comentarios borrados por cigueña era del auténtico Sherlock Holmes apodado el comem.ierda. pronto solo podrás escribirle a los reyes magos campeón. A no ser que cambies de nick. Si lo haces… Me lo copiaré también!!!
    Abajo el fascio!

  5. Esto me recuerda al glorioso cura aquel que citaba a Jesús: «Como dijo el Señor, ‘Yo no he venido a que me sirvan, sino a ser servido». Miré a derecha e izquierda para ver si alguien más lo había pillado. Pero nada.

  6. esa imagen es frecuentísimaaaaaa: ¡un maletín con el báculo, el otro con el alba del obispo y su mitra! Rara vez lleva el obispo uno solo de esos maletines, para eso está el secretario o el chófer……

    1. Pues yo diría que es lo normal. Pocos obispos llevan sus bártulos o conducen su coche. Son, o se creen mejor dicho, príncipes.
      Y añado: están muy acostumbrados a ir a sitios donde todos les hacen reverencias y son prácticamente los únicos que hablan: parroquias, conventos, reuniones eclesiales, etc. Normal que uno se vuelva vanidoso. En reuniones de sindicatos, asociaciones de vecinos o de partidos políticos me gustaría verlos. Quizás allí harían más falta para que aprendan a escuchar, y no en el convento tal o cual donde sólo van a merendar.

  7. Creo, si se me permite decirlo, que nos evitaríamos a trolls como el que me precede si cada uno se pudiera registrar y tener su propia cuenta. Así no tendríanos que soportarlos y la lectura del blog sería más agradable.

    1. Rector de la Basílica de Ntra. Sra. de la Encina, Delegado Episcopal de Peregrinaciones, Prelado de Honor de su santidad, Canónigo Honorario de la Catedral De Santiago,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *