PUBLICIDAD

Nadie en el Gemelli

|

Y con el Papa saliendo de una grave operación.

Se ha enajenado a los católicos y no ha atraído a ninguno de fuera.

https://secretummeummihi.blogspot.com/2021/07/al-octavo-dia-francisco-reaparecio-ap.html?m=1

Está tocando el enorme fracaso de su populismo.

Comentarios
13 comentarios en “Nadie en el Gemelli
  1. La realidad es la realidad. Con tanto mal que ha causado y consigue hacer este Pontífice… No se puede esperar muchos cristianos que oigan «el boletín oficial de la ONU». Acaso se va a esperar las grandes multitudes que esperaban en Gemelli al gran PASTOR DE LA IGLESIA, el muy añorado SAN JUAN PABLO II? Cuando fue ingresado en varias ocasiones ese gran Pontífice… Si que le espera an y muchos SUS HIJOS!!!. A Francisco le esperan, otros… Y qzas. Pocos.

  2. Tonu: ¿Constatar que había poquísima gente en un Ángelus tan anunciado es atacar al Papa? Usted no tiene ni idea de lo que es atacar

      1. Efectivamente. Yo lo vivo de cerca con un familiar. En apariencia está estupendo, pero los dolores internos son inenarrables.

    1. Yo sí. Ha usurpado junto con su camarilla materialista el único refugio seguro que hallaban el alma y la mente del inmenso mal que esparce el Príncipe de este Mundo. Se ha puesto como muro personal entre mi hambre de pecador bautizado y los pastos frescos que promete la Biblia a los desesperados. Me alegro de que Dios aboque su funesta prédica al vacío y la soledad, como los hados mitológicos condenaron a Casandra a no ser creída, aunque en su caso sin culpa de ella.

  3. Francisco I, quien vive en realidad virtual y no en tiempo real, no tiene sentido del ridículo. Para el porteño lo primero es él, luego él y siempre él. De ahí que, con tal de satisfacer un ego narcisista insaciable de protagonismo, no le importe lo más mínimo el dar una audiencia desde la habitación del hospital en el que se encuentra ingresado a pesar de que el público brille por su ausencia. Porque una cosa son los turistas y visitantes que acuden a ver a Jorge Mario por puro folclore, como quien visita las ruinas del coliseo romano, por ejemplo, que los fieles devotos que acuden porque creen en lo que predica Francisco I. Este pontificado, tras haber degenerado por completo, ha llegado a un punto que apenas se encuentran fieles que quieran ir a la plaza de San Pedro a sufrir los insultos a su fe de parte de un papa demente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *