Me escriben de Perú

|

Transmitiéndome la preocupación que se vive ahora en la diócesis de Cajamarca,

Hace unos días renunció o hicieron renunciar a Mons. José Carmelo Martínez Lázaro, oar, como obispo de Cajamarca.
Castillo está promoviendo a un impresentable: Pedro Terán, sacerdote diocesano de Cajamarca.
Pedro Terán estudió en San Dámaso: comenzó estudiando Sagrada Escritura, pero pronto se pasó a Liturgia, y fue incapaz de presentar una simple tesina para obtener el título de Licenciado.
Lo protege el Vicario Judicial de Lima, amigo de la juventud de Castillo, a quien Castillo puso como Vicario Judicial a sus 84 años de edad, y sin pedir el voto de los 20 obispos cuyas diócesis están adscritas al Tribunal de Lima.
El Vicario judicial de Lima, que ahora tiene 86 años de edad, trabajó hace décadas en Cajamarca, cuando Dammert, obispo de la teología de la liberación gobernaba la diócesis: quería construir una Iglesia sin clero, delegó a los laicos bautismos y matrimonios y daba la absolución general con frecuencia, los mismos ideales del Matasuegras, mientras Alemania financiaba todo.
Dios libre a Cajamarca del candidato que Castillo y su octogenario Vicario Judicial están promoviendo.
Comentarios
3 comentarios en “Me escriben de Perú
  1. Monseñor Carmelo Martínez Lázaro, riojano de Luezas, está viviendo desde hace casi un año en el monasterio de San Millán de la Cogolla. Cosa rara nos parecía a algunos y ahora sale el pastel…

  2. Hay un pequeño problema con la noticia: que la supuesta renuncia del obispo de Cajamarca, que es español riojano, no se ha oficializado. Se producirá o no, no lo sé. Pero en el «Bolletino» no ha aparecido. Y el obispo solo tiene 67 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *