PUBLICIDAD

Más sobre la comunión en la boca

|

 

Un grupo de jóvenes promueven esta actuación frente a los sacerdotes que excediéndose en sus facultades y con inexplicable odio, y si es explicable peor, a quienes quieren comulgar en la boca, les  niegan ese derecho.

Como me parece muy bien la iniciativa os la dejo por si algún agredido por algún cura dictador la quiere utilizar.

Este es es texto:

A.M.D.G.

 

Excmo. y Rvdmo. [ARZ]OBISPO DE [a completar]

 

Yo [a completar] con [DNI/OTRO DOCUMENTO IDENTIFICATIVO] [a completar] mayor de edad y domicilio en [a completar], [archi]diócesis de [a completar] y como miembro de la Iglesia Católica mediante el bautismo, como mejor proceda en derecho canónico, comparezco y

 

DIGO

En virtud del presente escrito, vengo a formular denuncia ante el juez competente al entender vulnerados mis derechos como fiel de la Iglesia Católica, en base a los siguientes

 

HECHOS

PRIMERO.- Desde la fecha [a completar] [y en algunos días sucesivos] he asistido a la Santa Misa en la [iglesia/parroquia] de [a completar], donde:[elegir una de las opciones o ambas, si fuera el caso]

  1. El sacerdote [indicar nombre y apellido] me ha negado recibir la comunión en la boca. Asimismo, en esta[s] celebración[es] he podido comprobar, personalmente, que también se deniega clara y rotundamente la posibilidad de recibir la Sagrada Comunión en la boca al resto de personas, obligándose a todos los fieles que desean comulgar a recibirla en la mano.
  2. De hecho, en los momentos previos a la comunión, los sacerdotes instan a todos los fieles, de forma imperativa, a recibir la Sagrada Forma en la mano, negándose de facto (como hemos indicado) a que ningún fiel pueda recibirla en la boca.

 

SEGUNDO.- Han resultado estériles cuantas gestiones se han realizado con el párroco para la búsqueda de un entendimiento en verdad y caridad, lo que me sitúa en la obligación moral de acudir a esta vía para solicitar amparo, para mí y para todos los fieles de la parroquia que desean recibir la Sagrada Comunión en la boca y, desconociendo el Derecho, creen erróneamente que no es posible adoptar ninguna medida al respecto.

A los anteriores hechos resultan de aplicación los siguientes

 

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- COMPETENCIA

Es competente el [Arz]Obispo diocesano de [a completar] al que me dirijo por ser el del lugar donde se están produciendo los hechos objeto de esta denuncia, de conformidad con la cláusula residual de competencia prevista en el canon 1419 §1 del Código Derecho Canónico.

 

SEGUNDO.- LEGITIMACIÓN ACTIVA

Me corresponde de conformidad con el canon 1476 del Código de Derecho Canónico.

 

TERCERO.- LEY APLICABLE

En virtud del canon 8 del Código de Derecho Canónico, son de aplicación las leyes eclesiásticas universales que se promulgan mediante su publicación en el Boletín oficial Acta Apostolicae Sedis.

 

CUARTO.- SOBRE EL FONDO DEL ASUNTO

El canon 843 §1 establece que “Los ministros sagrados no pueden negar los sacramentos a quienes los pidan de modo oportuno, estén bien dispuestos y no les sea prohibido por el derecho recibirlos.”

Igualmente, la Notificación para la Comunión en la mano de fecha 3 de abril de 1985 de la entonces denominada Congregación para el Culto Divino (Prot. n. 720/85) de la Santa Sede, establece en su punto 7 lo siguiente: “No se obligará jamás a los fieles a adoptar la práctica de la comunión en la mano, dejando a cada persona la necesaria libertad para recibir la comunión o en la mano o en la boca.”

Asimismo, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, en el documento denominado Instrucción Redemptionis sacramentum, de 25 de marzo de 2004, establece, en su punto 92 que “todo fiel tiene siempre derecho a elegir si desea recibir la sagrada Comunión en la boca…”

Habida cuenta la plena vigencia jurídica de los textos antes citados, que no han sido derogados, y que las recomendaciones realizadas por las autoridades eclesiásticas en el presente contexto tampoco pueden ni han limitado de hecho la vigencia de aquellas disposiciones, cabe concluir que persiste intacto el derecho de los fieles a recibir la Sagrada Comunión en la boca, mediando siempre las cautelas sanitarias que se estimen pertinentes en cada momento.

En virtud de todo lo expuesto,

 

SUPLICO

Que habiendo presentado este escrito [con los documentos que acompañan al mismo], se sirva admitirlo, se tomen las sanciones oportunas si se considera conveniente, y se restablezca de inmediato el derecho a comulgar en la boca establecido en las leyes eclesiásticas anteriormente expuestas, y que está siendo vulnerado sin fundamento alguno en la [iglesia/parroquia] de [a completar].

 

Por ser de justicia, que respetuosamente solicito en [lugar a completar] a [fecha a completar]

 

Fdo. [a completar]

 

Y estas las instrucciones anejas:

INSTRUCCIONES

• Es importante que se rellenen todos los huecos de la denuncia que salen en resaltado y se ponga lo indicado entre corchetes.  • La denuncia habrá de acompañarse copia del documento identificativo de la persona que presente la misma.  • Asimismo, se presentarán dos copias firmadas por el denunciante y una de ellas se las quedará con el sello del organismo donde se presente (puede ser en físico ante el obispado o arzobispado, o bien por correo administrativo postal) donde se indique la fecha y hora de la presentación, a modo de comprobante de que se ha registrado correctamente la misma. Esto es muy importante, puesto que es la única forma de probar, en caso tener que apelar ante un órgano superior, que se ha cumplido con la presentación en esta primera instancia.  • Para la presentación, habrá de dirigirse al Obispado o Arzobispado, según corresponda.

 

Ya está bien que algunos cretinos nos sigan chuleando.

28 comentarios en “Más sobre la comunión en la boca
  1. Se acuerdan de cómo comulgaba San Juan Pablo II, cuando era ya muy mayor y lejos estaba su cuerpo JOVEN, ATLÉTICO, FUERTE, ENÉRGICO, y que la gente no creyente opinaba que debía retirarse, renunciar como Papa…??? Pues comulgaba DE RODILLAS Y EN LA LENGUA. Gracias Papa «Lolus», ( así lo llamaban de joven). Intercede para que vuelva este Amor a la EUCARISTÍA por parte Clero y laicos

    1. Pienso que más importante y con más llegada es una celada, dos o tres jóvenes se acercan de últimos a comulgar, y un tercero filma con celular en primera fila al abusivo, luego eso se publica en redes sociales con algún título sugestivo dando nombre de parroquia y del cura en cuestión.

  2. Muchísimas gracias D. Paco Pepe. Este asunto es MUY IMPORTANTE. La EUCARISTÍA es el Misterio de Nuestra Fe. Es Cristo Rey de Reyes mismo que se nos entrega… Por qué esa reacción de ODIO, como bien han expuesto o lo menos de apatía por parte de Obispos y muchos Sacerdotes. Evidentemente es porque NO TIENEN FE, ES UNA INFILTRACION PROTESTANTE DENTRO DE LA IGLESIA, desde hace muchos años. Ya en el Vaticano… lo digo porque si no reviento, el Papa NUNCA SE ARRODILLA EN LA CONSAGRACIÓN… Q no me vengan con cuentos de que está… Jodidillo de una pierna, Bien se tira al suelo para besar AL HOMBRE POR SER HOMBRE… ( el que quiera entender…) y no es una «opción más» el comulgar en la, mano o en la boca.
    ME planteo la denuncia ante mi arzobispado( Barcelona), aunque debería también hacerlo en Gerona, que es donde me hallo ya por un tiempo…
    No desistamos si podemos DENUNCIAR… SI TIRAN LAS DENUNCIAS A LA PAPELERA, SEÑAL CLARA DE QUE LA INTENCIÓN ES DAR LA COMUNIÓN EN LA MANO PARA IR PERDIENDO LA FE EN JESÚS – EUCARISTÍA… Y si es así, qué sentido tiene la ADORACIÓN ANTE EL SANTÍSIMO Y LOS TURNOS DE VELA, sobre todo si son a horas… «exóticas», a altas horas de la madrugada… Para pensar
    GRACIAS POR EL FORMULARIO

  3. La comunión en la boca fue un trágala vergonzoso impuesto a Pablo VI por la progresía posconciliar. Es un buen termómetro de la falta de fe en que vivimos inmersos.
    Me parece magnífico el formulario que se propone para denunciar los abusos de los sacerdotes que, contra todo derecho, niegan la comunión en la boca.

  4. Qué aburrida obsesión con la comunión en la boca. Como si los obispos y los párrocos no tuvieran ya bastantes problemas para encima darles la tabarra con esto que sólo es un problema para una parte infinitesimal de los feligreses (pero eso sí, muy ruidosa).

    1. Hay en la Iglesia algo más importante que la Sagrada Eucaristía?
      ¿No será que esos tantos problemas que tienen los obispos y los párrocos son muy secundarios en relación a la cuestión de que se trata?
      Si la cuestión sólo es un problema para una parte infinitesimal de los feligreses, ¿no será porque la gran mayoría de ellos han perdido el sensus fidei y el vínculo con la plurisecular tradición de la Iglesia, que exige la comunión recibida de manos del sacerdote en la boca?

    2. Eso creo yo. Anda que no hay temas que tratar y cosas que hacer antes que andar todo el día discutiendo sobre la comunión en la boca o en la mano. Cosa que no discuten los sacerdotes, sino la gente de a pie, que es más papista que el papa. ¿Alguien sabe a ciencia cierta que Jesús en la Ültima Cena dió el Pan en la boca a los apóstoles?

  5. Primero se autorizó en la mano para casos excepcionales, luego se quitaron los comulgatorios, luego se pasó a preferentemente en la mano, ahora ya es obligatorio en la mano y se permite como favor especial a unos cuantos chalados, que comulguemos en la boca, de pié, pronto hasta eso lo quitarán, como han hecho, según leo en este medio que nos acoge, en la basílica de Guadalupe.

    El siguiente paso es generalizar la prohibición en la boca y al final, ninguna comunión. Total, ¿para qué? Se nos dirá. al fin y al cabo es trocito de pan que ni siquiera lleva levadura.

    ¿Cuando vuelva el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la Tierra? Pues cuando quiten la comunión, poca fe va a encontrar.

    Por cierto, el otro día mandamos unos escritos al Papa y la congregación correspondiente pidiendo que no quiten la forma extraordinaria. Supongo que acabarán en la papelera, pero por intentarlo que no quede. Además como son muy ecológicos, las escritos serán reciclados con toda garantía.

  6. Que iniciativa tan buena y qué jóvenes tan valientes. Deberíamos denunciar a todos los sacerdotes que prohíben la comunión en la boca y que se justifican diciendo que «está prohibido».

  7. Para querer no dar la comunión en la boca, primero han estado años a no querer dar la comunión de rodillas pues es mucho lo que pelearon para quitar los reclinatorios y siguen peleando para que nadie se arrodille; me da vergüenza ajena el asistir a una misa y ver que alguna persona no ya muy joven se arrodilla en el suelo para recibir la comunión y al tratar de levantarse necesita alguna vez un poco de ayuda ante la indiferencia del celebrante y de algun ayudante próximo, pero es que al día siguiente ocurre lo mismo, tienen un reclinatorio cerca pero no lo quieren poner. Pero
    a lo que voy, me diran y que tiene de relación el comulgar de rodillas con el comulgar en la boca; mira cuando uno está de rodillas el sacerdote que está mas elevado deposita la forma con mayor precisión sobre la lengua, cosa que no ocurre cuando el que comulga lo hace de pie; y si además la comunión se da con formas de un tamaño mas grande, diametro superior que se utilizan en algunas iglesias, la comunión dada así resulta mas segura que en la mano.

  8. ¿Y dónde habría que presentar estas denuncias? ¿En los obispados? Sospecho que en la mayoría de los casos se archivarán sin ninguna repercusión, si no van directamente a la papelera.

    1. Coincido con que en muchos casos se puede llegar a archivar, pero me parece una buena iniciativa que puede servir para, por lo menos, que se molesten un poco en hacer caso a todos los fieles que estamos intentando recibir a Jesus Sacramentado lo más dignamente que podamos. Parafraseando al papa: «hay que hacer lio». A ver si prueban de su medicina…

  9. Los jefes no se van a molestar en leer el escrito, lo siento, pero es la realidad, les cuesta leer. Tienen problemas de comprensión motora, lectora, de masa gris…..

  10. No entiendo que se prohiba la comunión en la boca. No tiene lógica ni siquiera desde el punto de vista sanitario. Esperemos que ese obispo tome cartas en el asunto.

    Al Sr. Ramilo: le pido disculpas. Ignoro porque no me contesta.

    1. Me pide disculpas ¿por?¿Qué tengo que contestarle y a qué?No entiendo nada.No recuerdo haberme comunicado con usted de modo directo, pero quizá lo hice y ya no sé sobre qué ni qué dije.En todo caso, si me comuniqué con usted, espero no haber dicho una de mis ironías o sarcasmos (no puedo evitarlos).¿No será que usted entendió como dirigido a usted un comentario general?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *