PUBLICIDAD

Más sobre la marcha de los jesuitas de Palencia

|

https://infosj.es/vida-en-compania/6399-en-junio-de-2018-la-compania-dejara-palencia

Lo dicen ellos mismos. Tras casi 500 años de presencia apostólica.

En esta ocasión no les echa nadie. Se van ellos en la imposibilidad de continuar por la carencia de jesuitas españoles. No los han asesinado, expulsado, corona áurea de la Compañía de Jesús, se han suicidado.

Palencia fue un vivero inmenso de jesuitas, San Zoilo en Carrión, un paso previo al ingreso de tantos jóvenes palentinos. Hoy es un hotel y los jesuitas se van de la capital. Pues mi recuerdo cariñosísimo al P. Cristóbal, palentino, que tanto me enseñó en el colegio. Y no digamos ya al santo Hermano Hijosa, aunque tal  vez fuera burgalés. Palentinos fueron, si no me equivoco, hablo de memoria y esa ya no es la que fue, dos generales de la Compañía recientes o recientísimos: Martín y Nicolás, por quienes tengo escasa o nula simpatía. Si bien de mucho más nivel el primero que el segundo.  Si estoy cierto en mis adscripciones, no hay provincia en el mundo, Vizcaya no lo era en los días de Ignacio y los jesuitas todavía no existían, que haya dado dos generales jesuitas. Lo que indica el peso de Palencia o sus aledañas.

Pues, se van. Jesuíticamente se muere Palencia. Un horror más entre tantos horrores.

Comentarios
11 comentarios en “Más sobre la marcha de los jesuitas de Palencia
  1. «Carlos III consiguió elegir a Clemente XIV con la condición de expulsar a la Compañía de Jesús de la Iglesia»
    Pedro Miguel Lamet, jesuita ultra-arrupita
    Filosofo, teólogo, escritor y periodista, frase de la conferencia en Club Diario de Mallorca 21-01-20142004.
    El párrafo que al respecto se publica en el periódico es de este horroroso tenor:
    » El padre Pedro Miguel Lamet relata así el episodio: «Cuando murió Clemente XIII, Carlos III hizo llegar de forma verbal al futuro Clemente XIV que saldría elegido si eliminaba a la Compañía de Jesús. En 1773 firmó lo que se denomina el Dominus AC Redemptor que significaba la supresión de la orden en todo el mundo, menos en Rusia y Prusia porque los soberanos de aquellas tierras eran de otras religiones». Lamet apuntó que el pontífice «firmó obligado», ya que debía su elección a aquella decisión.
    ¿Obligado a la propuesta o a la aceptación del quid pro quo ante las logias que tramaron la liquidación llevada a efecto por medio de una bula intitulada Dominus ac Redemptor para más indecencia, sarcasmo y recochineo blasfemo?
    Y aquí surge en consecuencia la interrogante estremecedora: En la línea comprometida de Clemente XIV ¿Pudo haber Papas posteriores que pactaran el trono pontificio romano CATÓLICO a cambio de descatolizar la Religión Católica trasvasándola a interconfesional-interreligiosa?.
    Es que desde un punto de la FE Católica de la Revelación objetivamente las reuniones o tenidas de Asís son intervenciones idolátricas, a la primera de las cuales no asistió el cardenal Ratzinger pero sí después ya Papa suponiéndose en buena lógica que alguien le presionaría con alguna suerte de chantaje irresistible salvo heroicidad o mal mayor. El obispo canadiense Ouellet-prefecto de la Congregación de Obispos- hizo la carta de invitación a la última.
    Al presente con Francisco en plena aceleración desenfrenada de desacralización pastoral luteranista y judaizante casi mejor no pensarlo, pero sin embargo queda como arcano inexplicable descatolizador.
    En tiempos de la II República española, reobrada de su extinción papal la orden sacerdotal de San Ignacio, fue expulsada de los reinos españoles por la trama masonista en 1932 para arrasar el catolicismo del todo,después que el año anterior Manuel Azaña había firmado su bula profana sentenciosa. «España ha dejado se ser Católica» «Frailes sí, pero que no enseñen»fue su lema. No se le había ocurrido lo que al día de hoy se ha logrado: clero sí, pero que enseñe desacralización, laicismo, profanidad inmanentista, descatolización para interconfesionalizar.
    Incautación en 1932 de todas sus propiedades y bienes, mas 3.001 jesuitas al exilio. Los estudiantes acogidos en la Bélgica aún Catolica por el obispo diocesano en el pueblo de Marquin. Emotivo recuerdo del jesuita P. Treceño que en La Nueva España de Gijón se publicaba bajo el tltulo «Buenas y malas Compañías» el 23 enero 2007:
    «Treceño contaba 19 años en enero de 1932. Leonés de origen -de Mansilla la Mayor-, estudiaba en Salamanca, según relató ayer a LA NUEVA ESPAÑA. «En la casa de formación del paseo de San Antonio éramos unos 300 jesuitas. Yo había hecho los votos cuatro meses antes y estudiaba Humanidades, lo que los jesuitas llamamos “juniorado”».
    Llegado el día de la partida, «nos subimos a unos vagones reservados y al pasar por el barrio salmantino de Los Pizarrales unos muchachos apedrearon el tren». Junto a Treceño viajaban aquel día hacia Bélgica jesuitas asturianos como «el padre José María Patac, José Monasterio o los hermanos Scola».
    Al llegar el tren a Hendaya «nos recibió el padre Carvajal, provincial de la Compañía y comisario para toda España en casos especiales como aquél. Me impresionó ver vestido de paisano a un hombre como él, jesuita de los pies a la cabeza. Nos despidió y partimos para Arlón, capital de la provincia de Luxemburgo, en Bélgica».
    «Allí residimos unos días en una casa de ejercicios, hasta que pasamos a un “chateau” en Meerbeke, al sur de Bruselas. El día que llegamos salió la parroquia entera a recibirnos con una cruz en alto, como si recibieran a mártires. Entramos a la Iglesia y el párroco nos dijo: “Por favor, recen ahora el Padrenuestro en castellano, que es la lengua de Santa Teresa”».
    Dos meses después «nos trasladaron a Marquain, también en Bélgica, junto a la frontera francesa y cerca de Lille, o Lila, según su nombre castellano». Treceño estudió «mucho griego y latín, y humanidades en general, y después Filosofía en Marneffe, Lieja. Allí vivíamos en un “chateau” enorme, dentro de un bosque. Pese a todo, aquello era maravilloso»
    Apostilla el cronista:»Nótese, por cierto, a pesar de lo comentado más arriba, qué extraordinaria enseñanza recibían –y transmitían– los jesuitas antes de su desastre definitivo al albur del Vaticano II. Nótese también la sorpresa que producía ver a un jesuita vestido de paisano…»
    El buen historiador jesuita Revuelta al que le tengo perdida la pista tiene escrito: »
    «los jesuitas fueran expulsados de España con cada gobierno liberal, democrático, progresista o republicano». Revuelta señala que «el catálogo de disoluciones contiene las de 1820, 1835 -tras la matanza de frailes-, 1868 y 1931. De haber seguido ese péndulo histórico, durante la transición de 1975 tendrían que habernos disuelto»
    Pues no les expulsaron ni disolvieron por su mudanza de jesuitas ignacanos católicos a arrupitas intercofesiinales interreligiosos y al presente francisquitas-sosaineros.
    Se expulsan y extinguen solos como en Palencia después de 500 años, la ciudad en que se instituyeron por Alfonso VIII el de Las navas y las Huelgas, abuelo de San Fernando III y de San Luis rey de Francia, los primeros Estudios Generales de España, primicia de Universidad, de la que salió nada menos que Santo Domingo de Guzmán del que quiso ser émulo el inconmensurable Ignacio de Loyola.
    Ahora sus retóricamente seguidores prefieren a Lutero y al vaticano II del Ecumkenis interconfesinal interreligioso y se avergüenzan tapándolo del Concilio de Trento solo Católico donde fueron armazón e inteligencia Católica.
    Después de todo está bien que se vayan con interreligiosos deístas y judaizantes hasta quedarse en el mal recuerdo. si cruces de sepultura ni RIP .
    Poio XI los proclamó mártires del Papa, cuando solo había Papa Católico, Apostólico y Romano. Ahora ni se sabe.
    Tengo el honor de haber sido alumno en el año 1938, en san Zoilo de Carrión de los Condes, de aquellos jóvenes jesuitas entusiastas y generosos hasta el extremo recién llegados de Bélgica. Mi gratitud infinita a Dios nuestro Señor por haberme puesto milagrosamente en su camino de personas honradas y cabales y dueñas de sí mismas como católicos incorruptibles. Padres Sánchez Cobaleda, Cuende, Abarquero, Morán , Concha, Victorino Diez o el matemático Ibáñez… gente admirable entregada en cuerpo y alma a Jesucristo y tanto cuanto a los demás. ¡Benditos seáis!.Gracias.

  2. JESUITAS Y DISCERNIMIENTO

    El general Sosa remite una nueva carta a los jesuitas -esta vez sobre el discernimiento- en la que detalla los elementos de la búsqueda compartida de la voluntad de Dios. Aunque no todo es motivo de discernimiento, advirtiendo a los jesuitas sobre «falsos discernimientos en común que solo buscan revestir de lenguaje ignacianamente correcto decisiones tomadas previamente con criterios del propio grupo».

    Así, a lo largo del texto, el general Sosa desgrana con precisión los elementos correctos para la práctica del discernimiento común. Eso sí, poniendo toda la confianza de los jesuitas en Dios, quien «nos llama a compartir esta misión de servicio a la reconciliación y la justicia del evangelio, en nuestras comunidades y obras».

    https://infosj.es/component/jdownloads/finish/12-curia-general/1647-carta-sobre-el-discernimiento-en-comun?Itemid=0

  3. Que se extingan y desaparezcan en Palencia y, sobe todo en el Vaticano estos traidores a San Ignacio de Loyola y a nuesro Señor. Y de paso que el ínclito obispillo Manoluco, el enterrador de la diócesis, se largue para evitar el aniquilamiento total del cristianismo en esta tierra, antaño vivero de miles de sacerdotes y religiosos. Manoluco persigue a los sacerdotes católicos, creyentes y entusiastas y solo permite a mediocres, descreidos, marxistas e inmorales ocupar y seguir en sus puestos. Eso sí, Manoluco amenaza a los que lean este blog, donde se le cantan las cuarenta .

  4. En la casa de mi santa abuela (que en Gloria esté), que nació y murió en la Montaña Palentina, siempre había un ejemplar de «El Promotor de la devoción a la Sagrada Familia», una modesta revistita escrita por la Compañía en Palencia. Me dijo que a ella la había suscrito su padre, y desde entonces también yo me suscribí, para seguir la tradición familiar.
    De hace unos años para acá, de ser una modesta revistilla piadosa para acrecentar la fe de las gentes sencillas, se ha convertido, en la mitad de sus páginas, en un panfleto pseudocomunista-zen-budista de la Teología de la Liberación. No me doy de baja por guardar esa tradición familiar y porque espero que, al igual que pasan las mareas negras, pase esta generación maldita de jesuitas, y El Promotor vuelva a ser una revista plenamente católica.
    Una anécdota final: a un joven cura palentino oí uno de los chascarrillos más ciertos: «Eres más falso que un jesuita».

  5. Lo peor son los planes del obispo Manoluco para esa iglesia jesuita: convertirla en museo diocesano. Escuece que, con la de los dominicos, sea la más frecuentada de la ciudad. Y los dominicos tampoco se salvan, en proyecto tienen desde el obispado, el obligarles a una fuerte reducción de misas. La feligrsía parece que se escapa de las parroquias a los conventos… ¿Pasará algo en esa ciudad castellana???

  6. Los jesuitas dejarán un templo gótico y una casa neogótica

    Imagino que casa la que actualmente ocupan los pocos jesuitas que quedan en Palencia -propiedad de la compañía- será destinada sin demora a la acogida de refugiados, siguiendo los deseos formulados por el papa jesuita en septiembre de 2013: «los conventos vacíos no deben servir a la Iglesia para transformarlos en alojamientos y ganar dinero», manifestó Bergoglio en unas declaraciones que fueron ampliamente difundidas por los medios de comunicación.

    A no ser que prefieran pegar un pelotazo inmobiliario como en Bilbao, donde vendieron por 4.600.000 € la residencia, -justo enfrente mismo de El Corte Inglés- que se quedó vacía por falta de jesuitas para, que convertirla en un hotel de lujo, en vez de acoger a un nutrido grupo de infelices refugiados que se han jugado la vida en pro de un futuro mejor en nuestro país…

    http://www.elnortedecastilla.es/palencia/jesuitas-dejaran-templo-20170927115416-nt.html

  7. Luis Martín García, supongo que se refiere a él, era burgalés, de Melgar, no palentino. Adolfo Nicolás sí es palentino, de Villamuriel de Cerrato.

  8. Espero y deseo que se vayan también de Roma y el vaticano en muy poco tiempo. Su afán demoledor se merece una extinción a tiempo, pero morirán matando.

  9. Dios Nuestro Señor,va extinguiendo a los lobos.
    Sin palo,sin piedra,y sin escopeta…
    Al respecto,siempre que esto pasa,me viene a la memoria un poema del eximio Charles Baudelaire,descriptivo de un gran teólogo que,tan ensoberbecido,llegó a decirle a Dios:Tú eres lo que mi sabiduría quiere que sea!.Al punto,aquel fatuo canalla enloqueció,y acabo en las aceras de la calle siendo la irrisión de los chiquillos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *