PUBLICIDAD

Más del Sin Grelos

|

Ver las imágenes de origen

Un amable lector me envía esto:

«Los grelos poseen una serie de compuestos entre los que destacan antioxidantes naturales como las vitaminas A,C,E,K, flavonoides, ácidos hidroxicinámicos, minerales esenciales, y especialmente glucosinolatos. Concretamente, los glucosinolatos, que son los que me interesa citar aquí, son compuestos fitoquímicos (nitrógeno-azufrados) que se degradan fácilmente por la luz, enzimas, calor, etc. Curiosamente éstos por sí mismos en estado intacto no son los que producen los efectos beneficiosos para la salud, sino su degradación. Es decir, para aprovechar sus propiedades tienen que sufrir un proceso enzimático; la enzima que realiza esta operación se llama mirosinasa, y es la responsable de degradar y producir tiocianatos, isotiocianatos, oxazolidinas y nitrilos, los cuales sí son compuestos con propiedades bioactivas, y los que imprimen además el sabor característico de estos alimentos, como es la acidez de los grelos»

Como es la primera vez en mi ya larga vida que me encuentro con flavonoides, hidrooxicinámicos o glucosinolatos, en esto no puedo acudir a Don Antonio Lasierra sino a Atarazanas, no puedo saber si se trata de una broma del lector o de virtudes de los grelos.

Si fuera esto último hay que ver de lo  que se priva el Sin Grelos. Tal vez sea eso lo que le manifiesta así degradándole la salud. La mental evidentemente.

Mi mujer, que también desconoce esas virtudes, de existir, me mantiene grelado y más ahora que pueden conseguirse todo el año, los últimos en un restaurante, este agosto en Carretas, de Santiago, en inmejorable compañía.

Pues que se haga ver el Sin Grelos si es esa carencia la que le mantiene en ese estado de idiocia.

2 comentarios en “Más del Sin Grelos
  1. Lo que no dice su amable y erudito lector es que los grelos son la parte aérea de los nabos. Que tiene su cierto truco la recolección pues son como las siete y media, si no llegas, no están buenos y si te pasas, es peor, por mucho que los cuezas, no se pueden comer.

    Pues parece que msr Singrelos, se ha quedado en la otra parte de la planta. Lo que dije el otro día, haciendo méritos para que no nombren cardenal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *