Mas «celo» policial: Ahora en San Fernando de Henares

|

Ver las imágenes de origen

Me envían la siguiente comunicación de su párroco:

Buenas, soy Miguel Ángel Nieto, párroco de Santos Juan y Pablo en San Fernando de Henares.

<
Paso a relatar los hechos que han ocurrido esta tarde en la parroquia, lunes de Pascua, a 13 de marzo de 2020.
ACABAN DE HACERME LO MISMO QUE AL OBISPADO DE GRANADA.
DOS AGENTES DE LA POLICÍA NACIONAL HAN ENTRADO EN LA IGLESIA, EN MISA DE 19:30h, SERIAN LAS 19:45h Y ESTABa TERNINANDO LA LITURGIA DE LA PALABRA. HAN ENTRADO EN EL TEMPLO Y NOS HAN INVITADO A DESALOJARLO O NOS SANCIONABAN. ÉRAMOS SÓLO 5 FELIGRESES Y EL CURA,  POR LO QUE SE CUMPLÍAN LAS  DISTANCIAS DE SEGURIDAD SOBRADAMENTE.
POR MAS QUE LES HE MOSTRADO LO QUE DICE EL ARTICULO 11 DEL DECRETO DE ALARMA Y LOS FELIGRESES HAN MOSTRADO TODOS EL PAPEL DEL OBISPADO QUE NOS INVITARON A REPARTIR COMO SALVO CONDUCTO HACIA LA POLICÍA, ME HAN DICHO QUE SI NO SUSPENDÍA LA MISA, NOS SANCIONABAN.
Pues  impresentable, y posiblemente delictivo, «celo» policial y también en San  Fernando de henares hay miserables delatores, soplones, chivatos y acusicas. Basura,
DICEN QUE HAN ACUDIDO POR UN REQUERIMIENTO, VAMOS QUE UN VECINO HA DENUNCIADO.
HE HECHO COMO EL OBISPO DE GRANADA, LES HE DADO LA COMUNIÓN Y A CASA.
TRAS HABLAR ESTA NOCHE CON EL OBISPADO, ME HAN DADO LA SIGUIENTE RESPUESTA:
MAÑANA QUE CELEBRE CON NORMALIDAD PERO QUE NO DEJE LAS PUERTAS ABIERTA DE PAR EN PAR NI LAS LUCES QUE DANA LA CALLE ENCENDIDAS. TAMBIÉN QUITAR LAS CAMPANAS QUE ANUNCIAN LA MISA.
EXPLICAR A LOS FELIGRESES QUE LA PUERTA ESTARÁ SIEMPRE «CERRADA» AUNQUE SIN LLAVE PARA QUE PUEDAN PASAR Y LA VUELVAN A DEJAR CERRADA.
LA POLICÍA NO PUEDE ENTRAR EN UN TEMPLO NI PARALIZAR UNA MISA SIN UN REQUERIMIENTO JUDICIAL FIRMADO. HOY HAN COMETIDO ALLANAMIENTO DE MORADA
SI INSISTEN EN DENUNCIAR, QUE DENUNCIEN, SE RECURRE Y ELLOS SERÁN DENUNCIADOS POR PREVARICACIÓN, POR SALTARSE LA LEY.
La cosa se pone divertida. PIDO ORACIÓN
Comentarios
26 comentarios en “Mas «celo» policial: Ahora en San Fernando de Henares
  1. Hasta ahora no he visto que la Guardia Civil actúe así… Por algo será.

    ¿Está llamada la policía nacional a ser la nueva GUARDIA DE ASALTO REPUBLICANA…, sí, aquella que asesinó a CALVO SOTELO…?

    Es una pregunta, nouna afirmación.

    Claro que con el actual mariposo del interior, digo ministro del interior, ya no sé que pensar.

  2. La Predestinación:
    Asimetría del bien y del mal

    Fray Elijah Dubek OP
    15 de Abril de 2020

    Conversación con los calvinistas

    Nota del editor: Ahí va la tercera entrega de una reflexión en cuatro partes sobre el tema de la predestinación.

    A mitad de nuestra conversación, Michael, Gabriel y yo nos volvimos por fin, hacia uno de los elefantes de la sala: La reprobación.
    Si la predestinación en general es la oveja negra de la doctrina cristiana, al hablar de la reprobación nos puede venir a la mente la imagen del hombre del saco.
    Desde la perspectiva del Evangelio de la salvación, es difícil decir que la consideración del plan eterno de Dios incluye la condena de alguien.
    Cristo vino al mundo para salvar a los pecadores, no para dejarlos atrás. ( 1 Tim. 1,15 ). La piedad cristiana formula la pregunta: Si Dios es completamente soberano sobre la creación (como hemos dicho repetidamente), ¿ Porqué algunos no se salvan?

    En este punto, muchos apologistas comenzarán a distinguir entre predestinación «antecedente» y «consecuente.»
    Desafortunadamente, en mis conversaciones con calvinistas de buena formación (como Michael y Gabriel), con luteranos, compañeros católicos u otros cristianos, descubrí que estos términos no siempre tienen un significado coherente y unívoco.

    Los calvinistas hablan de predestinación «doble:» Se refiere a la doctrina de Juan Calvino, y más específicamente, al modo en que la soberanía de Dios se extiende tanto sobre aquéllos a quienes Dios salva como sobre aquéllos que permanecen en pecado (por lo tanto, «doble»).
    Dice por ejemplo, el Reformador: “Dios no sólo previó la caída del primer hombre, y en él la ruina de su posteridad; sino también lo reparó conforme a Su beneplácito.” (Instituta, Libro III, Capítulo 23.7). Con tal declaración, es difícil ver cómo Dios no sería el autor del pecado, aunque Calvino niega con vehemencia tal acusación.

    La predestinación «única» engloba un plan referido exclusivamente a los salvados. Si bien intenta soslayar dificultades obvias, surge una pregunta diferente: ¿Cuál es el plan de Dios para todos los demás? Dejarlos al azar es difícilmente compatible con un Dios soberano o incluso con una filosofía sólida.

    Santo Tomás insiste, como hemos visto, en que la soberanía de Dios es universal y abarca tanto a los justos como a los impíos.
    Sin embargo, la causalidad soberana y trascendente de Dios no es igual para el bien y para el mal. Se trata de un influjo asimétrico.
    Dios positivamente quiere el bien, incluyendo nuestra justificación, santificación y méritos, pero, respecto al pecado, tan sólo lo permite.

    Esto es mucho más que una discusión terminológica. Cuando Dios quiere algo positivamente, lo causa. Cuando permite algo no lo causa. El permiso aquí no significa consentimiento o acuerdo, sino que Dios se niega a evitarlo. Dejame explicártelo.

    Piensa en el automóvil, cuyo motor, a pesar del impecable giro de la llave, no arranca. ¿Cuál es la causa del fracaso? No está en el giro de la llave. Esa acción inicial dentro de la concatenación etiológica, ha funcionado.
    Incluso si pudiera mejorar la técnica de girar la llave, hay una serie de ocausas intermedias necesarias para producir el zumbido saludable del motor. Tal vez falló la bujía, o tal vez el inyector de combustible esté mal instalado.
    Cualquiera de estos fallos es el verdadero culpable. De hecho, el giro de la llave probablemente le dio a la bujía alguna activación. Cualquier chispa que se encendiese, aunque insuficiente para dinamizar el combustible y arrancar el motor, vino del giro de la llave. El giro de la llave produjo un acto fallido, pero no causó su fracaso.

    Respecto al pecado del hombre ocurre algo similar. Dios, como Creador y Soberano, es la causa primera y trascendente de la acción del hombre, pero Dios es perfecto e indefectible.
    Sin embargo, el hombre es más que capaz de ser defectuoso, y eso ocurre por ser una criatura. Cualquier bondad que posea la acción del hombre proviene de Dios, pero si surge cualquier defecto es que la cooperación del hombre falla en algún aspecto.
    Al igual que el impecable giro de la llave no causa en el caso referido, el fracaso de la bujía, el gobierno de Dios permite que actúe nuestro libre albedrío, pero el desorden de un acto es sólo nuestro. ( ST I-II., Q. 79, a. 2, co. ; I., q.49, a.2, ad2 ).

    La diferencia es sutil pero importante. Dado que es el hombre quien introduce el defecto, el hombre, no Dios, es el autor del pecado.
    Dios no empuja a nadie a pecar, pero lo permite al negarse a evitarlo.
    El caso del pecado individual es un microcosmos en orden a comprender la causalidad de la reprobación: Dios permite, pero no causa el desorden del pecado, y debido a que el hombre es culpable, es justamente castigado. ( ST I., q. 23, a. 3, ad2 ).

    Pero, si el mal no es culpa de Dios … ¿Porqué no lo previene? Santo Tomás ofrece varias respuestas, que se reducen a la misma conclusión: Por Su omnipotente sabiduría y bondad Dios es capaz de sacar el bien incluso del mal. ( ST I, q. 2, a. 3, ad 1; q. 48, a. 2, ad 3 ). Es cierto que se trata de una respuesta, que apenas satisface la mente, sin mencionar el corazón.
    Sin embargo, para evitarnos la tentación del cinismo, Dios mostró Su amor por nosotros: Siendo aún pecadores, Cristo vino a salvarnos ( Rom 5, 8 ).

    1. El estado de alarma empieza a ser ALARMANTE a la vista de los abusos policiales. Fin al estado de confinamiento YA.No por dejarnos encerrados pagar el virus. Más prevención ,Más test rápidos,mas mascarillas y guantes y así un largo etc.Mas medios para la sanidad .Nos dejan encerrados en casa o morir por que no tienen medios.En fin…

  3. ENTREVISTA AL PADRE SZIMON HIZYCKI OSB
    ABAD DE LA ABADÍA DE TYCNIEC EN
    POLONIA

    08 de Abril de 2020
    PADRE SZYMON HIŻYCKI OSB:

    La Pascua: Experimentamos el tránsito de la muerte a la vida.

    Éstas serán unas vacaciones especiales, que recordaremos durante mucho tiempo. Tendremos la oportunidad de realizar y experimentar las fiestas de la Pascua como los israelitas, Podremos experimentar por nosotros mismos lo que significa la «Pascua» hebrea, el paso de la muerte a la vida, nos dice el Padre Szymon Hiżycki OSB, abad de Tyniec.

    ¿Qué piensa, Padre, cuando mira un mundo que se ha detenido durante algunas semanas, tanto a nivel social como religioso, a través de restricciones introducidas en la vida social y también en las asambleas litúrgicas?

    Comenzando por lo más importante: La participación en la Eucaristía diaria es un lujo, un regalo al que ninguno de nosotros tiene derecho; es la gracia de Dios que apreciamos cuando la recibimos.
    Pasa algo similar con el acceso a otros sacramentos, porque si faltan, tan sólo nos queda la piedad, y esto es un tema distinto.
    He recibido muchos mensajes de jóvenes a quienes se les ha cancelado el sacramento de confirmación.
    No han recibido aún el don del Espíritu Santo, Hoy, el acceso a los sacramentos es muy limitado, pero también es una oportunidad para apreciar la vida sacramental como un don de Dios.
    Confío en que éste será el momento, en que el hambre de la gracia aumentará en nosotros y apreciaremos los dones de Dios; extrañaremos aún más a Dios, el sacramento de la penitencia y la Eucaristía con la que nos alimenta.

    También creo que se trata de un momento difícil para muchas personas, especialmente para las familias: Encerrados, a menudo en un espacio pequeño, con hijos pequeños y adolescentes … En tales circunstancias, las restricciones para salir son cada vez más onerosas.
    Puede ser muy difícil, especialmente cuando los asuntos familiares no acaban de resolverse, donde hay conflictos; es un momento de prueba, porque… ¿Dónde puedes canalizar todas estas emociones, agresiones…?
    Los que trabajan en servicios considerados esenciales, experimentan dilemas de un tipo diferente, tratan de atender a los turistas que en estas circunstancias están ausentes, Tienen que mantener a sus familias, pagar facturas y préstamos.
    El mundo entero se ha detenido y no se sabe cuándo terminará esta situación. ¿Será posible reconstruir lo que perdieron? Una gran pregunta sobre el futuro, pero también sobre cómo proporcionar un medio de vida para la familia.

    En este momento, también pienso en los ancianos. Si alguien tiene 80 o 90 años, cada mes de encierro en casa, sin contacto con otros, es una gran brecha en su biografía.
    Si alguien es joven y tiene una perspectiva de varias decenas de años por delante, entonces de alguna manera sobrevivirá. Las personas mayores también pueden sentirse paralizadas por el miedo y eso influye negativamente.
    Esta situación es un gran desafío social y religioso para todos nosotros. Y más, porque cayó sobre nosotros inesperadamente.
    Creo que nos ha mostrado a todos, empezando por el gobierno, lo dependientes que somos. Desde la Segunda Guerra Mundial no ha habido un momento en la historia en el que el mundo entero se detuviese. Creo que nadie puede decir hoy cuáles serán las consecuencias, cuándo y cómo saldremos de eso.

    Sin embargo, también se deben apreciar todas las actividades prosociales. Es muy hermoso ver a la gente organizarse para cuidar a los demás, a los ancianos o a quienes asumen la responsabilidad en la lucha por la vida y la salud de los demás: médicos, servicios de enfermería y de orden.
    El movimiento social muestra que hay una profunda solidaridad dentro de nosotros, que queremos cuidarnos unos a otros. No se pueden ver actitudes extremadamente egoístas.

    Esta situación saca de nosotros lo bueno y lo malo. Es posible observar la coexistencia de esa dualidad de la vida.

    No tengo ningún consejo porque cada cual siente esa situación de manera diferente. Intento hablar con personas concretas en la medida en que lo piden y lo necesitan.
    Estoy con ellos el tiempo que precisen, asumiendo el estrés o la ansiedad que llevan encima y les ofrezco los sacramentos. Finalmente, les digo que todo está en manos de Dios.

    Padre puede confesarme un momento?

    Sí. Si alguien tiene esa necesidad, puede llamarme o escribir un correo electrónico. Envié mensajes de texto a todos mis amigos de Tyniec y Cracovia, diciéndoles que estoy disponible; si quieren confesar o recibir la Sagrada Comunión, les invito a ello.

    ¿Cómo trabajan el monasterio y los Monjes de Tyniec durante esta epidemia?

    Nada ha cambiado en nuestro plan de vida: Todo sigue como antes de la epidemia. La única diferencia es que hay un número limitado de personas en el templo.
    Además, estamos de guardia en la capilla de Opatówka los domingos, por si alguien quiere confesar o recibir la Sagrada Comunión.
    Además, realizamos todos los demás trabajos como antes. La hospedería está cerrada, por lo que no tenemos los retiros programados para este tiempo, pero los grabamos y publicamos en Internet para compartir con la gente lo que estaba preparado para ellos en ese momento.

    La hospedería ayuda al sostenimiento de la abadía …

    Tenemos fondos asegurados con subsidios para todas las obras que llevamos a cabo en la abadía. Sin embargo, una cosa es mantener el monasterio y otra poder pagar el salario a nuestros empleados. La epidemia ha causado aquí una fuerte depresión financiera.

    Mi padre pidió ayuda para Tyniec. ¿Qué respuesta encontró?

    Estoy edificado y abrumado por la actitud de las personas que nos han apoyado a pesar de que esta difícil situación afecta a todos.
    Creo que mucha gente entiende que Tyniec es un lugar simbólico y emblemático de la historia de nuestra Patria.
    No hay muchos centros en nuestro país que hayan mantenido durante un milenio casi ininterrumpido, la misión para la que fueron creados.
    Tyniec participó en todas las vicisitudes de la vida de nuestra nación: Fue incendiado siete veces, sufrimos a todos los invasores y las tres reparticiones, pero siempre hubo monjes que regresaron a Tyniec y lo reconstruyeron.
    Es un lugar pacífico, un lugar propicio para la paz psíquica y espiritual, hay trabajo físico duro, pero también trabajo intelectual y pastoral: Todo un símbolo de la nación. Tratamos de ser buenos anfitriones, que se vuelcan en sus huéspedes, para que recuerden constantemente a todos polacos lo importante que es en la vida la idea de San Benito: «Reza y trabaja.»
    Creo que muchas personas quieren que Tyniec persista y siga siendo un referente de la nación. Es un lugar donde puedes venir y encontrar una relación contigo mismo y con Dios. Esto es bueno para todos nosotros.

    Nos acercamos a los días más importantes para los cristianos: El Triduo Pascual y la Pascua. ¿Cómo vivir esta vez en estas nuevas circunstancias?

    Estas serán unas vacaciones especiales, que recordaremos durante mucho tiempo. Pero creo que tendremos la oportunidad de realizar y experimentar las fiestas, como los israelitas en la primera Pascua. Todos estaban encerrados en sus hogares, y el ángel exterminador caminaba fuera de casa en casa. Quienquiera que saliese se arriesgaba a morir.
    Así es como describe el libro de Éxodo el rito pascual que los israelitas realizan hasta el día de hoy.
    Podremos experimentar de primera mano lo que significa la «Pascua» hebrea: El tránsito de la muerte a la vida. La situación epidémica nos muestra cuán cerca estamos de la muerte. Podemos experimentar lo que significa que Dios es el Salvador que viene y nos saca del mal, de lo que trae la destrucción.
    Puede ser un momento de gran súplica a Dios para que nos libere de nuestros diversos apegos y pecados. Puede ser una verdadera Pascua para todos nosotros, y para el clero y los laicos, un momento para comprender que Dios es lo más importante, no nuestros planes y deseos, sino Dios.
    Recurramos a Él para que la Pasión de Nuestro Salvador nos libere de este mal. Puede ser un momento de mucha e intensa oración, invocando a Dios y anhelando Su presencia reconfortante.

  4. En varios pueblos de la Diócesis de Córdoba han sucedido casos parecidos, Pedroche, Rute, Puente Genil….
    Allí, representantes del Obispado han llamado a los respectivos alcaldes e incluso han acudido a la Subdelegación del Gobierno, recordando lo estipulado en el punto 11 de las disposiciones del Estado de alarma.
    El Alcalde de Rute, por ejemplo, dijo no estar en conocimiento de lo que hacían sus policías municipales, pero desde entonces, no han vuelto a molestar.
    En la Diócesis de Córdoba, siguen las Iglesias abiertas y pueden asistir a las celebraciones aquellos fieles que respetando las normas establecidas; desean poder alimentarse con el Pan de la Vida.
    Recordemos aquel pasaje del Evangelio, previo a la multiplicación de los panes y los peces, cuando dijo a sus discípulos: «Dadles vosotros de comer…»
    Esa es la misión que continúan los sacerdotes, darle el alimento divino a sus fieles.

  5. Tiene delito que permitan ir a comprar tabaco y el periódico, o a pasear al perro, que no figuran explícitamente en el decreto como causas para poder circular, y no permitan hacerlo para ir a misa, que, aunque tampoco figura, es obligado considerarlo como amparado por los apartados que hablan de causa de fuerza mayor o situación de necesidad, y análogas, puesto que en el artículo 11 se autoriza las celebraciones religiosas con las debidas precauciones. Sólo para las ceremonias fúnebres, el ministro de sanidad, como una de las autoridades competentes delegadas del estado de alarma, ha dictado una norma que limita la asistencia a tres familiares o allegados.

  6. Cuando me sacaron de Misa, la cosa estaba clara, un comisario político, que ya el domingo anterior nos afeó nuestra conducta, se ve que denunció. Si hubiera estado la puerta cerrada, no hubiera habido nada, pero no me parece que la puerta de la iglesia deba estar cerrada mientras la Misa, no estamos en las catacumbas ¿o sí?

    Aquello, salvo que nos dejaron sin Misa, se olvidó y supongo que todos los demás casos se olvidarán, por la cuenta que les tiene, ya que si van adelante las denuncias, se les puede denunciar a ellos por varios delitos, mucho más graves que saltarse presuntamente el confinamiento.

    Se trata de aterrorizar, según el sistema comunista. Nada nuevo bajo el sol, pero que molesta.

    El otro día comenté lo de las sepulturas. Tenía entendido que era obligatoria la incineración, de ahí la acumulación de difuntos, esperando turno en los crematorios. pero me contestó un amable sacerdote diciendo que él había oficiado dos entierros en nicho.

    Aquí caben varias posibilidades:

    1 que yo entendí mal la noticia sobre al obligatoriedad de incineración, pero entonces no se entiende la acumulación en los pabellones de hielo.

    2 Que según donde, se hace lo que se puede. Supongo que en un pueblo es muy complicado incinerar.

    3 Que el gobierno, fiel a su costumbre no sabe lo que dice y unas veces dice una cosa y otras otra.

    4 Que el amable sacerdote era un trol y dijo aquello por meter lío.

    De todas formas no tiene mucha importancia lo que nosotros pensemos y digamos porque el gobierno hará lo que le de la gana, como de costumbre.

    1. En muchos pueblos de Navarra se han hecho entierros en tierra, nada de incineración. Se les lleva al cementerio, se reza el responso como Dios manda y hasta que nos volvamos a ver o como se decía antaño en euskera… Egun handirarte!

  7. De LifesiteNews 09 de Abril de 2020

    ¿Por qué los obispos intentan parecerse más al César que el mismo César?
    09 de abril de 2020 ( LifeSiteNews ) –
    En tiempos de desastre en Estados Unidos, la autoridad pública siempre ha pedido a Dios que venga en ayuda de la nación. La invocación es a un Dios vago. Nuestro consenso religioso reconoce se trata sólo al «Dios de la naturaleza» sin entrar en detalles.

    Adiferencia de la Europa secularizada, Norteamérica siempre ha favorecido la religión como un medio para garantizar las bendiciones materiales y espirituales de Dios sobre la tierra. Por lo tanto, la religión se considera una parte esencial de la vida estadounidense.
    Nuestra larga tradición cristiana permite este ligero homenaje de César a Dios, siempre y cuando no haya una Iglesia Estatal, que esté formalmente establecida. Incluso el presidente más liberal debe pedir que Dios bendiga a Estados Unidos.

    Excluyendo a Dios de esta crisis
    La crisis del coronavirus es el primer desastre importante en Estados Unidos en el que Dios ha sido excluido en gran medida de esta situación. Esto es muy preocupante. Dios ya no se considera esencial.
    Los mandatarios públicas todavía mencionan a Dios en los discursos. Sin embargo, muchos funcionarios seculares, los científicos y los medios de comunicación que han tomado el control de la crisis, están actuando como si Dios no existiera.

    Nadie discute el derecho del César a emitir restricciones para salvaguardar el bien común. La parte más desconcertante de este drama es que muchos fieles están equivocadamente convencidos de que la Iglesia debe quedarse a un lado porque el César lo ha ordenado.

    Un detalle extraño en esa historia es que en muchas partes del país, el César no lo ha ordenado. Sin embargo, todos los obispos compiten para ver quién puede ser más César que el César, al restringirse a sí mismos de participar activamente en la solución de la crisis.

    Disposiciones estatales generosas

    De hecho, muchas de las directrices estatales y medidas de emergencia actuales, reflejan el consenso estadounidense tradicional que considera esencial la religión.
    Según esta lógica, quienes participan en el culto religioso están al menos en pie de igualdad con los que van al supermercado Walmart para comprar alimentos.

    Mientras los fieles observen las mismas pautas de salud y distanciamiento que los compradores de supermercados, son libres de orar por la nación y pedir la bendición de Dios.
    De hecho, se les anima a hacerlo. El bienestar espiritual de los ciudadanos siempre se ha considerado tan importante como su bienestar material.

    Por lo tanto, diecisiete estados han emitido directrices de emergencia sobre el coronavirus, incluidas las órdenes de cierre, que permiten a la Iglesia mantener servicios limitados.
    Otros siete tienen directrices más restrictivas que permitirían al menos la administración de los sacramentos si se realiza de manera creativa.

    Órdenes estatales que permiten la adoración
    En el primer grupo de 17 estados, las disposiciones del César son generosas. Permiten servicios de adoración con restricciones razonables. Sorprendentemente, muchas de estas reglas provienen de estados liberales y gobernadores demócratas.

    Tomemos, por ejemplo, el estado de Connecticut. La Sección 1 de la orden del gobernador establece restricciones sobre actividades no esenciales, «excepto que las reuniones religiosas, espirituales o de adoración no estarán sujetas a tales restricciones, y en cambio permanecerán sujetas a la prohibición de reuniones de 50 o más personas, siempre que empleen medidas de distanciamiento razonables y apropiadas.»

    La Orden ejecutiva 107 del gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, en la Sección 2 permite «abandonar el hogar por una razón educativa, religiosa o política». Estipula que «los individuos deben practicar el distanciamiento social» y limita las reuniones a menos de 50.

    El estado de Kansas también es generoso, enumera los servicios de la iglesia como una «actividad esencial.» A los fieles se les permite «realizar o asistir a servicios o actividades religiosas». La orden del gobernador reemplaza cualquier orden local de quedarse en casa.

    Existen concesiones similares en Arizona, Florida, Iowa, Luisiana, Nuevo México, Dakota del Norte, Ohio, Oregón, Pensilvania, Dakota del Sur, Tennessee, Texas, Virginia Occidental y Wyoming. Otros estados tienen normas religiosas más rígidos, lo que permite menos de diez personas presentes. Por lo tanto, éstos no podrían clasificarse como servicios públicos, incluso si algunos estados, para aliviar estas directrices, cuentan a todos los miembros de un hogar como una sola persona.

    Cumplimiento de patrón único para todos
    Ante disposiciones tan generosas, es difícil entender el apagón sacramental que ahora reina ominosamente en el país.

    En general, es el estado burocrático el que emite pautas brutales de patrón único a las que los ciudadanos intentan adaptarse. Sin embargo, en este caso, los diferentes estados han presentado un mosaico orgánico de disposiciones de emergencia que permiten en gran medida la práctica religiosa. Y, sin embargo, la Iglesia Católica ha respondido con una política única para todos; Suprimir todos los servicios públicos de culto y misas en los Estados Unidos.
    Algunas diócesis incluso han ido más allá al imponer severas limitaciones a los sacramentos del bautismo, la confesión, la sagrada comunión y la extremaunción.
    Incluso las capillas de adoración que implican poco contacto humano, están cerradas en muchas diócesis.

    Muchos católicos están consternados por la política inflexible y uniforme de la Iglesia. Han sido acusados ​​de querer violar la ley y poner en peligro la salud pública. Los medios han hecho mucho para retratar a tales estadounidenses como descontentos intransigentes.

    Un bloqueo sacramental draconiano
    Sin embargo, estos católicos sólo piden la aplicación estricta de la ley. Están dispuestos a hacer todo lo posible para facilitar el distanciamiento y las pautas de seguridad emitidas por los funcionarios estatales. Dichos miembros no ponen en peligro la salud pública, pero son sus entusiastas partidarios.

    No pueden entender por qué los obispos católicos van más allá de la ley para ser más César que el César. El bloqueo sacramental draconiano no se requiere en muchos estados.
    Estas autoridades estatales no se parecen a César, sino a Constantino. Facilitan el sustento sacramental en este momento de prueba y de crisis.
    No tiene sentido negar los sacramentos cuando más se necesitan. Los párrocos imaginativos, que han encontrado formas de servir a su grey, a menudo temen a sus obispos mucho más que a sus gobernadores.

    Una pérdida de fe

    El verdadero problema es la negación del papel de la Iglesia como esencial. Nuestra cultura secularista ha sustituido a Dios por el gobierno como único poder. Ha elevado el disfrute de la vida (aborto incluido) al nivel de un sacramento.
    Los peores negadores son los que están dentro de la Iglesia. La religión se ha diluido y secularizado tanto que muchos fieles ya no ven a la Iglesia como esencial.
    Muchos funcionarios de la Iglesia han perdido la noción de la salvación de las almas como el elemento central de su misión.
    No ven que la mejor manera de ayudar al bienestar material de la nación en tiempos de crisis es cuidar el bienestar espiritual de los fieles, especialmente a través de los sacramentos. La trágica situación refleja una pérdida de fe en el poder de Dios y de Su Santísima Madre para actuar y ayudar a los fieles que actúan con prudencia y celo para honrarlo.

    El César se ofreció a darle a Dios lo que es de Dios, pero no es el momento de superar al César.

  8. Pues denuncia al canto ,! Por allanamiento de morada , persecución religiosa e irresponsabilidad manifiesta de esos policías y su jefe por saltarse lo que específica el decreto de alarma y actuar a lo burro intimidando al cura y a los feligreses.A golpe de denuncia acabarán aprendiendo .Esos lumbreras todavía no saben distinguir un estado de alarma de un estado de excepción

  9. Dudo mucho que la policía nacional actue por cuenta propia.
    Más bien parece que serán órdenes emanadas de su dirección general, o de los delegados y subdelegados del gobierno, o incluso del propio ministro del interior.
    Habría que saber quien da la orden, Y DENUNCIARLE, PARA QUE SE INVESTIGUEN LOS HECHOS.
    No queda otra.
    Al fin y al cabo, SEGUIMOS VIVIENDO EN UN ESTADO DE DERECHO…, aunque vayamos camino de un estado de desecho, y a gran velocidad.

  10. no es obligación de una autoridad hacer cumplir la ley? o hay que hacer cumplir la voluntad caprichosa de un jefe? estos agentes no cumplen, acatan las veleidades de un superior caprichoso y mal intencionado anticlerical. en cuanto, al soplón de turno ese es un fariseo histórico. están ocurriendo muchas miserias actualmente. se parece mucho a los soplagaitas de la republica con sus denuncias de curas.

  11. Por cierto, D. Francisco, por casualidad no le suena a Ud. Que el Obispado de Alcalá les pide a sus sacerdotes que mientan delante del pueblo y/o las autoridades según lo narrado por este venerable y entregado párroco. No tiene nada que decirle al Obispo u Obispado porque a su buen amigo Zornoza sí se lo dijo. O no es lo mismo??

  12. Lo más lamentable de todo es que en un estado de alarma no se pueden limitar derechos fundamentales, salvo el de circulación en casos muy concretos. Espero que los tribunales lleguen hasta el final, aunque, salvo la Asociación Abogados Cristianos, nadie en la Iglesia se está ocupando de denunciarlo.

  13. …..esta policía va pareciéndose a la de Stalin….o la de Largo Caballero y Negrín.

    Ánimo, y a ser valientes. La próxima vez… a responderles en sueco….. Tienes nuestras oraciones y sacrificios.

  14. «ELLOS SERÁN DENUNCIADOS POR PREVARICACIÓN, POR SALTARSE LA LEY.»

    Ya, claro. Me lo creeré cuando vea que los obispados han puesto la correspondiente denuncia, mientras tanto seguiré pensando que la conferencia episcopal está llena de cobardes que han renunciado a sus obligaciones.

    1. Eso ya quedó claro con:
      * La profanación de la tumba del Caudillo.
      * La profanación de una Basílica de la Iglesia Católica, nada menos.
      * Y ahora con OMELLA, tan amigo del gobierno y de los separatistas catalanes, la situaicón será igual, O PEOR.
      UNA IGLESIA QUE ES INCAPAZ DE DEFENDER SUS DERECHOS, POR COBARDÍA O CONVENIENCIA, TIENE MUY ESCASO FUTURO, POR NO DECIR NINGUNO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *