PUBLICIDAD

Los seminaristas de Urgel

|

Como no los hay catalanes tienen que recurrir a América o cerrar.

Para un obispo tan catalanista como Vives tiene que ser duro traer a seminaristas que ni aman a Cataluña ni se expresan en catalán.

Y de lo del cura de Tremp estábamos perfectamente informados. Ya no está en Tremp. Aunque no vamos a descender a detalles. Que también los conocemos. Y tampoco son gratos para el copríncipe.

 

 

Comentarios
17 comentarios en “Los seminaristas de Urgel
  1. Abominable comentario. Usa la ironía para ser racista. ¿Por qué juzgar a alguien que está dando su vida al servicio de Dios sólo porque es extranjero? El señor Cigoña debería tener más cuidado al permitir este tipo de comentarios que quitan la belleza del blog. No es la primera vez que veo comentarios racistas o xenófobos por aquí…

    1. Hay una solución para tu problema. Bueno, en primer lugar, donde ves el comentario, racista? Xenófobo? Yo no lo veo por ninguna parte. Y segundo, si tanto te molestan los comentarios que se hacen aquí, eres muy libre de no mirar esta pagina, ni sus comentarios. Gracias a Dios, la solución es bastante fácil y tiene remedio. Saludos.

  2. Llevan años haciendo experimentos con colombianos, filipinos, ceilandeses…….y no ha salido ni uno solo bien, pero siguen insistiendo. Por eso da mucho que pensar

    1. Tampoco lo sé; pero el pasado 3 de octubre retwitteó lo siguiente:

      Mn. Emili Villegas Artacho retwitteó
      literland
      @literlandweb1
      https://twitter.com/literlandweb1/status/1576924196621647872
      ·
      3 oct.
      «Construye sobre los fracasos. Los usas como una piedra angular. Cierra la puerta al pasado. No intentes olvidar los errores, pero no te quedes fijado en ellos. No les permitas tener nada de tu energía, o de tu tiempo, o de tu espacio».
      Johnny Cash

      https://twitter.com/emilivillegas

  3. Un seminarista o sacerdote llegado de fuera de Cataluña puede amar Cataluña y expresarse en catalán, de hecho lo hacen así muchos, y ha sido así hace siglos.
    También muchos catalanes han ido como misioneros de Cristo a lugares lejanos, han amado esos lugares y las lenguas que usan allá.
    Eso es normal en la Iglesia Católica, porque el Evangelio llega a todos los lugares y todas las lenguas.
    Otra cosa es que Urgel no sólo esté más o menos descristianizada, sino envejecida, como toda la España rural. Si hay pocos varones jóvenes, pocos de ellos serán católicos, y menos aún seminaristas.

    1. Totalmente de acuerdo, por eso mismo. Cómo bien ha dicho el articulista, el obispo de Urgell, Mons. Vives, nunca ha creído esto. El siempre ha querido las vocaciones nativas catalanas, despreciando a las demás. Hasta que no ha tenido más remedio y ha tenido que comulgar con ruedas de molinos….

  4. Todos estos remiendos demuestran que hay que ir al Seminario Online. Estudiar la Teología por Internet en el Seminario edificio sin desplazarse a la metrópoli. Y también o simultáneamente otros muchos estudiar Teología desde casa, del hogar, de la parroquia… manteniendo cierta relación con el rector del Seminario.

    1. La formación de cualquier Seminario es mucho más que lo académico: es lo espiritual, es lo humano, es lo pastoral, es lo comunitario… Esta propuesta suya no es adecuada.

      1. sí es adecuada, he dicho desde el seminario edificio, pero también es adecuado desde fuera del edificio, en casa, etc. Los seminaristas serán curas y vivirá solos, tienen que acostumbrarse a vivir solos, comer. lavar ropa, organizar horarios d emissa, oraión, etc. En el seminario te lo dan todo hecho y luego en las vacaciones se olvidan los buenos hábitos. Además es mucho más económico.

        1. Creo que no es adecuada la soledad en la formación de un sacerdote, porque está destinado a vivir en medio del rebaño. Es más, muchas conductas desarregladas o desordenadas que redundan es escándalo para los fieles y la sociedad se revelarían probablemente en los compases iniciales del contacto con los compañeros de seminario y feligreses, por lo que se evitaría seguir en la formación a quien carece de verdadera vocación o esta flaqueara con la primera dificultad. También por eso estimo aconsejable la colaboración permanente -y no ocasional, como hasta ahora, en los pocos casos en que se da- del seminarista con las parroquias de la diócesis.

  5. Es paradójico que durante muchos, años el Arzobispo-obispo de Urgel haya sido el presidente de la Comisión Episcopal de Seminarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *