PUBLICIDAD

Los salesianos se van de Zamora

Comentarios
7 comentarios en “Los salesianos se van de Zamora
  1. «Después de una fecunda labor», dicen ellos mismos de ellos mismos. O sea: tan «fecunda» que tienen que cerrar e irse, a los 75 años de llegar. Y lo digo con dolor, porque es una parte de la Iglesia, que se va desmoronando: la ROCA se ha convertido en pura arenilla…

  2. Los salesianos, con los jesuitas, dominicos, benedictinos, franciscanos y otros son órdenes decadentes condenadas a la extinción. Jesús barre su Casa de operadores perniciosos y prevaricadores… Y hace bien…

  3. Esta salida no es una más.
    La foto que ilustra el post es la fachada de la Iglesia de María Auxiliadora, hoy parroquia, pero allá por 1953 erigida como capilla de la Universidad Laboral de Zamora.
    Para muchos de mi generación, (tengo 54), que conocimos los últimos años del franquismo, la Universidad Laboral era conocida como la «Universidad para los hijos de los obreros». La de Zamora fue la primera de muchas, erigidas generalmente en capitales de provincia. La labor social que se hizo desde éstas instituciones fue ingente y contribuyó a cambiar la sociedad española, que se convirtió en pocas décadas en una potencia industrial y económica, partiendo de la situación de miseria y precariedad de la posguerra.
    Franco y sus gobiernos era conscientes de las causas de la Guerra Civil. Y se propusieron combatir la miseria, la desigualdad social, la lucha de clases… lo que hay que reconocer consiguieron en gran medida, con la creación de una inmensa «clase media» que disfrutó de un nivel de vida – relativo en términos de hace cinco décadas – que ya querrían muchos jóvenes de hoy en España.
    Lo primero que hizo la Democracia y sus gobiernos al respecto fue cambiar el nombre de las «Universidades Laborales», no fuera que alguien fuera calificado de «nostálgico» ó de «retrógrado». No fuera que alguien pudiera acusarles de continuar la obra social del franquismo.
    Los Salesianos de hicieron cargo de la atención de la Universidad Laboral de Zamora.
    Hoy, reconociendo un proceso de decadencia paralelo al de la vitalidad – y la religiosidad – de sociedad española, abandonan la plaza.
    Triste. Un paso más en el proceso implacable de encogimiento, reducción, minimización de la presencia eclesial en la sociedad.
    Como dice Ratzinger, la Iglesia del futuro será pequeña, pobre, libre… Dios lo quiera y nosotros podamos contribuir a pasar el testigo vivo a la siguiente generación.

  4. Humanamente hablando, esto no tiene solución. Si no volvemos nuestros ojos a Dios, si no hay una conversión sincera y profunda por parte de cada uno y si no clamamos al Señor para que envíe operarios a su mies, estaremos, tocando el violón y perdiendo el tiempo. Cuida, Señor Jesús tus campos de sembradura, y bajo la mirada amorosa y protectora de Tu Santa Madre, y Madre nuestra, envíanos santos y muchos sembradores. Señor, ¿No te importa que nos hundamos? ¿ No te damos compasión ?. Jesús bueno, necesitamos sacerdotes, porque solo ellos, nos pueden darte a Ti, presente y vivo en el Santísimo Sacramento. Señor, te necesitamos y te queremos: Necesitamos sacerdotes: Tu solo, nos los puedes dar. Bendito seas bendito seas.

  5. Primero dejan los pueblos; después, las ciudades no capitales; luego, las capitales de provincia menos pobladas; el paso final, el abandono de las ciudades grandes y la reclusión en asilos de los que queden. Los sale-sianos están que se «salen» de la Iglesia (las palabras las carga el diablo).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *