PUBLICIDAD

Los orígenes históricos de lo que hoy ocurre en Cataluña. La falsificación del 11 de septiembre

|

cantero

Estanislao Cantero y yo acabamos de publicar un libro sobe ese mito, históricamente sin la menor base, que hay tiene secuestrada a buena parte de la opinión catalana sin duda por su supina ignorancia de lo que fue aquello.

El libro apareció hace unos meses, bien escasos, y no lo traje al Blog por no ser de temática religiosa sino histórica y con consecuencias políticas. Tal vez por un exceso de delicadeza con los lectores porque en el siglo XVIII español la religión era omnipresente y haberse tragado el mito ahistórico ha condicionado gravísimamente a la Iglesia catalana desde hace más de un siglo conduciéndola a un estrepitoso fracaso que la ha dejado en situación terminal. Con gravísima responsabilidad eclesial. Porque la clerecía, o buena parte de ella, se alineó con armas y bagajes con el separatismo. Hoy ha dejado de ser necesaria y ya importa un comino a quienes tantos años se sirvieron de ella. Justo pago a su inmensa equivocación.

La mención tan amable que hoy hace Dolça Catalunya del libro debo pagársela también públicamente con mi agradecimiento y el de Estanislao Cantero.

https://www.dolcacatalunya.com/2016/07/nuevo-libro-desmonta-las-mentiras-del-11-septiembre/

Aquí queda constancia del mismo.

Es una mentira impresentable presentar como separatista aquella guerra civil que ensangrentó España en los inicios del siglo XVIII. Los catalanes de entonces eran españolísimos y no peleaban por independencia alguna sino por otro Rey de España. Que no de Cataluña. Presentarlo como un fracaso catalanista arrollado por los “españoles” es pura y simplemente falso. Los españoles que seguían a Felipe de Borbón triunfaron sobre los españoles que apoyaban a Carlos de Habsburgo. Y eso fue todo. La derrota, como todas las derrotas, trajo consecuencias no gratas. Pero sin el menor atisbo de secesión. Un siglo más tarde los catalanes volvieron a dar acabado ejemplo de españolismo en una heroica resistencia a Napoleón. Hubo que esperar bastantes años más para que se inventara una historia inexistente que no pocos, pese a su falsedad, han aceptado como verdadera.

Esos orígenes del verdadero 11 de septiembre son los que hemos reflejado en el libro en cuestión. Las consecuencias actuales no son de aquello. Tienen un origen muy posterior y muy distinto. Y unos cuentistas que han engañado a muchos. Pero de eso no trata el libro.

 

 

16 comentarios en “Los orígenes históricos de lo que hoy ocurre en Cataluña. La falsificación del 11 de septiembre
  1. si cataluña se va o no a separar de españa dependerá de la voluntad mayoría de los catalanes y no del capricho de los políticos ladrones y asquerosos del 3 por ciento como jordi pujol, artur mas, carles pigdemont, etc

  2. Vivimos en la mentira permanente. Todo el sistema se ha montado sobre la mentira, tal vez imitando a los catalanes que llevan un siglo mintiendo. Y de la mentira no se puede esperar nada bueno.

    Batman

    Todo apunta a que Cataluña se va a separar, posiblemente noen tiempo de Rajoy, no por nada, porque no quiere pasar a la Historia como el presidente que rompió España. Pero otros en el ppsoe no son tan escrupulosos.

    Y muchas felcidades a D. Fco José y que venda muchos libros.

  3. Almansa: No quiero entrar en la cuestión catalana, pero sí en las referencias a Portugal que hay en su comentario último.
    Insostenible es la afirmación de que Portugal se opuso a ser asimilada dinásticamente por Castilla cuando los enlaces entre las dinastías de Avis y Trastamara y Austria fueron constantes. El derecho de Felipe II a la corona de Portugal me parece mucho más claro (dinásticamente ) que el de D. Fernando de Antequera a la de Aragón. Más bien parece que los continuos enlaces dinásticos buscaban, por esa vía, la unión de las coronas.
    Si a los portugueses les hubiera ido mejor si se hubiera mantenido la unión con el resto de la monarquía católica es un futurible sobre el que es absurdo discutir. Sí me parece claro que el triunfo de la sublevación de Portugal y la consiguiente separación de 1640 fue posible por el apoyo inglés, que no tenía otro fin que debilitar a España. Y que el mantenimiento de la separación durante los siglos siguientes y prácticamente hasta nuestros días ha sido posible porque Portugal ha funcionado de hecho como un cuasi protectorado inglés.
    Por supuesto, todo lo anterior va dicho desde un profundo amor a Portugal, que me parece que es una parte de mi patria.
    La federación con Portugal es uno de los que la mente preclara de Vázquez de Mella llamaba «dogmas nacionales». Pero quede esto sólo apuntado. No quiero alargar ya más estas líneas.

  4. “Ya no se pueden sacar los tanques a la calle y hacerle la puñeta a una región para torpedear su ingreso en la UE como país independiente“; las mismas chorradas que podrían decir los sectarios independentistas catalanes del 3 por ciento y otras corruptelas. por cierto, a algún ignorante de marca mayor se le olvida que la ley si faculta al gobierno español sacar los tanques a las calles de barcelona, madrid, san sebastian, santiago y valencia para preservar la unidad del estado español si fuera absolutamente necesario en caso de darse un intento de rebelión y sedicion contra la nación española.
    “Con una mayoría suficiente, no habrá manera de parar esto“; con cual mayoría? con la mayoría imaginaria y corrupta del 3 por ciento de jordi pujol, de artur mas y de las de otras ratas corruptas de convergencia democrática de cataluña? que risa me da esa mayoría!

  5. Joaquín, supongo que conocía la cita y quería colarla de alguna manera, porque en ningún lugar se infiere simpatía o lo contrario por Dou en mi mensaje.
    Lo que muchos analistas del problema catalán desde una perspectiva centralista olvidan, al basar su análisis en la génesis tardía del catalanismo, es que, por orgullo local, ímpetu autónomo o lo que fuere, hay ciertas regiones que se resisten a someterse a los designios de otras. Nadie negará que Portugal desde la Edad Media se opuso a ser asimilada territorialmente o dinásticamente por Castilla. Alguien cree que les habría ido mejor siendo dividida en dos extremaduras extensas convertidas en regiones de España? Cataluña es un caso similar, aunque con intensidades diferentes, matizadas por la presencia al norte de un vecino incómodo y la conveniencia. Pero su suerte podría haber sido similar de haber triunfado el levantamiento de 1640. Habría prosperado perfectamente sin el resto del país.
    El problema de España es otro: la región que la estructuró, Castilla, hoy es un despoblado yermo y avejentado. Incluida su capital, Madrid, que vive del subsidio indirecto que resulta de ser la capital y acoger a las sedes de muchas empresas. Como nota, el 70% de las exportaciones españolas se producen en las franjas cantábricas y mediterráneas, pero no hay líneas de tren que conecten estas vías en su totalidad con Francia porque todas han de pasar por Madrid. Hay que ser honestos y dejar de engañarse pensando que el problema catalán resulta de una alucinación colectiva. Queda poco tiempo para procurar el encaje de Cataluña con el resto del estado en un entorno que reconozca su autonomía económica y su dimensión nacional. Cataluña ni es Murcia ni lo ha sido jamás. Ya no se pueden sacar los tanques a la calle y hacerle la puñeta a una región para torpedear su ingreso en la UE como país independiente es reflejo de que se tiene poco que ofrecer a los ciudadanos de ese país para convencerles de la permanencia dentro del estado más que el miedo y las posibles represalias. Conste que no soy catalán, pero lo que nos gusta o conviene no es necesariamente lo cierto. Con una mayoría suficiente, no habrá manera de parar esto. Poner la capital en un villorrio manchego, donde no había otra cosa que hacer que zanganear en la corte y parasitarla con pensiones y gajes, fue un colosal error histórico que todavía estamos pagando.

  6. Almansa, supongo que si citas a Lázaro Dou es porque eres fiel cumplidor de su celebérrima frase : «Majestad, lejos de nosotros la funesta manía de pensar».

  7. Señor USOZ, esos privilegios afectaron también a muchas otras zonas de España, que no supieron aprovecharlos. Los latifundistas tenían nulo interés en renovar la fuente de sus ingresos, basados en rentas, entre otros motivos por el sempiterno desprecio al trabajo entre las clases nobles, cuya única dedicación era extraer capital productivo y fundirlo en absurdas minicortes financiando sopa boba. Sólo en Cataluña la industria textil acogió de buena gana las innovaciones tecnológicas que iban surgiendo. Estaría bueno que pertenecer a España no le hubiera generado algún rédito a Cataluña, que, por cierto, participa tarde de los beneficios del monopolio comercial, siempre frágil, con las Indias, dentro un marco mercantilista! Cataluña no fue rica gracias a España, si acaso a pesar de ella. Resulta un hecho que podría perfectamente haber subsistido como país independiente, como lo han hecho territorios más pequeños que ella. De verdad cree que Cataluña necesitaba a Extremadura o Albacete? Por otra parte, hay cosas más importantes que el PIB. Brasil, antes del actual frenazo, cosiguió un volumen de producción y de GDP impensable hace unas pocas décadas sin dejar de ser un país Tercer Mundista en muchos aspectos. Como lo era España en 1975. Pero no es el tema. La cuestión es que Cataluña jamás de los jamás olvidó sus pretensiones de autogobierno, que anteceden a la supresión de la corona de Aragón y a la Nueva Planta en mucho, y jamás se integró mansamente en el estado como una región más. Para cuando fragua la idea de estado-nación en España, en Cataluña ya hay base para que se desarrolle un relato narrativo, con su componente mitificador, claro, como lo posee el de España en menor medida. Insisto, el partido al que vota la mayoría de los españoles es allí no segunda, no tercera, no cuarta sino quinta fuerza. Están ya con la cabeza en otro sitio y no habrá manera de parar esto cuando el 75% de la población termine siendo independentista, que es el escenario hacia donde vamos, ya que España no tiene mucho que ofrecerles ya en un contexto de fronteras abiertas en la UE.

  8. Sr. Almansa:

    ¿Realmente cree que «la modernidad» en la que habría entrado Cataluña «antes» fue «truncada por el ominoso interludio de la dictadura»?

    Pues no parece que le fuera tan mal, ya que el régimen de Franco siguió mimando, como habían hecho antes otros gobiernos, a Cataluña. Como muestra. un botón: ¿realmente cree usted que la decisión de instalar la SEAT en la zona franca de Barcelona y en Martorell fue de los industriosos catalanes y no del gobierno de Madrid?

    Éste no hizo sino seguir la tradición de privilegiar a las regiones catalana y vasca. ¿Le suena a usted algo, también a título de ejemplo, el proteccionismo de la industria textil catalana, que tuvieron que pagar todos los españoles comprando género catalán, más caro y de peor calidad que el británico…?

    Y, por cierto, sabe usted que durante el franquismo, la economía española fue, junto a la japonesa, la que más creció en todo el mundo? ¿No recuerda que hacia la mitad de los años 70 España llegó a ser en torno a la séptima potencia industrial del mundo?

    ¿Realmente cree usted que Cataluña fue ajena a esas realidades?

    En fin, lo que hay que leer… sería cómico, sino estuviera tan extendido…

    Y no pretendo defender en modo alguno al régimen de Franco, sino simplemente contribuir, en lo posible, a acabar con el absurdo victimismo de los nacionalistas…

  9. Mi más cordial enhorabuena a don Francisco José por este nuevo libro suyo.A él y a sus autores les deseo lo mejor, es decir, que se venda y se lea mucho y que ambos escritores estén con nosotros iluminándonos con su saber.Laus Deo.

  10. Detrás de cualquier fecha histórica hay casi siempre exageración y mito. Lo mismo ocurre con el 2 de mayo, que, más que levantamiento nacional, fue muchas cosas a la vez. Pero el encaje del Principado en el mosaico de reinos ibéricos ya era complejo de antes, a la vista está que a punto estuvo de perderse 70 años antes. Cataluña ha sido socialmente (número de nobles y clérigos…), territorialmente (minifundio). económicamente (motor industrial de España, burguesía comercial) algo muy diferente al resto del estado. Lo sigue siendo a día de hoy, no tanto por el 11 de septiembre como evento explosivo sino, simplemente, porque entró en la modernidad antes, bien que truncada por el ominoso interludio de la dictadura. El partido que gobierna en Madrid…es la quinta fuerza en Cataluña, funcionan en otra frecuencia. Hasta Lázaro Dou, sospechoso de nada, habla en las Cortes de Cádiz de su país y a sus leyes se atiene y mantiene como referencia. Cataluña no ha sido nunca un territorio más, sumiso, patriota y español en sentido extenso. Por azares de la historia no siguió la suerte de Portugal, pero era y es perfectamente viable como estado independiente. Por la cabezonería del centralismo español, que gana en las jugosas circunscripciones envejecidas y despobladas de la Meseta los réditos de azuzar a los catalanes, y su empecinamiento a reconocer la dimensión nacional que tiene Cataluña, algo que sin problema alguno se reconoció siempre cuando la identidad no era manzana de la discordia, Cataluña se va a marchar y muy pronto, tristemente.

  11. A la altura de la secesionista aceleración en que estamos ya nada importa si el separatismo catalán se basa en una falsedad histórica o no. Ha servido y eso vale.
    La suerte está echada porque posiblemente sea la ley del talión que cobra el castigo al 1492.
    La ciudadanía no tiene idea de los hechos de la Nación española como realizaciones positivas comunes. Se conocen unas mínimas generalidades que han quedado en tópicos manidos sin ningún fuste racional con repercusiones actuales. Hay que romper, cambiar, reclamar la irresponsabilidad de la ruptura porque los españoles son unos miserables y la democracia lo justifica todo, incluido el golpe de Estado.
    Solamente el disparate y la rapiña hasta de las piedras de los monumentos que tuvo lugar en Cataluña por parte de sus naturales tras la Amortización famosa y posteriores circunstancias no habla precisamente nada bien del Pueblo. Mejor ocultarlo a pesar de los estudios documentados y exaltar la mitificación del perfeccionismo identitario.
    Lo peor de todo que los dirigentes políticos del «Estado español» no tienen ni repajolera idea de dialéctica en cuanto se refiere a España, así llamada nuestra Nación ya desde los cartagineses casualmente fundadores de Barcelona y los romanos desembarcados en Rosas.
    Hay gente realmente maldita sin pizca de sentimientos humanos aunque se dicen humanistas.
    Ante la provocación final del parlamento autonómico catalán hoy mismo de poner plazo de dos años a la independencia, el Gobierno de la Nación va a apelar al Tribunal Constitucional pidiendo árnica, que a su vez propondrá un emplasto porque es un asunto que atañe al Ejecutivo.
    Nunca se hubiera podido imaginar que México tuviera tanto poder de maniatar o de anular la hombría de una gente responsable haciéndose irresponsable. Y del clero mejor olvidarse porque la experiencia contemporánea lamentablemente nos dice que no son fiables en Doctrina ni en Moral CATÓLICAS.
    Sigamos por nuestra cuenta como hispánicos de una pieza que es lo que no quieren ser los separatistas donde quiera que estén. Los separatistas, clérigos y civiles, píos e impíos, no quieren ser conciudadanos nuestros.

  12. “la clerecía, o buena parte de ella, se alineó con armas y bagajes con el separatismo” Creo que acertado, aunque habría que calibrar la extensión. Ya avisaban al Vaticano el cardenal Gomá y el obispo mártir Cruz Laplana que financieros separatistas, liderados por Cambó, se infiltraban en la Iglesia catalana para ponerla al servicio de sus fines. Lo mismo sucedió con importante clerecía del Vaticano que les prestó su apoyo. El último, el secretario de estado Bertone, aparte Charamsas.

    “ya importa un comino” En esto discrepo. Sigue siendo esencial la infiltración en la Iglesia para los separatistas. Como es censurado, ahora la ejecutan a través del Opus, cuyo máximo dirigente en España es el nieto de Prat de la Riba, el compañero de Cambó, inventores del separatismo y el odio a España. Afortunadamente, con el Papa Francisco han perdido el apoyo en el Vaticano. Y esto explica muchas cosas que suceden ahora. El llamado «nacional-progresismo» de esteladas asaltando campanarios sí que importa un comino. El Opus no, es decisivo.

  13. Hay dos catedráticos de universidad que están desmontando los mitos nacionalistas y el falso discurso de la Cataluña sojuzgada por los Borbones: Carlos Martínez-Shaw y Roberto Fernández Díaz (ninguna relación con el ministro de idénticos apellidos). Recomiendo leer sus libros y artículos (algunos de estos están a texto completo disponibles en Internet). Roberto Fernández, rector de la Universidad de Lérida, ganó el año pasado el Premio Nacional de Historia con el libro «Cataluña y el absolutismo borbónico» (editorial Crítica).

    Una prueba de la ignorancia de bastantes catalanes sobre su propia historia. Si le preguntas a alguno quién fue el héroe del 11 de Septiembre, todos dicen que Rafael Casanova, pero si preguntas cómo murió, casi todos creen que heroicamente luchando ese día. En absoluto: huyó, después fue indultado, volvió a ejercer su profesión de letrado y murió de viejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *