PUBLICIDAD

Los obispos de Francia (VI). Los muy malos

|

Strasbourg Cathedral Golias les califica con cuatro estrellas, notable alto, con lo que tienen que ser notablemente malos. Grallet, arzobispo de Estrasburgo, 1941 Papin, obispo de Nancy, 1947 Lagleize, obispo de Metz, 1954 Simon, arzobispo de Clermont-Ferrand, 1944 Ulrich, arzobispo de Lille, 1951 Garnier, obispo de Cambrai, 1944 Jaeger, obispo de Arras, 1944 Pontier, arzobispo de Marsella y presidente de la Conferencia Episcopal, 1943 Aveline, obispo auxiliar de Marsella, 1958 Le Boulc’h, obispo de Coutances y Avranches, 1960 Brunin, obispo de El Havre, 1951 Fonlupt, obispo de Rodez, 1954 Louis, obispo de Chalons-en- Campagne, 1940 D’Ornellas, arzobispo de Rennes, 1953 Souchu, obispo auxiliar de Rennes, 1955 Quince obispos muy malos son demasiados para soportarles aunque sean herencia del peor catolicismo francés y bastantes estén en vísperas de pasar a mejor vida como eméritos.  

Comentarios
0 comentarios en “Los obispos de Francia (VI). Los muy malos
  1. Pues en Marsella, segunda ciudad de Francia y Rennes llevan un porvenir, con el titular y el auxiliar con cuatro mitras.

    Y la cosa está clara respecto a las mitras, pues nuestro conocido Fontlup está con cuatro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *