PUBLICIDAD

Los obispos de Cataluña y los indultos

|

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A mí me pareció impresentable.

Y no solo a mí.

https://www.infocatolica.com/blog/cura.php/2106181041-los-obispos-catalanes-deciden

Van directos al cierre de la Iglesia en Cataluña que ya ha anticipado Omella.

Pero no se la cierra nadie. La cierran ellos.

Comentarios
19 comentarios en “Los obispos de Cataluña y los indultos
  1. No hay de qué extrañarse: los delincuentes se apoyan. Estamos ante la prueba evidente de que los nacionalismos son obra de Satanás. Y quienes se suman a ese aquelarre son hijos de Satanás.

  2. Los miles de mártires de Cataluña vomitarían si pudieran sobre esos obispillos (listillos mitrados) que se pliegan a los caciques coyunturales en su canallesca lucha contra la patria común de todos los españoles.

  3. Ahora mismo en La Sexta los contertulios de izquierda están alegando el apoyo de los obispos catalanes a los indultos para justificar su oportunidad. De vergüenza.

  4. Se echa de menos el desmentido de la CEE, que el presidente sea el obispo de Barcelona, no quiere decir nada, para que un obispo se levante diga lo que tenga que decir y los demás le apoyen. Lo del bien moral, es según. Está claro que la «paria catalana» es un bien moral y todos callados como, eso que ustedes piensan.

    Si la CEE calla, es porque otorga y eso a muchos católicos les hace no volver a pisar una iglesia. Cierto que esos que no volverán no son de fe demasiado grande, pero dentro, es posible que alcancen suficiente fe, fuera, seguro que no.

    Observen un pequeño detalle. No puse ninguna X, pues salió un mensaje insistiendo que si era un descuido. Y eso que la Sra Montero es más bien de los comecuras. Ahí dejo eso como reflexión. (Con mucha mala idea, por cierto)

    Pero la Iglesia no existe sin sacramentos y si los obispos son de este tipo, producirán curas semejantes y ¿quién administrará los sacramentos?

  5. Una generación de católicos queda en Cataluña: la actual. En vez del culto se ha pasado a la política, Esto sucedió en el País Vasco y de diócesis misioneras se ha pasado a territorio de misión. Tal vez sea lo mejor para reiniciar de nuevo la Iglesia. En Barcelona veremos la remodelación de Omella y pronto reagrupación de diócesis por falta de clero.

  6. Creo que no se está valorando suficientemente el daño que la actitud de los obispos catalanes está haciendo a la Iglesia en toda España. La indignación es enorme, y no con sólo con esos obispos concretos, con todos y con toda la Iglesia que es incapaz de responder al desvarío de unos cuantos. El hecho de que Omella sea el presidente de la CEE está lastrando esa respuesta y, al mismo tiempo, haciendo más intenso el rechazo de la mayoría de los católicos.

  7. Don Paco Pepe los obispos catalanes, como el clero en su mayoría, secular y regular, han venido al mundo con una doble tara genética: el separatismo y la alta de formación. De las dos hacen gala y se ufanan. Uno aconsejaría leer la nota y ver cuántos disparate y falsedad van mezclados junto a enunciados enfáticos del famoso predicador del Padre Isla. Los curas han preparado el terreno desde hace tiempo. Hemos leído expresiones gloriosas y comportamientos singulares –arrabaleros– como los que promovieron los escraches a la policía, la custodia de urnas prohibidas por el TC o las pamemas seudorreligiosas en el altar mayor mientras dos hacían recuento de votos. Con bendición e inducción de los obispos. Y de los superiores religiosos. Además no se esconden. Sin excepción de carisma, por decirlo sublimemente. Claretianos, jesuitas, hijos de san Francisco. Y, por supuesto, abades. Usted recuerde, quizá, amigo Paco Pepe la homilía… separatista de Quim Torra en la basílica de santa María de Montserrat, nada menos. Conociendo a los monjes, no podía esperarse menos. El mismo abad hizo lo propio en una iglesia vecina de Figueras, bendiciendo la separación. ¿Verdad, padre Soler? A mí me resultó especialmente chusca, sin embargo, la peana que el abad de Poblet le puso a Junqueras para hablar de… mecánica cuántica y fe. En ninguna de las materias ese sujeto, promotor de la ley de la eutanasia y del aborto, algo que los obispos catalanes han olvidado voluntariamente, tiene remota idea. Conociendo al catedrático cuántico inspirador del simposio, me imagino que sería una imposición del abad y de la entidad financiadora. Un trágala que no hubiera aceptado el catedrático maestro del físico. Pero en Cataluña pasa eso y todo lo que usted quiera.
    La fe es lo de menos. La moral importa un pimiento. A los obispos, por supuesto. Son los obispos y los jesuitas –a éstos habría que echarles de comer aparte, que diría con rudeza un harto de tanta miseria moral– quienes promueven esa degradación de la doctrina y la práctica cristiana. En aras del separatismo. Decano de la facultad de teología de san Paciano –hoy arzobispo– ha habido que toma por criterio ético la voluntad del pueblo. Nada de moral objetiva. Nada de derecho natural. Lo que diga el pueblo. Lo que ellos entienden por pueblo. Catedrático de moral de san Paciano ha habido que aprovechaba las reuniones de fieles para promover firmas a favor de la secesión. La moral les importa un comino.
    Uno por uno, desgraciadamente, los obispos de acá no tienen un pase. Alguno por enfermedad imposibilitante, como el bueno de don Agustín Cortés. Otros por escasa formación, que les incapacita salvo para firmar lo no firmable. Y, por supuesto, los de colmillo moral retorcido. Como Novell o Vives. Tengo experiencia directa con el primero. Imagine que «pica» y contesta a un correo electrónico suyo. Imagine que usted le da correa y va contrastando sus ideas con textos iusnaturalistas o de Juan Pablo II. Imagine que le dice, que le pregunta, «si usted ve que no tiene razón y que lo que afirma es contrario a la doctrina moral de la Iglesia, ¿por qué sigue enrocado?» Le responderá: «porque lo que yo digo es lo que dice la Conferencia Episcopal Tarraconense. Es decir, porque lo dice él.
    Como suele terminar su compañero de página vaticanista, en este caso con verso verdaguiano en vez de versículo evangélico: «dels catalans sempre sereu princessa, dels espanyols estrella d´Orient. «

  8. Los evangélicos, que son muy conservadores y no les hacen ascos a los hispanohablantes, se están frotando las manos, como hacen desde hace años en Brasil y Honduras, donde crecen de modo meteórico gracias a los fugados del «catolicismo progre». Es verdad que son herejes, pero estos no lo son menos (aunque oficialmente se sigan proclamando católicos). Al menos los evangélicos no son hipócritas.

  9. Aquí en Cataluña venimos padeciendo esta M… ahora con los superhombres del «prices» se ha oficializado la cosa. Si Dios no está en sus planes se extinguirán en breve :obispos, sacerdotes, religiosos y los laicos haremos malabarismos para encontrar culto. Un asco! Pero esto no es de ahora…es un suma y sigue. Yo lo tengo claro:en verano, Misas online y en español. Qué remedio! En cuanto a mis normas de piedad esas las puedo y debo hacer por mi cuenta… Qué pena y cuanto van a tener que dar cuentas, muchas y muy graves a Dios.

  10. Me pregunto si los políticos catalanes, de cualquier tendencia, saben que La Constitución, fue aprobada por el 88,54% del electorado español, con muy escasa abstención, pero fue aprobada por el 91,09% del electorado catalán, lo que quiere decir que lo que proponen los independentistas, es una traición al pueblo español, pero sobre todo una traición al pueblo catalán.

  11. Hace tiempo que la Iglesia en Cataluña ha dejado de ser católica. Ya en los años 60 me contaba un amigo catalán castellano parlante y destinado en Vich, que pidió en el obispado que la catequesis de sus hijos las impartieran en español y le dijeron que no y que la lengua era más importante que la religión. Curiosamente ello procede de una supuesta superioridad racial de los supuestos catalanes; me pregunto si los Pujol, Puigdemont, Junqueras, etc., se han mirado al espejo o han comparado su cultura o ausencia de ella elemental; si todos los catalanes fueran así, más valía que fueran borrados como españoles pues sobraban.

    1. Me parece que Saiz Meneses ha ganado bastante con el cambio, ahora…….no sé si se puede decir lo mismo de la diócesis de Tarrasa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *