Los jesuitas se van de Gijón

|

En Asturias solo quedarán en Oviedo.

Y visto el personal tampoco para mucho.

<

De menos de 70 años deben quedar tres.

https://infosj.es/vida-en-compania/20641-la-compania-de-jesus-unifica-sus-comunidades-de-asturias

Ahora al irse lo llaman unificación.

Comentarios
14 comentarios en “Los jesuitas se van de Gijón
  1. ¡NO SE LO CREEN NI ELLOS!

    «Aunque los jesuitas nos vayamos de Gijón, no dejaremos de estar presentes a pie de obra»

    «La Compañía de Jesús se unificará en la comunidad de Oviedo y abandonará el barrio del Natahoyo tras 62 años de presencia»

    https://www.elcomercio.es/gijon/jesuitas-vayamos-gijon-dejaremos-estar-presentes-pie-20240411232857-nt.html

    —oOo—

    Aunque, eso sí, de donde se marchan, lo hacen cantando, a su manera, pero llenos de gozo, el Salmo 121:

    ¡Qué alegría cuando me dijeron:
    nos vamos de la casa del Señor!
    ¡Finalmente pisan nuestros pies
    los umbrales del infierno!

  2. No ha aprendido el correcto dialecto hodierno, Paco Pepe. Los jesuitas no «se van de Gijón», «unifican sus comunidades asturianas», dentro, por supuesto, de un marco de «discernimiento de las presencias en el contexto de la Provincia actual». Todavía no se ha enterado. Pura estrategia y meras retiradas tácticas. Las vocaciones están a punto de llegar.

  3. Aleluya.

    El próximo Papa, pues éste nada hará y tiene los días contados, ante la enorme crisis de las diócesis, órdenes y congregaciones tradicionales que las sitúan en camino hacia la decadencia y la extinción en menos de una generación, deberá de intervenir como mínimo a más de 50 órdenes y congregaciones, y como mínimo un centenar largo de diócesis en Estados Unidos y Europa, y deberá de descabezar a muchas cabezas para hacer todo lo posible antes de que desaparezcan con el actual desastre de dirigentes.

    Una de las cabecitas a descabezar será la del jesuita ya mismo James Martin, y luego todos, íntegramente, unos detrás de otros, su grupo de interés y de poder…

  4. AMDG.

    Hace doce años, en España había alrededor de 1.200. Ahora, apenas serán 600. Y dentro de muy poco, la mayoría estarán internados en los numerosos geriátricos que, a falta de noviciados, tienen repartidos estratégicamente por diferentes puntos de la geografía española. ¿Lo mejor? En quince años, apenas quedarán un centenar de arrupitas en España.

    Y, aunque sigan haciendo lo único que saben, el mal, su impacto sobre las almas honradas cada vez será menor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *