Los idos o despedidos han desaparecido

|

Ver las imágenes de origen

No tendrá nada que ver, o sí, pero fue dejar de enlazar esta cigüeña sus artículos y el silencia de los sepulcros. Como para pensar que a ellos solos no les leía nadie y para eso mejor no perder el tiempo escribiendo.

Tengo notables reservas sobre no pocas actuaciones de mi cardenal arzobispo y las he expresado numerosas veces pero con los idos o despedidos mi identificación es absolutamente nula. Si ellos están contra Osoro es por unos motivos absolutamente distintos a los míos. Su interés económico me trae totalmente sin cuidado, Y si el incrementarlo es a costa de mi archidiócesis pues favorecerles sería ir contra mí mismo. Cuando caí en eso dejé de dar publicidad a sus escritos e inmediatamente desaparecieron.

<

¿Hice con ello un favor a Osoro? Seguramente. Pero es que además, con mis discrepancias, es más mío el arzobispo de  Madrid que los idos. No es cierto que los enemigos de aquellos con los que tengo diferencias sean mis amigos. Para la amistad se requiere mucho más. Y los idos no lo tienen. El problema es de ellos con Osoro y de Osoro con ellos. A ver como lo resuelven. Uno, de observador,

Comentarios
1 comentarios en “Los idos o despedidos han desaparecido
  1. Hace unos días Rouco estuvo en Roma con el Papa (la noticia es pública: lo comunicó la Sala de Prensa de la Santa Sede), y no solo eso sino que estas últimas semanas se le ha visto bastante en público. ¿Será que Osoro se ha dicho para sí mismo que dejémonos de tonterías y busquémonos a alguien que sepa realmente de derecho canónico y no ese tal Belda? Creo que habría que considerar esa posibilidad, ¿no le parece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *