Los grandes silencios francisquistas

|

Por qué Francisco no quiere venir a España? | Sepa usted | EL PAÍS

Dice Specola:

«Llamativas la referencias del Papa Francisco,  mucho más, los silencios,  que no pueden entenderse nunca como olvidos inocentes. De Cuba nada, peor, abrazos a los Castro, de Nicaragua nada de nada, de China y sus entrenamientos bélicos, ni palabra, los que abandonan Venezuela en masa, no existen, silencio. La realidad es terca, nos puede gustar o no gustar, pensar que por no hablar de ella desaparece, es de una ingenuidad sin límites o de una malicia e intencionalidad con pocos límites».

<

Supongo que no pocos pensarán que razón no le falta.

A Specola.

Y se podrían añadir bastantes silencios más: los asesinatos de católicos en África a manos de buenísimos musulmanes, el cismático Sínodo alemán, los pies de los que cojean no pocos de sus nombramientos cardenalicios, entre ellos todos los macarristas, el de la moral católica puesta en duda por afirmaciones aeronáuticas e incluso documentales y por sus constantes afectos a gays y trans. El jesuita Martin es una referencia constante y lo trans una extraña repetición en sus audiencias.

Y sus desafectos: rigoristas, cuentarrosarios, conejas, proselitistas, nostálgicos… Y a los amantes de la liturgia tradicional, el Opus Dei, los cielinos, neocatecumenales, ives, heraldos…

¿Quienes quedan? ¿Lo peor?

Algunos pensarán que se interviene todo lo bueno y se abraza todo lo malo. Con razón o sin ella pero motivos , «haylos».

Pues todo muy preocupante. En el Papa.

 

 

 

Comentarios
6 comentarios en “Los grandes silencios francisquistas
  1. Que el sí sea sí y el no sea no. Hay veces que expedirse y no guardar silencio es obligatorio. El que calla otorga. El silencio como manifestación de voluntad no es ajeno al Derecho Canónico. Pero sobre todo hay una obligación de no callar que es esencialmente Pastoral, en dos sentidos, el Pastor debe defender a las ovejas de su rebaño y salir a buscar a la perdida y a las demás ayudarlas a encontrar a Dios. Recemos por los sacerdotes, especialmente por aquellos que se sienten abandonados, o que lo son realmente….

  2. Realmente estamos viviendo tiempos apocalípticos. La rana quiere ser delfín y la cucaracha campa por sus respetos en los despachos ministeriales. En España vivimos ya en una república bananera. ¿Quién nos iba a decir que íbamos a caer tan bajo? ¿De qué si no va a triunfar el anticristo? Aunque sea momentáneamente. En la silla de Pedro se ha sentado un cuenta chistes malos que pretende pasar a la historia como Botarate I el Ateo: respecto de España tiene en sus cabezota lo peor de la leyenda negra y él, que debería de tener un poco más de cultura, se traga la leyenda con patatas. Por frecuentar amistades peligrosas. Está en lo del cambio climático y demás zarandajas progres. Progresito mi patrón piensa que el progre soy yo, parafraseando al cantor. Vivimos tiempos incomprensibles, pero no hay que hacerse líos si tenemos en cuenta que toda esta gentuza de adscripción progre es de la compañía de Satanás, antes llamada de Jesús. Hablemos claro o va a parecer que somos cómplices por acción u omisión.

  3. Ufff ! Que ganas tengo de q termine este pontificado ! A ver si con un poco de suerte Bergoglio se retira , se va de ermitaño a meditar algún monte italiano y deja de desconcertar a los católicos . Oremos para q así sea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *