Los dominicos se van de Gerona

|

L´església del Sagrat Cor de Girona, situada al carrer Albereda.

 

 

<

 

 

 

 

Según leo en un periódico local el 30 de junio dejan la iglesia del Sagrado Corazón. Donde ya quedaban sólo dos frailes.

http://www.diaridegirona.cat/girona/2017/06/14/dominics-marxaran-del-sagrat-cor/851578.html

Según dice el mencionado diario en Cataluña quedará únicamente el convento de Barcelona por lo que no es arriesgado pensar que en poco tiempo la Orden de Predicadores en Cataluña será sólo un recuerdo histórico. Vaya éxito. Pues a seguir sosteniéndola y no enmendándola.

 

 

Comentarios
14 comentarios en “Los dominicos se van de Gerona
  1. ¿Las semillas o la tierra?

    Fray Isaiah Beiter OP
    14 de Junio de 2017
     

    Las Escrituras se niegan a ser reducidas a fáciles slogans. Eso no significa que no sea bueno buscar y encontrar maneras de expresar las riquezas de la Escritura. Los santos lo hicieron siempre con frases bien logradas como: «El Hijo de Dios se hizo Hombre para que el hombre se hiciera Dios.»
    Este modus operandi ha dado mucho fruto en la Iglesia.
    Sin embargo, las Escrituras nunca se agotan: Nos llaman a releer, ofreciéndonos siempre una comprensión más completa, una meditación más rica.

    Quiero sugerir una breve reflexión sobre una parábola que conocemos bien: Se trata de la parábola del sembrador.
    La pregunta que quiero formular es la siguiente: «¿En qué aspecto de la parábola nos contemplamos?» O «¿ En qué sentido nos representa?»

    Esta parábola destaca, como sabes, porque el mismo Señor nos da la interpretación de la misma. Pero el Señor no se queda satisfecho ofreciéndonos un rápido bosquejo de lo que representan sus elementos, incluso cuando se aplican como respuesta a nuestra única pregunta.
    Si leemos de cerca su propia interpretación nos invita a meditar, cuestionar y reflexionar. Aquí hay más de lo que parece. Veamos los primeros versículos de su explicación:

    «Sucede a todo el que oye la Palabra del Reino y no la comprende, que viene el Maligno y arrebata lo sembrado en su corazón: ésto es lo que fue sembrado a lo largo del camino. Lo que fue sembrado en pedregal, es el que oye la Palabra, y al punto la recibe con alegría.» (Mt. 13, 19-20).

    Esto parece sencillo: la semilla representa la Palabra del Reino, y la tierra (o el camino) nos representa a nosotros. Pero este sencillo esquema se vuelve más complejo, incluso en los versículos siguientes.

    «Lo que fue sembrado en el pedregal, es el que oye la Palabra, y al punto la recibe con alegría. Pero no tiene raíz en sí mismo, sino que es inconstante y, cuando se presenta una tribulación o persecución por causa de la Palabra, sucumba enseguida.» (Mt 13, 20-21).
    Jesús parece decir que «lo que fue sembrado en tierra rocosa» es «el que oye la palabra.» Pero típicamente es la tierra la que recibe la semilla, no «lo que fue sembrado» en el suelo. Y si el suelo todavía nos representa, ¿por qué Cristo habla de algo «perdurable» y «decaído»? El suelo no resiste ni se cae, la planta lo hace. Si estamos representados por la planta, ¿qué representa el suelo?

    Podríamos continuar a través de estas imágenes, pero creo que esto es suficiente para puntualizar el tema: esta parábola es familiar, pero también tiene profundidades que fácilmente podrían pasar desapercibidas.
    Sus temas bien conocidos incluyen la conexión entre ser oyentes del Evangelio y la fecundidad que de ahí deriva, así como Su advertencia contra las formas en que podríamos dejar de dar fruto.
    Cristo también nos reta a meditar sobre el modo en que la Palabra echa raíces en nuestra alma, cómo podemos ser transformados y nacer de la Palabra como cuando planta nace de la semilla.
    El Señor nos conduce a hacer preguntas como: «¿Está creciendo lem mí la Palabra del Reino, o estoy creciendo en la Palabra?»
    «¿Cuál es la relación entre la escucha de la Palabra, las circunstancias de la misma y el dinamismo de mi vida espiritual? »
    Si alguien se toma el tiempo para leer de cerca, se detiene ante estas palabras, medita sobre ellos durante todo el día, se pregunta confiadamente acerca de estos temas y busca la sabiduría de los santos y eruditos del Señor, al pedir pide el don del Espíritu de entendimiento. Éste ciertamente es tierra buena.
    Y luego escucha lo que dice Cristo acerca de lo que fue sembrado en tierra buena: «Éste es el que oye la Palabra y la entiende y da fruto.»( Mt. 13, 23).

  2. https://vimeo.com/38941452
    En el Convento de Washington en fecha 20 de Mayo se ordenaron siete Sacerdotes.
    El próximo año, en mayo, serán ocho.
    Ha habido ocho ordenaciones de diáconos este año.
    Item tres Profesiones Solemnes.
    En Agosto emiten la Profesión simple 15 Novicios.
    Item pasan al Noviciado, con la toma de hábito otros diez.

    Lo de Gerona y lo que pase en España, estaba cantando.
    Han querido seguir con el camino que llevó a la desaparición de tres Provincias para unirlas en una: No somos los lectores del blog responsables de esos desaguisados. En esa Provincia única para toda España, este año…no hay ninguna ordenación…
    Toulouse no está muy lejos y han tenido cuatro ordenaciones de diáconos :

    http://toulouse.dominicains.com/paroisse/ordination/

  3. Concuerdo con tarazanas. La Iglesia del Sagrado Corazòn fue siempre un faro para los catolicos de Gerona. Puntualmente P. Parcerisa como Padre Generoso Escura pasaban largas horas en el confesionario. Rosario todos los dias. Hasta 6 misas los domingos. Exposicion del Santisimo, novenas, imposicion de escapularios, celebraciòn de las 40 horas, direcciòn espiritual. Yo soy un sacerdote diocesano seguido por la sabia guia del P. Parcerisa. Ultimamente no eran lo que fueron. Con la muerte de los verdaderos dominicos, entrò por fin el «aggiornamento» en el convento y (la prueba del algodòn no engana) todo se ha ido al traste. Hoy de aquello no queda nada. Kyrie eleison.

  4. Lamentablemente tampoco era mucha la labor que realizaban esos frailes. Especialmente el P. Boada, dedicado al pseudomisticismo en las montañas del Ampurdán junto a una monja exclaustrada. De aquello no queda absolutamente nada, como todas las cosas que no vienen de Dios.

  5. No es la primera bergogliana, es fruto de la primera roncalliana…El sólo acaba lo que otros han empezado.
    Todos esos cierres son luces que se apagan…el aire fresco que ha entrado por las ventanas abiertas por el CVII ha soplado bastante fuerte…Eso de adaptarse al mundo no les ha ido muy bien ( o demasiado bien!). Otras denominaciones más tradicionales son cerradas a la fuerza. ¿Veis el resultado que se busca?

  6. ¡Ay!, con lo que fueron los dominicos, la gloriosa Orden de Predicadores… Ellos mismos se han buscado la ruina. Me da muchísima pena. Pero así dejarán de hacer daño al pueblo cristiano.

  7. La gran primavera anunciada a bombo y platillo por los palmeros del papa jesuita -ya lo dije en su primer año de pontificado- no es más que la antesala del duro invierno nuclear que se le viene encima a la Iglesia de Cristo.

    (Johnny-Gin)

  8. Era ya una de las últimas iglesias de Gerona donde se podía oír Misa dominical en castellano.
    Ahora bien, debo decir que a la Misa del domingo por la tarde solamente iban 5-6 personas, todas extranjeras. Y que los buenos frailes cambiaban las rúbricas a su antojo, al más puro estilo dominico. Uno de ellos en particular acababa invariablemente la Misa sustituyendo la oración de después de la comunión con otra de factura propia, que hablaba de disparar arcángeles con arcos de estrellas y no sé qué más (una cosa un poco curiosa).
    En fin, para lo que queda del catolicismo en Gerona, no es de extrañar. Es de las regiones pioneras de España en la desacralización de templos para su utilización como salas de conciertos y exposiciones.

  9. Quien tiene que irse, y mejor cuanto antes, es el obispo, uno de los peores que cabe imaginar.Los domingueros se van para pasar un largo domingo; les está muy bien: ellos se lo han ganado a pulso y ahora se han quedado sin ganado y sin pulso.

  10. Querido don Paco Pepe,
    El cierre del convento de los dominicos de Gerona es mucho más que un cierre. Supone dejar desamparada a muchas feligresía castellanohablante o al menos castellanopensante, pues no tendrán otro sitio donde oír la palabra de Dios y recibir el perdón de sus pecados, con la consiguiente orientación cristiana, en su propia lengua.
    Es una auténtioca tragedia para la Iglesia Católica.

    Fueron llamados por el obispo Cartañá con la idea de convertir la ciudad en un faro de teología segura frente a las ideas de la vecina Francia. Pero el clero diocesano nunca se sintió cómodo con ellos, aun cuando en el templo celebraban misa diariamente profesores del Seminario (doctor Fors, de filosofía, y mosén Geli, organista de la catedral y profesor de música).
    Hubo superiores que hicieron un esfuerzo inmenso, titánico, por llegar a la sociedad cristiana con conferencias de altura (Royo Marín era un asiduo). Y por sus confesionarios pasaban no pocos curas de la diócesis. Pero la clerecía, y no digamos los obispos que sucedieron a Cartañá (Jubany, Camprodon, Soler, Pardo), no los admitió como propios. Estaban aquellos frailes muy por encima de las veleidades separatistas, pese a que no faltaron en sus celdas dominicos catalanes o valencianos: Coll, Solano, Parcerisa, etcétera. Por cierto a Parcerisa, auténtico puntal de la comunidad, humilde, sencillo, generoso, siempre en el confesionario o al frente de la liturgia y prácticas religiosas, le quitaron el micrófono unos golfos y blasfemaron desde el altar contra la Virgen. Lo mataron a disgustos. La ciudad no movió ni un dedo. Sólo el Señor sabe el inmenso bien que hizo.

    Desde el 30 de junio muchos cristianos gerundenses quedarán desamparados. Todos los que no estén de acuerdo con la obscena nota de la Provincia Tarraconense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *