PUBLICIDAD

Los claretianos dejan San Vicente de la Barquera

|

Generaciones. Fotografía antigua de una de las muchas promociones de barquereños que se formaron en el centro de los Clarentianos. /DM
Otros que abandonan:

https://www.eldiariomontanes.es/region/occidental/vicente-despide-congregacion-20220814213747-ntvo.html

Evidentemente la fotografía con que les despide El Diario Montañés es de hace bastantes años. Cuando los claretianos tenían sotana y vocaciones. Hoy ni la una ni las otras. Hasta que el último apague la luz de la última casa. A no tardar mucho.

Comentarios
7 comentarios en “Los claretianos dejan San Vicente de la Barquera
  1. Seguro que la «atención pastoral» por llamarla así se resentirá muchísimo. Y yo voy y me lo creo. Es la congregación de Sebastián y Casaldáliga. Con eso se dice todo.

  2. Recuerdo con agradecimiento y afecto el trato que me dispensaron los claretianos de Logroño durante los años de mi estancia en la capital riojana y en mi etapa de voluntariado en PROCLADE. Muy especialmente la cercanía y buena disposición que siempre ha tenido para conmigo el ahora párroco del templo que regentan, el Sagrado Corazón de María. Desde que resido en Burgos, todos los años les visito cuando viajo a Logroño para saludar y expresarles mi infinito reconocimiento por la cercanía, comprensión y ayuda recibida cuando tuve que enfrentarme a la noche más oscura de mi vida y no podía acudir al monasterio cisterciense de Santa María de Huerta, donde se encuentra mi confesor, director espiritual y a su vez, mi mejor amigo desde que hace 17 años me establecí en la península…

  3. Ese señor de Roma tiene verdadera obsesión con ellos y con todas las «desórdenes» decadentes. En cada consistorio, unos cuantos cardenales de congregaciones casi difuntas. En el de este mes, otra media docena. A este paso, llegará a haber una cantidad bestial de purpurados procedentes del clero regular (el peor en estos momentos).

  4. Pues es una nefasta noticia para ese pueblo, cuya atención pastoral se va a resentir muchísimo. Y en la diócesis no andan sobrados de curas.

  5. Aún recuerdo a un párroco pelanas y populista. La que montó cuando lo sacaron. Y la despedida, lamentable. En un restaurante, una misa con la estola sobre la ropa de calle. De aquellos polvos, estos lodos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.