Los agujeros negros del próximo Sínodo

|

Francisco y Grech

Un artículo que conviene leer:

https://infovaticana.com/2022/10/14/los-tres-agujeros-negros-del-sinodo-que-ponen-en-peligro-a-la-iglesia/

<

Para no tragarnos lo que pretenden colarnos.

Y pese a lo que nos cuenten, la sinodalidad no está en el Concilio.

https://secretummeummihi.blogspot.com/2022/10/el-concilio-vaticano-ii-no-menciona-la.html

 

Comentarios
4 comentarios en “Los agujeros negros del próximo Sínodo
  1. Esté bien o mal, es imposible. Mi prurito recopilador no llega hasta el punto de anotar suspensiones y excomuniones durante decenios. Difícilmente podría, por otra parte, llevar la cuenta con rigor puesto que se trata de situaciones que no siempre son publicadas. Y si lo son, un poco de tapadillo. Por citar una caso cercano de todos conocido, ¿se sabe con toda certeza la situación del obispo emérito de Solsona? En mis notas leo que, a raíz de su matrimonio, la prensa explicó que el novio había quedadoo «ipso facto» suspendido «latae sententiae», lo que luego fue corroborado por un comunicado del administrador de Solsona. ¿Es riguroso y fiable lo que diga una prensa por lo común totalmente «verde» en cuestiones canónicas? Lo dudo. ¿Un mero comunicado de prensa tiene el mismo valor que una resolución jurídica? Lo dudo. Si se trata de una sanción «latae sententiae», para asegurar su existencia basta un comunicado porque, precisamente por su naturaleza de «latae», no hace falta resolución expresa, o por el contrario, pese a lo de «latae», es precisa una resolución posterior de la autoridad competente? Los canonistas sabrán. O sea que, si falta información sobre el caso más próximo y reciente, difícilmente podría yo asegurar la situación canónica de un obispo argentino renunciado al hacerse pública su relación con una casada, de los muchos que han cesado al estallar sus escándalos sexuales, o de los varios que a partir de 2055 han sido objeto de «sollevamento».

  2. Por cierto,que estaría bien que Antonio Lasierra,tan amigo de computar datos,nos hiciera una comparativa entre las suspensiones a divinis y las excomuniones decretadas en este decenio de los horrores,y las de los 50 años anteriores. Ilustraria bien la veracidad de la pretendida sinodalidad.
    SI,de mundanos SIcarios.
    No,de implacables NOcivos.
    DA,de DAr por ahí, lascivos.
    LI,de LIar cual FALSARIOS.
    DAD ,de DADores de escoria;
    de falseDAD demoníaca.
    Sinodalidad de traca
    que envenena con su euforia…

  3. Sin duda,de lo más esclarecedor.
    Tanto en el profano cuanto en el eclesial,la gran jugada del poder tiránico está en convencer a los tiranizados de que son ellos los que deciden y mandan. Así se asegura que cualquier resistencia contra la tiranía sea imposible.El mecanismo es mucho más sibilino que el que se da en el síndrome de Estocolmo.En éste, se comprende y ama al tirano,pero con la conciencia de que el tirano es otro.En aquél, ni se reconoce que haya tiranía, convencidos de que ocurre lo que nosotros decidimos que ocurra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *