Lo que hay que decir de Hans Küng

|

Ver las imágenes de origen

Lo dice Juan Antonio Martínez Camino, obispo auxiliar de Madrid, en Ecclesia y en la Tercera de ABC:

https://www.revistaecclesia.com/juan-antonio-martinez-camino-hans-kung-un-gran-teologo/

<

Hay que leerlo.

 

 

Comentarios
13 comentarios en “Lo que hay que decir de Hans Küng
  1. Con todo respeto, Monseñor, unas breves preguntas :
    1) ¿Por qué los «herejes» son siempre los que no piensan como nosotros?
    2) ¿Por qué Jesús de Nazareth puso como ejemplo (parábola del Buen Samaritano) de creyente a un «hereje», moralmente muy superior a los «creyentes» de la religión oficial?
    3) ¿Por qué las iglesias cristianas se siguen oponiendo a dar pasos significativos conducentes a la unión de los creyentes? ¿Por qué nadie quiere aceptar que el otro puede tener razón, siquiera parcialmente?
    4) ¿Por qué se insulta y condena con tan escasa caridad a un creyente como Küng? ¿De verdad pensamos que en esa defensa de la «ortodoxia» reside lo nuclear del cristianismo?
    Perdone Su Ilustrísima mi atrevimiento. Dios le bendiga.

    1. preguntas capciosas y pueriles. por cierto, el hereje y apostata hans kung insultaba diestra y siniestra, eso si, con mucha caridad.

      1. Muchas gracias por lo de «pueriles». Ya sabe : «Si no os hacéis como niños…»
        Por cierto: dado que tan infantiles son las preguntas, ¿tendría usted la amabilidad de responderlas? Seguro que le resulta muy sencillo…
        Que Dios le bendiga a usted también.

  2. Excelente comentario .- crítica del pretendido «teólogo» de Tübingen.
    Tan orgulloso, tan poco dialogante con verdaderos teólogos, que lo criticaron
    con eficientes argumentos bíblicos, de tradición y racionabilidad filosófica.
    Fue despectivo con los grandes Papas, que le llamaron la atención: San Pablo VI,
    San Juan Pablo II, Ratzinger – Benedicto XVI.
    No por nada, Ratzinger, casi huyó de Tübingen, a causa de los dislates, de su «compañero»
    de la Universidad Católica (¿ – ?), para irse a otro lado.

  3. A mí Hans Küng me decepcionó el día que dijo que “Yo no podré demostrar la existencia de Dios, igual que un ateo no puede demostrarme que no existe” (o algo así). Pues qué clase de teólogo es ese que no está seguro de que Dios exista.

    1. Prueba profunda de idiotez: si no cree poder demostrar la existencia de Dios, haberse metido a vendedor de corbatas, cuya existencia sí se puede demostrar. Los teólogos no están para demostrar nada, sino para comentar bien la Biblia y guiar a los católicos; lo demás son disquisiciones intelectuales inútiles.

  4. Un obispo como D. Juan Antonio Martínez Camino es lo que necesita la diócesis de Orihuela-Alicante. Un obispo de verdad. Y que renueve el gobierno de la diócesis. El vicario general de ahora es una calamidad en todos los aspectos. El torpe de Murgui eligió al peor de todos. ¡Qué ojo tiene el pobre inútil! ¡Cuánta desgracia nos han traído esto dos miserables!

  5. Como dijo el cardenal Siri,sin pelos en la lengua y sin complejos,en el siglo XX no ha habido ningún gran teólogo.Como tampoco ha habido ningún gran filósofo.

      1. Hegel era un charlatán, no un filósofo. De él nacieron todas las aberraciones filosóficas y teológicas (y también las aberraciones políticas como el nazismo y el comunismo) de los últimos dos siglos. Salvo quizá Guillermo de Ockham, ningún filósofo o similar ha hecho más daño que Hegel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *