PUBLICIDAD

Lo de Friol se apaga

|

El Consejo presbiteral de Lugo, por fin, tal vez quizá algo perezoso, se ha manifestado como debía. Como era natural, con su obispo.

Pues esa es, guste o no, la Iglesia lucense. Lo otro un presbiterianismo sin sentido y antieclesial. En el que seguro han embarcado sin el menor sentido no voy a decir que a mucha, porque eso ha sido siempre minoritario, a buena gente.

¿Y ahora qué? ¿A seguir pidiendo que echen al obispo?

Nunca me he metido con el cura del follón. Pero creo que ya hay que decir algo. Ha quedado fatal. Él verá pero no me extrañaría que terminara yéndose. Como simple paisano del ayuntamiento de Friol o como lo que quiera. Que lo que sea va a ser poco. Y el alcalde, ya mucho tiempo desaparecido, supongo que habrá aprendido algo. Aunque no sea un alcalde perdido y hallado en el templo. A saber donde estará. Eso no tenía el menor futuro. No era necesario ser profeta para aventurarlo.

COMUNICADO DEL CONSEJO PRESBITERAL DE LA DIÓCESIS DE LUGO

 

Habiéndose reunido en Consejo los representantes electos de los sacerdotes de la Diócesis de Lugo en la mañana del 7 de junio de 2017, por decisión unánime de todos los miembros de la Asamblea –sin la presencia del Sr. Obispo y de sus Vicarios– quieren hacer pública su posición sobre las noticias que durante los últimos meses se han difundido acerca de la situación generada en algunas parroquias de Friol y Guitiriz en relación con el traslado de uno de sus sacerdotes, que venía ejerciendo su ministerio en esa zona.

Estos hechos afectan negativamente no sólo a personas individuales o a una zona concreta del territorio diocesano, sino a toda la Diócesis y a sus instituciones, creando una opinión pública que daña gravemente su imagen y falsea la verdad y la naturaleza misma de la misión pastoral.

Ante la confusión y el desconcierto que estos hechos producen en el clero diocesano y en los fieles en general, expresamos que:

  1. Es público y notorio que nuestro ministerio sacerdotal se ordena al servicio de la Iglesia, en aquellos lugares y tareas que la Diócesis requiera en cada momento, por indicación de sus Pastores.
  2. Manifestamos y renovamos nuestra adhesión al Obispo y a sus Vicarios, con el fin de fortalecer la unidad y la comunión imprescindible para una correcta atención pastoral a todos los fieles.
  3. Expresamos, así mismo, especial cercanía y afecto a nuestros hermanos sacerdotes que desarrollan su ministerio en esa zona, que desde el principio han mostrado su disponibilidad para que en ningún momento los fieles se vean privados de la atención sacerdotal ordinaria. Ellos están soportando también, de una manera directa e inmediata, los efectos de esta lamentable situación.
  4. Nos consta que una mayoría silenciosa de fieles de esas comunidades parroquiales rechazan todo género de conflicto y violencia, y quieren mantener la comunión y vivir serenamente su fe. Deseamos que tales comunidades puedan recuperar cuanto antes la normalidad de la vida eclesial.

El texto tiene lagunas pero cuando lo tenga íntegro os lo pasaré. Incluso así parece contundente.

Este parece más completo, en gallego, pero parece que tampoco completo:

Comunicado do Consello Presbiteral da Diocese de Lugo

Reunidos en Consello os representantes electos dos sacerdotes da Diocese de Lugo na mañá do 7 de xuño de 2017, por decisión unánime de todos os membros da Asemblea -sen a presenza do Sr. Bispo e dos seus Vicarios- queren facer pública a súa posición sobre as noticias difundidas durante os últimos meses sobre a situación xerada nalgunhas parroquias de Friol e Guitiriz en relación co traslado dun dos seus sacerdotes, que viña exercendo o seu ministerio nesa zona.

Estes feitos afectan negativamente non só a persoas individuais ou a unha zona concreta do territorio diocesano, senón a toda a Diocese e ás súas institucións, creando unha opinión pública que dana gravemente a súa imaxe e falsea a verdade e a natureza mesma da misión pastoral.

Ante a confusión e o desconcerto que estes feitos producen no clero diocesano e nos fieis en xeral, expresamos que:

1. É público e notorio que o noso ministerio sacerdotal ordénase ao servizo da Igrexa, naqueles lugares e tarefas que a Diocese requira en cada momento, por indicación dos seus Pastores.

2. Manifestamos e renovamos a nosa adhesión ao Bispo e aos seus Vicarios, co fin de fortalecer a unidade e a comuñón imprescindible para unha correcta atención pastoral a todos os fieis.

3. Expresamos, así mesmo, especial proximidade e afecto aos nosos irmáns sacerdotes que desenvolven o seu ministerio nesa zona, que desde o principio mostraron a súa disponibilidade para que en ningún momento os fieis se vexan privados da atención sacerdotal ordinaria. Eles están soportando tamén, dun xeito directo e inmediato, os efectos desta lamentable situación.

4. Cónstanos que unha maioría silenciosa de fieis desas comunidades parroquiais rexeitan todo xénero de conflito e violencia, e queren manter a comuñón e vivir serenamente a súa fe. Desexamos que tales comunidades poidan recuperar canto antes a normalidade da vida eclesial.

Aunque es muy posible que entre los dos se  completen los cuatro puntos de la declaración del Consejo presbiteral de la diócesis de Lugo. Que seguramente no fueron más.

¿Habrá que pedir que echen a todo el Consejo? ¿Además del obispo y su curia? Ils sont fous ces de Friol?

P.D.: Y lo que diga una Asociación de Vecinos, que ni os lo voya a enlazar, tiene eclesialmente el mismo valor que la nada absoluta. Sin discutirles su influencia civil, que será la que sea. Aunque seguramente será tan nula como la eclesial. Ahora van a ser las Asociaciones de Vecinos  las que gobiernen la Iglesia. Ni hartos de aguardiente se lo creen.

 

 

Comentarios
6 comentarios en “Lo de Friol se apaga
  1. De todas formas tendréis que cambiar o la pérdida de fieles será inmensamente grande,con estos líos que queréis arreglar de mala manera no crea adeptos pero si decepciones y muy grandes.

  2. Sois de leer y dictar al dedillo y está bien pero de ahí no salen mejoras ni alegrías para nadie. Don Ramón es más feliz después del desahogo estoy seguro,aunque esto no llegue a buen camino en ese Obispado se siguen haciendo cosas anomalas que tarde o temprano alguno para entrar al templo se va a tener que encofrar

  3. Si todos tuvieran claro lo que significa SERVIR no se meterían en estos tinglados sectario-ideológicos, tan ajenos a la misión de los pastores de la Iglesia.
    Si tenemos un buen pastor y nos lo cambian habrá que alegrase por lo que lo van a recibir, y si a cambio nos toca un forro, que haber haylos, habrá que tratar de ayudarlo para que cambie, y si se resiste, que también los hay, denunciarlo al obispo para que trate de ayudarlo a entrar en razón.
    Y los pastores, todos, deberían reflexionar por si se puede hacer algo más en su ministerio sacerdotal para el bien de las almas que se le han encomendado. Ni la soberbia ni la codicia ni el abandono, son compatibles con la misión de pastor de la Iglesia de Jesucristo.

  4. Lo de Friol hace medio año que se iba a acabar y lo que parece es que va a más. En Lugo capital todo el mundo habla del tema y el obispo no goza de gran popularidad. El ser sobrino de Rouco Varela y la actitud que ha tenido juega en su contra.

  5. Al cura afectado deben dársele dos opciones: silencio sepulcral y obediencia a quien debe y puede mandar o expulsión tras proceso canónico.Lo demás son ganas de perder el tiempo.

  6. El concepto de persona originariamente significaba máscara del actor que representaba un personje pero antes o después de la función el actor era otra cosa. Normalmente en las representaciones teatrales el apuntador no aparece más que para recoger los aplausos del final, y a veces ni eso, pero no por ello deja der ser elemento fundamental. En el tatro de marionetas, estas se cren autónomas coundo sólo son autómatas. También resulta muy intetesante saber quién está detrás de cada “persona” en esta pieza, quién es cada uno fuera de escena. Y quién apunta o mueve los hilos. También es aleccionador saber el por qué de la obra. Y a todo esto, ¿qué papel diríamos que le corresponde a Don Ramón, “bueno y mártir, parafrasando a Don Miguel de Unamuno?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.