PUBLICIDAD

Lo de Lluc ya es definitivo

|

Ver las imágenes de origen

¡Vaya fracaso!

A Taltavull no le sale una a derechas. Y yo no soy el responsable de su fracaso. A lo más el notario. El hacer todo tan mal es sólo cosa suya.

Lo grave no es haber adelantado la noticia que se ha confirmado totalmente días después, lo verdaderamente grave es la insuficiencia mitral del obispo que llegó a la Isla creyéndose que se iba a comer el mundo y resulta que se lo han comido a él.
Y los Misioneros de las Sagrados Corazones en vísperas de su desaparición de la Isla donde fueron fundados:

https://www.diariodemallorca.es/mallorca/2019/02/18/sorpresa-dolor-obispado-marcha-coritos/1393008.html

https://www.diariodemallorca.es/mallorca/2019/02/18/congregacion-coritos-abandona-manana-lluc/1392980.html

https://www.diariodemallorca.es/mallorca/2019/02/18/josep-amengual-dejamos-lluc-garantizar/1393035.html

http://www.agenciabaleria.com/mostrar_noticia.php?id=11715&&idioma=cast&&title=En%20referencia%20a%20la%20decisi%C3%B3n%20de%20los%20MMSSCC%20de%20devolver%20la%20atenci%C3%B3n%20del%20Santuario%20de%20Lluc%20a%20la%20Di%C3%B3cesis%20de%20Mallorca

https://www.ultimahora.es/noticias/part-forana/2019/02/18/1059115/coritos-abandonan-lluc.html

 

 

 

PUBLICIDAD

 

 

12 comentarios en “Lo de Lluc ya es definitivo
  1. Porque no hay vocaciones, será que ese carisma ya no tiene sentido o que ya ha dado el fruto que tenía que dar…..? se habla mucho de los laicos, quizás en los tiempos que corren es lo que la Providencia quiere. Una vocación no es ser cura o monja, la llamada a ser laico en medio del mundo para dar testimonio de vida en todos los ambientes, pienso yo.
    Cuando una Orden religiosa es fundada por su fundador, no tiene nada. Pero la Providencia la provee y la sostiene. Y Dios muestra su poder en ella, porque confía plenamente en Él. Y les llueven las vocaciones. Pero cuando pasan los años, los siglos ya no viven de la Providencia, ya han acumulado riquezas, bienes, etc. Se relajan y se adormecen pues ya están seguros, tienen sus necesidades aseguradas. Su testimonio ha dejado de ser Luz, ya no brilla como antes. Solo es una pequeña velita que se apaga lentamente. Ya no mueve el frescor de su carisma, y por lo tanto pocas almas tienen deseos de seguir sus pasos, van muriendo lentamente. ¿Pero porque?

  2. Es una gran pérdida que los “Coritos” tengan que abandonar el Monasterio de Lluc, dado a que faltan vocaciones. Así están casi todas las Órdenes Religiosas, Y es que tanto modernismo, la quitada de hábitos y más adelantos, lo que ha hecho es que nadie distingue a un religioso de un seglar.
    Solo los que tienen la osadía de llevar los hábitos da la casualidad que tienen más vocaciones… ¿por qué será?
    Muchos curas ni llevan una cruz, ni llevan el alza cuellos, todo en miras a parecerse a los seglares, acaso se avergüenzan de ser lo que son?….
    Las monjas de la Caridad, las Franciscanas, y otras más en nada se distinguen pasan como señoritas de vida regalada sin pena ni gloria.
    Una religiosa un día me comento, “yo me pondría el hábito, pero si me lo pongo las otras se ríen de mí” qué barbaridad! A eso hemos llegado?
    En referencia al Obispo de Mallorca, no sé qué decir… la verdad es que a mi modo de ver no tiene la culpa de todo, si los curas de Lluc son mayores, y no tienen vocaciones es natural que tengan que organizarse para atender a sus ancianos padres o no?
    Se hace algo en las parroquias, conventos para reclutar a vocaciones… ¿ o solo es ir enterrando uno tras otro hasta el fin de la institución?

  3. Buenos días
    Siento tristeza al leer muchos comentarios de distintos artículos que salen publicados. Es cierto que vivimos tiempos difíciles para nuestra amada Iglesia y para muchas Congregaciones religiosas, pero es triste ver como de manera “gratuita” se están emitiendo juicios, insultos, … hacia nuestro Pastor, nuestro Vicario General, hermanos presbíteros, … Se podrán equivocar, seguramente, como nos equivocamos todos en algún momento de nuestra vida
    ¡¡Muy triste!! Para mí personalmente estos comentarios no son nada constructivos ni mucho menos que ayuden a vivir en comunión todos como Pueblo hermanos que somos e hijos de un mismo Padre.

    Es tiempo de mantenernos unidos, es tiempo de que a pesar de las tormentas, el “La nave” siga adelante ya que la guía el Espíritu Santo, es tiempo de que demos un auténtico testimonio de amor, misericordia, verdad, justicia, en nuestras familias, trabajos, parroquias, comunidades,…

    Ya está bien de tantas divisiones, envidias, celos, críticas destructivas que ofenden innecesariamente a los hermanos.

    Estoy convencido que con esperanza e ilusión, creatividad, arrimando todos el hombro, sintiéndonos hermanos, superaremos -con la ayuda del Espíritu- muchos obstáculos y lo importante es vivir nuestra fe con gozo y dar un buen testimonio cristiano.

    Todos tenemos una misión en la Iglesia y cuanto más abiertas estén las puertas de nuestras comunidades, mayores resultados veremos.

    Oremos todos unidos y pidamos por la UNIDAD, PAZ, AMOR, JUSTICIA, VERDAD, VOCACIONES

    1. Querido diácono: no hemos de sentirnos hermanos, lo somos… en Cristo. Fuera de Cristo no puede haber sino todo eso de lo que usted habla: celos, envidias, vanidades, soberbias… En definitiva, pecado. Que es de lo que se acusa a tantos de los que dirigen ahora la barca por estos lares. Todos somos pecadores, pero a quienes se postulan, sintiéndose llamados por Dios, a puestos de mayor visibilidad y gobierno, el Señor les exige una mayor perfección (el siervo fiel) y los cristianos esperamos eso de ellos. No es una equivocación de lo que se les acusa, sino de no perseguir aquello que deben por aquello de lo que han sido investidos. No andan en CRisto, que es andar en verdad, como decía santa TEresa. ¿Que no ha pasado sólo ahora? Ya lo sabemos los que hemos leído algo o hemos prestado atención a nuestros mayores. Y también ellos deberían saberlo. De ser santos, esa maledicencia irá en su bien y en detrimento de los calumniadores: Dios les pagará lo que sufren por defender su voluntad y a los malos los condenará. Ahora bien: Si en vez de maledicencia hay verdad en las críticas, tienen dos alternativas: o contemplarlas como una ayuda para entender que deben de cambiar rumbo, pidiendo a Dios gracia y coraje para hacerlo, o despreciarlas para condenarse aún más. Y Dios endurece a quien quiere. El único camino que no engaña es el de la cruz: ¿es ése el que han escogido quienes gobiernan aquí la Iglesia? Llegan buenos tiempos para hacerse esa pregunta.
      En cuanto a su lamento por la desunión, lo que constato es que hay mucha gente que lamenta no haberla escuchado antes por otras razones que no son la crítica de los que dirigen la Iglesia, sino por el desprecio de la Iglesia en Mallorca de otros hijos que venían a ella y se sentían rechazados, lo que ahora le pasa factura con falta de caridad, vocaciones, familias y trabajo cristiano… El caso más obvio es abandono de la iglesia aquí a tanto trabajador forastero, como los llaman, que terminaron dejando la Iglesia (cosa que no es de justificar por mucho que los párrocos y pueblos enteros se empeñasen en excluirlos de la comunión, de no acoger, como se dice ahora) y, con ellos, sus hijos, perdiendo el sentido cristiano de familia alrededor de una iglesia, de una parroquia. Si ahora los descendientes en el cargo reciben unos pocos de los palos que merecieron sus antecesores, tampoco es para escandalizarse. Comparado con el infierno, eso no es nada. Cada obispo que entrara en la diócesis debería de hacerlo dispuesto a que le abrieran la espalda para saldar la cuenta.

  4. Veo que el obispo hace como Jesús ante Pilato. O sea, calla. Me harto de escuchar sus sandeces, melifluas y engoladas, en la COPE cada domingo haciéndose el intelectual que combina fe y razón. Vomito al escucharle, una y otra vez dar, lecciones a los periodistas sobre cómo se deben dar las noticias, parece el maestro Ciruela, que sin hacer la -O- puso escuela. Y comparo todo ello con el silencio actual, y me entran retortijones porque intuyo que lo apuntado por varios comentaristas va a ser cierto. El Sr. Obispillo anda con un cabreo de co…nes porque le han chafado el secretillo o el factor sorpresa. Me indigna pensar que este hombre no se dé cuenta del barranco al que nos aboca. Mire Sr. Obispo, en Mallorca ya no nos sobraba nada, andamos con hambre de Dios, de Fe, y de Santidad. Y aquí viene Ud. a contarnos historias de Jerónimas, de Coritos, o de un Vicario General que en cualquier empresa sería el encargado de vaciar las papeleras. Nos propone Ud. como superior del Seminario a una especie de mamporrero con más ansias de poder que el cardenal Richelieu. Nos arregla Ud. la entrada de la casa de la Iglesia con un mostrador millonario y un cristo “momia” carísimo cuando la realidad del edificio es de ruina absoluta. Nos propone planes de pastoral tan imposibles como insultantes… Reconózcalo, Ud. es un auténtico desastre. En Barcelona como segundón, pues oiga, pasaba disimulado. Quien se fijó en Ud. fué Omella, a él no lo engañó y por eso maniobró hasta lo imposible para quitarle a Ud. de en medio, y lo consiguió, vaya si lo hizo, aunque claro, en esa eliminación hubiera que buscar una diócesis en la que pudiera Ud. aterrizar. Mallorca apareció como la mejor opción, aquí era Ud. conocido de sus tiempos de juventud y era apreciado por los entonces jóvenes. Y aquí que lo colocaron. Y fué tanta su majadería que se alegró Ud. pensando que al fin se podrían reconocer sus méritos en primera persona y no como auxiliar de nadie. estaba Ud. tan contento!!, vino con tanta ilusión!! y ahora qué D. Sebastià? que le parece el juguetito que está Ud. rompiendo? Ud. insiste una y otra vez en sus ideas francisquistas sin darse cuenta de que aquí la mayoría de feligreses al último papa que recuerdan es a Juan XXIII o a lo sumo Pablo VI, somos viejos Sr. Obispo, de los de después ya ni nos acuerdamos del nombre. Y Ud. erre que erre, insistiendo en su linea y despreciando a los que no comulguen con Ud. Y la verdad es que todo esto fatiga, harta y enfada. La pregunta surge sóla ¿Cuantos conventos más habrá que cerrar? ¿Tiene Ud. ya alguna lista de finiquitos en la que podamos orientarnos? No D. Sebastián, Ud. no es un pastor, es y ha sido siempre un arrivista con vocación de mandar y no ser mandado. Ud. no está por la labor de servir ni de amar, está por que le sirvan y le amen, que es cosa bien distinta. Ud. Sr. Obispo no me acerca a Cristo, lo siento en el alma, pero debo reconocer que su recorrido, simplemente ha terminado.

    1. Más claro no puede ser usted, PARROCO INDIGNADO, y me preocupa el saber que lo que usted escribe como párroco, es lo que suscriben en su inmensa mayoría los párrocos de esta diócesis. Incluso algún vicario episcopal que empezó con mucha ilusión y al final a descendido a la realidad y ahora pasa absolutamente de todo.
      La realidad en este caso supera la ficción y por desgracia se avecina una larga y lenta agonía; pues el obispo no va a aflojar pues aflojar significa reconocer sus errores y desastres y a tres años de jubilarse no le vale la pena.
      El Vicario general ( canónigo, vicario episcopal,rector del seminario y secretario de 6 fundaciones, párroco de dos parroquias) no va a dimitir pues junto a Jaume Estela viven en una posición numantina, a parte de poco inteligente, pues si querían hacer carrera es evidente que su curriculum es bastante pobre.
      La próxima semana ejercicios espirituales en Valldemossa, veremos quien va y quien no va…. Entonces podremos calibrar el termómetro de esta realidad que nos abruma.

  5. Me encanta cuando el papa Francisco habla de olor a oveja porque ello presupone el pastoreo al que estan obligados los ministros de la Iglesia. La pregunta es: ¿Si las ovejas se nos van muriendo, si cada vez el rebañito es más pequeño, si incluso las ovejas más sanas en apariencia muestran desánimo, si incluso en el aprisco se niegan a parir nuevos corderillos… tiene algo que ver en ello el pastor que las conduce? para mí la respuesta es clara, SÍ. El pastor tiene mucho que ver. Y ahora debería venir la asunción de responsabilidades ¿no? o de eso mejor no hablamos. ¿Callamos ante el desastre? Que cobarde es la Iglesia para según qué, seguro que si el obispo fuera un carca ya lo habrian llamado de Roma, pero claro, es un progre,y… ¿como va a ser malo un progre que cita a Francisco a cada frase? En todo caso los malos son sus sacerdotes más jóvenes que no quieren someterse a la sabiduría diamantina de su pastor. Me siento mareado con todo esto, dentro de poco no quedará nada, absolutamente nada. Gracias Sr. Obispo por aplicarse tanto en tal empeño.

  6. Sí d. Francisco, lo de Lluc ya es definitivo y también el estrepitoso fracaso de Taltavull es definitivo y dramático. El principal santuario vacío supone un baldon que el menorquín no podrá sacudirse en modo alguno. Aquí se unen dos realidades funestas, la extinción del Seminario y el abandono del principal centro mariano de la diócesis… que más ha de pasar para que Taltavull asuma su fracaso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *