PUBLICIDAD

¿Lo de Arana, ya?

|

Ver las imágenes de origen

Me dicen que podría salir esta misma semana. Aunque también que el adelantar la noticia les descolocó, indignó y que hasta es posible un cambio de última hora. En persona que indicase Arana.

Lo tengamos de nuncio titular, como me dicen, o de nuncio en la sombra, los próximos años de la Iglesia española, mientras dure el pontificado de Francisco, van a ser aranistas.

Francisco ha sido el primer Papa jesuita. ¿Será Arana el primer nuncio jesuita? Yo no tengo conocimiento de otro pero el no tenerlo no quiere decir que no haya habido ninguno.

22 comentarios en “¿Lo de Arana, ya?
  1. Resulta extraño que un nuncio ejerza ante el propio estado del que es ciudadano. Podría dar lugar a malentendidos y situaciones contradictorias. Es posible que haya habido algún caso, pero es una situación a evitar.
    Otra derivada es que sería ordenado arzobispo. Entraría en la CEE, y por partida doble.

  2. Luis, no. En la Iglesia la Constitución es la voluntad del Papa. Y este nombra nuncio a quien quiere Sin que sea necesario, aunque sea lo habitual proceder de la carrera diplomática. Que por otra parte garantiza muy poco. Y con los gobiernos de la naciones ocurre igual. Ignoro si los Estados Unidos tiene carrera diplomática pero los que nos mandan a España son amigos de los presidentes de turno. Y en la misma España aunque la mayoría de los embajadores sean de la carrera, sobre todo en Estados irrelevantes, han sido numerosísimos los que no procedían de la carrera: Miguel Primo, el duque d Alba, Paco Vázquez, Sánchez Bella, Fraga, aunque éste igual era diplomático, López Rodó, Maeztu, Areilza, Lequerica…

    1. Tan es así que la discrecionalidad del nombramiento tiene consagración legal: el art. 36 del Reglamento de la Carrera Diplomática (1).

      Don Francisco: Fraga sí era diplomático. Siempre se dijo que superó cuatro oposiciones con el número uno. Una de ellas la oposición a la carrera diplomática. Antes había ingresado en el cuerpo de letrados de las Cortes. Y después obtuvo dos cátedras distintas en dos universidades distintas.

      (1) https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2014-7970

  3. Lo que esta claro que si Arana llega a ser el Nuncio, Zaragoza volvera a los tiempos del Yanero con el apoyo de Omella. ¿Quien será el elegido para nuevo arzobispo? ¿El actual rector del seminario? Quien sabe. Ruina segura.

  4. Pero para ser nuncio ¿no tiene que haber estudiado uno la carrera diplomática? ¿La tiene el Sr. Arana? Que yo sepa no pasó por la Academia Eclesiástica. o Sí? Que alguien me lo explique

    1. No dice usted ninguna tontería. Muchas fuentes lo llaman así. Pero no estoy seguro de cuál fue el título exacto que se le confirió ni que equivaliera al de nuncio tal como se entiende en la actualidad y del que estamos hablando. La socorrida çWikipedia dice que fue nombrado por el Papa «legado suyo en las tierras del Mar Rojo, del Golfo Pérsico y de Oceanía, a uno y otro lado del Ganges». ¿Se puede hablar de nuncio? Sí en el sentido de «enviado». Pero obviamente no como representante de la Santa Sede, con categoría de embajador, ante el gobierno de otro estado soberano».

  5. Quizá sea la forma de liberar de la servidumbre a la que se deben muchas diócesis al opus. Quien sabe. Me encanta que este Papa descoloque a tanto “colocado”.

  6. De confirmarse el nombramiento, es toda una declaración de intenciones. De intenciones de pasar página, intervenir directísimamente en la Iglesia española y dar un nuevo vuelco al episcopado español. La dirección, solo Dios la sabe.
    Si no me equivoco, la decisión admitiría también otra «lectura», como se dice ahora, sobre todo vista desde el extranjero. Porque llamaría poderosamente la atención que, precisamente en estos tiempos, se optase por un sacerdote que no ha pasado por la Pontificia Academia Eclesiástica (al menos que se sepa) para un destino mayor, como es la nunciatura española. La «famiglia» de los diplomáticos estará que bufa.
    De todos modos, ¿alguien sabe qué edad tiene el interfecto?

        1. Girasoli tiene 61 años. Demasiado joven para España porque su nunciatura sería larguísima (o iría a la Curia y llegaría a cardenal). Pero lo cierto es que está en una edad normal para la promoción a España. De hecho en los últimos nuncios hay varios casos de ascenso muy temprano. Tagliaferri fue nombrado con 58 años, Cicognani con 56, Rinaldini y Antoniutti con 55, Dadaglio con 52, Francica-Nava con 50, y Tedeschini con ¡47!

      1. Don Antonio Lasierra: en ese caso, en cuatro-cinco años le da tiempo a intervenir en el relevo de prácticamente todas las sedes arzobispales de España.

  7. Un nuncio o diplomático jesuita es caso rarísimo, al borde de lo inexistente, pero lo cierto es que lo ha habido. Es demasiado trabajo repasar las trayectorias de todos los obispos jesuitas que ha habido, pero un poco al albur he encontrado dos: Antonio Zecchini, que fue delegado apostólico en los tres países bálticos y nuncio en Letonia (1928-1935), y, más lejano en el tiempo, Niccolò Oddi, nuncio en Alemania (nunciatura entonces en Colonia) (1754-1759) y en Suiza (1759-1764), y luego arzobispo de Ravenna y cardenal. Son casos cogidos por los pelos, cierto, pero son.

          1. Pues empiezan a salir varios. Curioso, por cierto, que la diócesis titular de este Blanchet, Traianopoli di Rodope, fuera la misma que la del nuncio Oddi que yo he citado. La misma por cierto que fue asignada a San Antonio María Claret.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *