PUBLICIDAD

Les mueve el odio

|

Ver las imágenes de origen

Que es mala cosa.

Se advierte en algunos comentaristas, escasos afortunadamente, indignados contra Dios, la Iglesia, la Eucaristía, los sacerdotes… Se amparan en la pandemia y les encanta que ella pueda acabar con todo signo de religión. Porque eso es lo que quieren: acabar con la religión católica.

Por supuesto que hay que respetar las normas de prudencia para evitar el contagio pero dentro de una racionalidad. Es absurdo, e indica no poco, reclamar contra una misa que en una iglesia reúna a  veinte personas y callar como sepulcros ante una masiva concentración de más de cien mil personas. Mo solo autorizada sino publicitada y recomendada.

No sé si habrá alguna persona contagiada por comulgar en la boca. Parece que son numerosas las contagiadas que habían participado en esa manifestación. Es posible que esas participantes, ahora con coronavirus, ministras, familiares de participantes y también ellas participantes, se contagiaran en otro sitio pero lo que es seguro es que no fue en una iglesia ni comulgando en la boca.

No falta quien dice que la organización y autorización de aquel caldo de cultivo de cualquier contagio roza lo delictivo si no cae directamente en ello. Y llama la atención que el portavoz del Gobierno para la pandemia manifestara ante el acudir o no de un hijo suyo a la concentración le diría que hiciera lo que quisiera con lo que quitaba toda la peligrosidad al evento.

Pues me parece que rasgarse las vestiduras por un sacerdote que lleva el Santísimo por las calles de su ciudad o mantiene abierta su iglesia y callar ante sucesos clamorosos como el mencionado, o por que se salten impunemente la cuarentena personas obligadas a ella, mientras se multa a un matrimonio anciano que va junto al supermercado como había hecho toda su vida me parece sencillamente miserable.

Pero se ve que hay miserables.

31 comentarios en “Les mueve el odio
  1. Miserables hay en todas partes. Pero cuando está en juego la salud de las personas, a nivel mundial, hay que ceñirse escrupulosamente a lo que se ordene por parte de los superiores. Tiempo habrá para hacer vida normal.

  2. DOM MANUEL, por desgracia tiene usted razón. Muchos curas y algunos Obispos no creen. Supongo que siguen el «oficio» de cura porque en el paro se morirían de asco y de hambre y allí están haciendo el paripé. A estos les da igual si abren o cierran las iglesias, bueno así se cogen días pagados por sus Diócesis y tranquilidad y paz… Y como tampoco creen en que hay otra vida y un Dios al que todos le tendremos que rendir cuentas… «anchas Castilla»… En cuanto A LOS QUE NOS CRITICAN PORQUE QUEREMOS COMULGAR EN LA BOCA porque creemos que recibimos a Jesús EUCARISTÍA… Es que además de importarles tal asunto un jamón con melón, me demuestran que están aburridos, no saben qué hacer con sus vidas en un tiempo de confinamiento y de estar en casita un ratillo más de la cuenta. Los bares y lugares de alterne en principio están cerrados y eso… No saben con quien meterse… Uffffff! QUE REMALO ES EL OCIO…

  3. Sobre la Comunión lo he tenido claro siempre. No soy digno de tomar a Dios en mis manos y lo tomo en la boca porque no hay otra forma. Esta tarde el cura ha advertido que es preferible comulgar en la mano, pero que no se negaría en la boca. Yo me he arrodillado en el comulgatorio y la he recibido en la boca sin el menor problema.

    Y si un cura se niega a dármela en la boca, pues no comulgo. En circunstancias normales le monto un pollo, pero en estos días me retiraría discretamente.

    Vivimos de la Eucaristía, las misas no pueden cesar, salvo que lo prohíban los que mandan, porque aquí no gobierna nadie, pero eso es otra historia. Los obispos se han puesto la venda antes que les den la pedrada.

    Y si por ir a Misa nos contagiamos, pues Dios nos lo recompensará y si morimos, pues que mejor muerte. También es cierto que las personas con problemas de salud, deben abstenerse de salir, pero no ir a Misa cuando se está enfermo es lo normal. No debe asustarnos la muerte, pero no debemos buscarla.

  4. Otro moñas fanático… jo*der que son una puñeteras semanas , luego podréis levitar y recibir el martirio de San Pedro si queréis!!!! El Seminario de la Fraternidad tradi de San Pedro íntregramente infectado… Dejadlo ahora y luego os flageláis en público si queréis… en el 061 podéis también pedir un psiquiatra.

  5. Creo que el obispo de Teruel y Albarracín lleva razón en lo de la pasividad de mirar. Mucha gente, se ve sobre todo en los entierros y en las bodas, están en misa «como un pulpo en un garaje», como decíamos antes cuando una persona da la sensación de estar fuera de sitio (ahora dicen en el lugar equivocado). Sólo participan en el momento de darnos la mano. Y no hay que olvidar que este rito es facultativo u optativo. Cuando veo (por desgracia, ya llevamos dos domingos sin vernos en la iglesia) a aquella señora recorriendo todo el recinto sagrado dando la mano a todos, la última vez haciendo reverencias (confío en que no le diera tortícolis), y más de cuatro veces con el distintivo de la banda del lazo (estamos en una parroquia del litoral gerundense), debería abstenerse de exhibir este adminículo cuando pasa el cepillo y luego da la segunda vuelta al ruedo estrechando manos. Recuerdo entonces que sólo se da la mano o se hace la inclinación de cabeza a los que tienes a tu derecha e izquierda.
    La misa televisada es para quienes no pueden acudir a la iglesia por incapacidad física o enfermedad, que están dispensados del precepto dominical, ya que seguirla por televisión no vale para cumplirlo. Pero es un gran consuelo, como le ocurría a mi padre, q.e.p.d., ya que sus piernas no eran las de antes, aunque tuviera la cabeza muy clara. Y la seguía, respondiendo a todas las partes de la celebración eucarística.
    Pero en muchos casos, el peligro de convertirse en mero espectador que denuncia el prelado aragonés existe.

  6. Es mal de digerir que con 50 sacerdotes muertos por el coronavirus en Italia y otros tantos en España, con la falta de vocaciones que tenemos, ustedes sigan en sus trece. Decenas de monjas enfermas y ustedes ahí dando por saco. ¿Y qué os consuela? Las teorías del complot, que las hacen sujetos nacisistas y mitómanos. Resulta que según vosotros y el blogger toda la masa mundial, las UCIS colapsadas y las morgues se han aliado para que cerremos las iglesias unas cuantas semanas. Más que epidemiólogos han de abundar los psiquiatras.

    1. Como el psiquiatra que tal vez vaya a necesitar usted cuando descubra que es mortal. ¿Lo precisó también cuando la decepción de los Reyes Magos…?

  7. Es mal de digerir que con 50 sacerdotes muertos por el coronavirus en Italia y otros tantos en España, con la falta de vocaciones que tenemos, ustedes sigan en sus trece. Decenas de monjas enfermas y ustedes ahí dando por saco. ¿Y qué os consuela? Las teorías del complot, que las hacen sujetos nacisistas y mitómomanos. Resulta que según vosotros y el blogger toda la masa mundial, las UCIS colapsadas y las morgues se ha aliado para que cerremos las iglesias unas cuantas aemanas. Más que epidemiólogos han de abundar los psiquiatraa.

    1. 50 sacerdotes muertos, falta de vocaciones? Y qué pasa con las millones de almas condenadas por estos «sacerdotes» satánicos en los ultimos 50 años, bendiciendo el horror y el pecado más asqueroso. Falta de vocaciones? La crearon ustedes, es completamente fabricada. Las órdenes tradicionales tienen vocaciones por montones

      1. Otro moñas fanático… jo*der que son una puñeteras semanas , luego podréis levitar y recibir el martirio de San Pedro si queréis!!!! El Seminario de la Fraternidad tradi de San Pedro íntregramente infectado… Dejadlo ahora y luego os flageláis en público si queréis… en el 061 podéis también pedir un psiquiatra.

  8. También el cardenal Cañizares dispensó de la abstinencia a los fieles de su archidiócesis con motivo de las Fallas. No sé si el decreto sigue vigente al haberse suspendido el espectáculo y la fiesta. En 1967, otro arzobispo de Valencia, ya emérito en aquel entonces, don Marcelino Olaechea Loizaga, S.D.B., ahora en proceso de beatificación lo mismo que su sucesor en esta sede, don José María García Lahiguera, se opuso a la celebración de las fallas porque el día de san José coincidía con el domingo de Ramos (cuando ésto ocurre, la solemnidad litúrgica se traslada a la víspera o al lunes de la II semana de Pascua. En 2008, san José cayó en miércoles santo. A propósito: mañana es la solemnidad de la Anunciación del Ángel a la Virgen y Encarnación del Señor). Ésta fue la postura del que antes de ser obispo fue inspector de la inspectoría de La Merced, que comprendía Andorra, Baleares, Cataluña y Huesca, donde se halla el colegio en el que estudié (en Barcelona). Ahora es más extensa y se llama de María Auxiliadora.
    Cada maestrillo tiene su librillo. Pero por las calles de Valencia aparecieron unas pintadas en las que se leía: «Marcelino tombolero, no te metas a fallero».

  9. ¿Y por qué motivo ha dispensado de la abstinencia?
    Porque una dispensa de cualquier ley general de la Iglesia requiere una motivación seria, si no esto sería un cachodeo

  10. Por cierto en Argentina la restriccion es mas dura. Si bien los sacerdotes pueden circular libremente para «llevar asistencia espiritual», el culto publico esta suspendido por completo. Misas hay muchas, es verdad, pero solo por streaming. Saludos.

  11. Soy cura y con largos años de ordenado pero cada vez me convenzo más de que muchísimos de mis compañeros no creen en Dios. Esto dicho en sentido literal. Y es de entre ellos de donde se elige a los obispos. Por ejemplo el que protagoniza la noticia

  12. El que parece que se rasga las vestiduras por los sacerdotes que llevan el Santísimo por las calles de su ciudad es el propio Obispo de Teruel, en un lamentable escrito:

    «Algunos sacerdotes se han puesto muy nerviosos y nos han llenado los medios habituales, con los que nos solemos comunicar, de oraciones, llamadas a rezar, la posibilidad de seguir la Misa por streaming, es decir en directo vía web, nos han enviado link, o sea un enlace o conexión, para poder ver el Santísimo expuesto … y algún otro ha salido a dar un paseo por las calles con la custodia como si se tratara del Corpus Christi (y me pregunto con qué permiso, porque para muchas cosas somos muy estrictos y para otras no tanto.)»

    http://www.diocesisdeteruel.org/diocesis/el-obispo/al-ritmo-de-los-acontecimientos/

    Este mismo Obispo ha dispensado a sus fieles de la abstinencia de carne los viernes de Cuaresma, ¿qué será lo próximo?

      1. HERMENEGILDO

        Las autoridades sanitarias nos imponen salir las menos veces posibles al supermercado más cercano a nuestro domicilio e incluso sancionan si uno va a un supermercado lejano.
        Es decir que en las casas habrá dificultad para organizar la comida.
        Hay ancianos que dependen de lo que les dejan en la puerta algún vecino…..
        Incluso hay gente que está comiendo mucho menos cantidad , porque así tiene que salir menos veces al supermercado.
        Creo que en ese marco de cosas y con 6820 muertos en Italia y 2696 en España, se debe salir al supermercado cuando se haya acabado lo que haya en casa.
        Y no es el momento, con ese problema gravísimo que está matando a miles de personas , de tener una obligación, que hoy en 2020 tiene un sentido escaso, que consiste en no comer carne los viernes de cuaresma.
        Es más sacrificio el aguantar con paciencia una impertinencia de alguien nervioso por estar metrido en su casa 14 días….. que el no comer un trozo de salchichón.
        Porque la abstinencia en sí misma tiene poco sentido en 2020. Tiene , TENÍA MÁS BIEN , el sentido de privarse de algo lujoso o muy apetitoso.
        O ahora EN 2020, PUEDE TENER EL SENTIDO de mostrar sumisión a una norma y saber que humildemente debemos obedecer ( aunque sea bastante absurdo , pero bueno ) ….

        Pero ahora con cerca de 3000 muertos en España creo que la abstinencia muy bien se puede sustituir por esta norma : COMA USTED TODO LO QUE TENGA EN SU CASA Y HASTA QUE NOS SE HAYA VACIADO DEL TODO SU NEVERA, NO SALGA USTED AL SUPERMERCADO

        1. Vaya, otro colaboracionista con el totalitarismo mundialista y sus medidas despóticas, alegremente implementadas por la mayoría de obispos más allá de donde exigían las ya excesivas medidas tomadas.
          Este, so capa de piedad, va más allá que los obispos. Fuera abstinencias. Con lo buenas que son las legumbres, verduras, ensaladas y frutas. Pues hala, a matar animalitos para ser más modernos. Y no soy vegetariano.
          Si usted no comprende el sentido de la abstinencia, ayuno, limosna y penitencia, que todos juntos domeñan nuestro cuerpo y nuestras pasiones, a la vez que ofrecen una oblación saludable a Dios Nuestro Señor y son un signo de solidaridad con tanta gente que padece hambre y necesidad, por lo menos no intente colarnos su afán descristianizador como falsa piedad.

          1. Fernando Enríquez de Talamanca
            COMPRENDO PERFECTAMENTE EL SENTIDO DE LA ABSTINENCIA , LIMOSNA Y PENITENCIA,aunque no coincidan exactamente con lo que usted ha decretado que es la sana doctrina. Se ve que es usted el que tiene la facultad de otorgar certificados de quien comprende y quien no comprende.
            Es usted el que no me ha entendido a mi. Aparte de intentar ofenderme.
            La solidaridad que usted dice, eso sería hace tiempo, porque hoy día en la España del año 2020 comerse una langosta y unos percebes, no veo por ningún lado que sea tener solidaridad con esa gente a la que usted alude que tiene necesidad. Alomejor es más identificarse con los que padecen hambre y necesidad, tomar algo más barato.
            Me ofende lo que dice de mi calificándola de «falsa piedad »
            Me ofende lo de » afán descristianizador »
            Me ofende decir que hablo «so capa de piedad »
            Me ofende que usted intente ridiculizarme diciendo que colaboro con el «totalitarismo mundialista »
            Si no me he expresado bien antes, lo digo ahora quizá más sencillamente: hay que salir poco al supermercado con las consecuencias que sea (no comer lo que a uno le apetezca, comer lo que haya hasta vaciar la nevera ) pasando en estas circunstancias gravísimas porlas que pasamos, el asunto de la abstinencia a algo de poca importancia.
            Quizá sea más dura penitencia que no tomar un trozo de mortadela de mala muerte que lleva un mes en la nevera …. el oir sus descalificaciones hacia mi y saber perdonarlas con la virtud cardinal de la templanza.

          2. Al admirador de San Carlos y el Padre Damián:
            Ellos no se quedaron recluidos, confinados, salieron y al Padre Damián no le importó contagiarse. Justo lo contrario de lo que usted preconiza, preso de su alarmismo terrorista. Porque meter miedo, atemorizar a la gente, como está haciendo el sistema mundialista con la complicidad de muchos jerarcas eclesiásticos y algunos entusiastas como usted, es terrorismo.
            Más confinados que los del seminario o las hermanas de clausura no se puede estar. Normal que se contagien las religiosas que atienden ancianos en las residencias.
            Pero por qué supone que se han contagiado en el Seminario San Pedro, por llevar sotana, por rezar en latín o por comulgar en la boca? Y los Obispos de Ávila y Palencia que han cerrado todas sus iglesias, por qué se han contagiado?
            Las calles, los parques o los montes o las playas no contagian, la mirada no contagia, ni el sonido, ni el aire, es el contacto con otras personas. Y eso es lo que se debe evitar sin arrojar a una celda de castigo a todos y cada uno de los habitantes del Planeta.
            La mortadela no contagia el virus, pero por qué tiene que comerla precisamente el viernes? Tiene 6 días a la semana para hacerlo. El viernes tiene muchas cosas baratas que comer que no son carne ni cigalas. Pero a usted lo que le importa es aprovechar para transgredir, so capa de piedad. Falsa piedad, falsa preocupación.
            En todo caso, deje usted a los demás, que ya somos mayorcitos. Usted se puede quedar sin salir ni a la ventana y comer mortadela todos los días, pero no pretenda imponerlo a los demás, que yo a usted no le impongo nada. Yo soy libre, no soy un eunuco castrado por los mundialistas que me trago todos sus miedos.
            Y vuelvo a insistir: ¿Cuántos casos hay de contagiados por ir a misa y comulgar? Sabe usted de alguno? No será el caso de las ministras del Gobierno.

  13. Creo que también se tendrá que aplazar la celebración del LII Congreso Eucarístico Internacional, prevista para los días del 13 al 20 de septiembre próximo, en Budapest (Hungría). Buena fecha el 20-IX: se cumplirá siglo y medio de la toma de los Estados Pontificios por las tropas garibaldinas, una efeméride que Roma, tanto Italia como la Santa Sede, no iba a dejar pasar sin pena ni gloria.
    Budapest fue la sede del XXXIV Congreso Eucarístico Internacional, en 1938, el último antes de la II guerra mundial, que abrió un paréntesis de catorce años, hasta que en 1952 tuvo lugar el XXXV en Barcelona.
    Quiera Dios que la próxima celebración pueda desarrollarse con normalidad y se cumpla una vez más el anhelo de María Isabel Emilia Tamisier, inspiradora de estos actos, que quería que la devoción al Santísimo Sacramento cubriera la redondez de la Tierra.
    En cuanto a la doble vara de medir y las ganas de hacer desaparecer todo vestigio de religión que tienen algunos, estoy totalmente de acuerdo con lo que se dice en el post. No hace mucho, en el Evangelio de uno de estos últimos domingos se nos invitaba a orar por nuestros perseguidores, que los hay. No dejemos de encomendarles a Dios, que buena falta les hace. Y no sólo a ellos.

  14. Nada de odio. Quien no está conmigo está contra mí es una estupidez lo diga quien lo diga.
    Del gobierno y su entorno ideológico bastante tengo con sobrevivir como puedo a sus disparates.
    En cada momento grave, y éste lo es, cada cual debe asumir su responsabilidad y cargar con las consecuencias que pueden ser… muertos.
    Dios no se casa con nadie y este virus, tan real, tan empírico, tampoco.
    Adiós y… suerte.

  15. El virus chino y el encarcelamiento de toda la población está mostrando la catadura y falta de fe de muchos y la virtud heroica de unos poquísimos.

  16. Bastante (el de Vidal) llama «negacionistas» –en los titulares del medio de desahogo de la clerecía «Religión Digital»– a los sacerdotes que salen casi solos y guardando las distancias con el Santísimo. Por cierto que, en su redacción, Bastante no distingue un sagrario de una custodia. También aplica ese mismo calificativo (acuñado para señalar a los que niegan el Holocausto judío) a obispos como Reig Pla y otros, que no han desamparado a su pueblo.
    Que nadie olvide.

  17. Todavía no deja de sorprenderme la mesura que el Gobierno socialcomunista ha tenido en España con el culto público. Bastante más que muchos obispos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *