Lecturas LXXVII: La acción social de los jesuitas tras la Rerum Novarum

|

 

 

<

Manuel de los Reyes: La Casa Social Católica de Valladolid (1881-1946). Renovación social y presencia cristiana. Ediciones Encuentro, Madrid, 2013, 692 págs. Estamos ante un libro pesado, repetitivo e interesante. Que deja cumplida constancia de la acción social de los jesuitas en Valladolid que fue una de las ciudades en las que más se dejó sentir la acogida por parte de algunos miembros de la Compañía de Jesús de la encíclica con la que León XIII abrió la Iglesia con nuevas perspectivas a lo que dio en llamarse la acción social católica. No es que antes no existiera esa acción en la Iglesia o en la Compañía de Jesús. Pero era mucho más caritativa o misionera que organizada. ¿No fueron por ejemplo acción social las reducciones americanas de los jesuitas? O la enseñanza de niños pobres, la atención a los enfermos, a los expósitos, la acogida de ancianos o huérfanos… La obra tiene las apariencias de una tesis doctoral y no suelen ser estas, incluso reducidas, de lectura cómoda. La acumulación de datos sobre datos suelen hacerlas farragosas y este libro lo es. Seguramente con bastantes menos páginas cumpliría mejor el objetivo de hacernos saber cuál fue la aportación de los jesuitas en estas tareas nuevas en las que la Iglesia comenzaba a embarcarse. Tiene también el defecto de su localismo. Demasiado Valladolid. Comienza con los inicios de lo que terminaría siendo una obra muy importante, debidos a los PP. Colina y de la Paz para luego extenderse con aquella figura de primera magnitud que fue el P. Sisinio Nevares. Al que sigue incluso en los periodos que dejó la ciudad que baña el Pisuerga. Y naturalmente que cumplida constancia de lo que fue sobre todo en Valladolid pero también en Castilla y León, la inmensa tarea de aquel jesuita. Curiosamente la acción social, y sindical, de los jesuitas fue la que podríamos calificar de más tradicional de todas. Y mucho más importante que la desarrollada por los dominicos Gerard y Gafo o por el sacerdote Arboleya. Nombres como Vicent, Palau, Nevares, por citar sólo a los más destacados, sitúan a la Compañía de Jesús en cabeza con gran diferencia de esta acción eclesial. La labor sindical, sobre todo en el sector agrario, de Nevares fue importantísima y es muy posible que la misma tuviera parte notable en el mantenimiento vigoroso del catolicismo en Castilla y León como se vería en 1936. Al estallar la contienda el jesuita tuvo muy claro cuál era su tarea al estar muchísimos de los miembros de sus sindicatos combatiendo en uno de los bandos. Desde el primer momento, y hasta el último, les asistió como capellán en el frente de batalla. Nevares, uno de los jesuitas más destacados de una época en la que tantos destacaban, no abrigó la menor duda  sobre lo que debía hacer y con quien tenía que estar. Y la Compañía de Jesús tampoco. Hoy algunos, que sólo vivieron aquella tragedia en los libros, pueden pensar de otra manera. Quienes los sufrieron en sus propias vidas no tuvieron ni un segundo de vacilación. Curiosamente los que vencieron en aquella contienda se cargaron desde el primer momento la obra importantísima de Nevares en el terreno sindical. La unificación fue trágica para los sindicatos católicos con tanta implantación en el campo. Desaparecieron. O los desaparecieron. Creo que con pésimas consecuencias a largo plazo. Mucho de eso está expuesto en el libro con prolijidad. Quizá demasiada para la inmensa mayoría de los lectores. Sin embargo de ello me parece una obra importante e interesante aunque aporte bastante más de lo que precisaría no ya un lector normal sino uno de considerable cultura. Parece en cambio muy adecuado para los especialistas en el tema.    

Comentarios
0 comentarios en “Lecturas LXXVII: La acción social de los jesuitas tras la Rerum Novarum
  1. Por cierto, en las reducciones se trabajaba 6 horas diarias. Carlos Slim, el multimillonario mexicano, está a favor de reducir el horario laboral de 8 a 6 horas sin reducir el salario. Quien sabe si en el futuro estas reducciones terminen siendo el modelo a seguir. Los santos se adelantan a su época.

  2. Reducciones jesuíticas en Paraguay:
    https://www.youtube.com/watch?v=L9AU0HxhCTA
    .
    Dan ganas de llorar al ver lo que fueron y ya no son.
    .
    Los comentarios que se publican por acá sobre los jesuitas son precisamente por el amor y admiración que sintieron por ellos. Hay un vals peruanos «Odiame» que dice la letra:
    «Ódiame por piedad, yo te lo pido…
    ¡Ódiame sin medida ni clemencia!
    Más vale el odio que la indiferencia.
    El rencor hiere menos que el olvido.
    Yo quedaré, si me odias, convencido,
    de que otra vez fue mía tu existencia.
    Más vale el odio a la indiferencia.
    ¡Nadie aborrece sin haber querido»
    .
    Se odia lo querido, lo admirado, lo amado.

  3. Sera gracioso pensar si,dentro de 100 años,pueda escribirse un libro sobre la acción socio-ecologica de los jesuitas tras la Laudato sii.
    Jajajaja…

  4. Tuvieron los jesuitas siglos esplendorosos, siempre que se mantuvieron ignacianos cual en el Concilio se dijo de los «carismas fundacionales»como pretexto ambivalente para castrarlos con la cantilena de regresar a las fuentes, sectarias y profanas con envoltura religiosa de circunstancias.
    Es una epopeya inmensa la que protagonizaron en los sitios más dispares y en circunstancias inconcebibles siempre en fidelidad a la SANTA Iglesia Hierárquica, vera esposa de Cristo.Las Reduccioines en Iberoamerica y la época de san José de Pignatelli bastarían para quedar estupefactos de admiración y gratitud humana.
    Quienes somos deudores a aquella formidable Compañía de Jesús preconciliar sin dejarse captar intelectualmente por el secularismo de la profanidad arrupita, damos nuestro testimonio presencial.

  5. Pues soy yo tan de Pascal
    Nunca fui de jesuitas;
    Que son como las termitas,
    Y lo hacen todo muy mal…
    Alguno….,hay fenomenal
    (Las excepciones descritas
    Confirman leyes inscritas)….
    Pero eso no es lo normal.
    Y hoy soportamos,que en Roma,
    Un hijo de esa caterva
    Remueva y pudra el Puchero.
    Parece una triste broma…..
    La que fuera «gran reserva»
    La bebé hoy Pedro botero….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *