PUBLICIDAD

Lectores verdaderamente ingeniosos

|

Ver las imágenes de origen

Como por ejemplo este:

«El indulto que permite recibir la Comunión en la mano no recomienda la forma de hacerlo.
En algunas iglesias (quizá interesadas en que se dejase de comulgar en la boca o, quizá, con muy buena voluntad), aparecieron años atrás unos cartelitos que decían cómo debía tomarse según una antiquísima tradición (algo más falso que un Judas de plástico).
Cartelitos de ese tipo también aparecieron para indicar los gestos y posturas en la Misa: de pie en la Consagración, en modo sardana en el padrenuestro, la hora del recreo en la paz…
Curioso: no recuerdo haber visto cartel de calibrador de caballo de Espartero en el padrenuestro, ¿de donde vendrá esta vetusta tradición?»

Se lo dedico, regocijado, a Don Julián López, obispo de León y demás liturgistas al uso. «Quizá con muy buena voluntad». Magnánima concesión «más falsa que un Judas de plástico».

Vaya forma de cargarse la reforma litúrgica. «Modo sardana», «hora del recreo». Y ya lo del «caballo de Espartero» me parece glorioso. ¡Toma liturgia!

¡Cuándo aprenderé yo! A ver si mi mujer no lee esto porque me ahorraré sus reconvenciones.  ¿Ves como se pueden decir las cosas con elegancia y no con tus ordinarieces? ¡Qué razón tiene! Como siempre. Pero es que uno nació así. No como muchos de mis lectores. Desconocidos para mí en su inmensa mayoría.

Vaya en esta entrada mi  agradecimiento a todos ellos. Sin los  cuales no tendría sentido el Blog. Y al que he reproducido, con admiración.

 

1 comentarios en “Lectores verdaderamente ingeniosos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *