PUBLICIDAD

¿Le va a estallar otra Fundación al cardenal arzobispo de Madrid?

|

Cementerio de San Justo - Wikipedia, la enciclopedia libre

¿Tiene alguna responsabilidad in eligendo? ¿In vigilando?

¿Se le va a abrir otro frente a Osoro?

¿Con Belda?

https://infovaticana.com/2021/11/22/los-escandalos-que-sacuden-a-la-fundacion-sacramental-san-justo/

 

Ayúdanos a seguir informando

11 comentarios en “¿Le va a estallar otra Fundación al cardenal arzobispo de Madrid?
  1. Vale, pero ese «ascender» bien podría haberse referido a un puesto curial, no que le manden a una diócesis que no le ha aportado más que amarguras y problemas.

  2. Visto lo visto hoy a osoro, es un personaje que tiene varios complejos. Está a la defensiva. Emite juicios (falta de valor y arrojo). Yo con un pastor así prefiero que no me cuide. No es líder, no motiva. Como persona le faltan cualidades para ser obispo.

  3. Es de absoluta verguenza el tema del negocio que, en este mundo, hay con los muertos. Los cajones, que son cuatro tablas pintadas con betún de Judea, a dos o tres mil euros la mas barata; los tanatorios llenos de mármoles y suelos y paredes de super lujo, con precios astronómicos por estancia; De las flores y coronas, yo he podido comprobar personalmente- en el Cementerio Sur- cuando llega un difunto con su cortejo, dejan las coronas a la entrada del Crematorio en unos soportes y cuando acaba la ceremonia y los familiares se largan, a los diez minutos, aparecen una o varias furgonetas de Floristerías XXX, cargan otra vez las coronas y de vuelta al almacén, cambian las cintas y se las venden a los familiares de otro entierro. Nadie o casi nadie se da cuenta de esta corrupción, porque después de incinerar a un familiar, ¿ Quien se lleva las coronas y flores a su casa, o las pisotea para que no las revendan?. Eso lo he visto yo el año pasado en Septiembre cuando después de visitar a mis seres queridos, coincidí, y además me llevé la desagradable sorpresa de ver estos hechos. Por eso, cuando han fallecido familiares muy allegados, no han llevado ni una flor; el que quiera robar, que se vaya a Sierra Morena, o se lo haga a su pastelera madre.

  4. ¿Y esto que dice el arrupita Ladaria?

    «Vacunas Covid. Sólo como mal menor podemos aceptarlas: proceden de abortos»

    «El que no se vacune no tiene por qué ser castigado sino aplaudido y el que se vacune no tiene por qué ser condenado pero sí informado.»

    «la SCDF, que ahora lidera el cardenal jesuita español Luis Francisco Ladaria, admitió las vacunas Covid, atención, como mal menor -una teoría moral que no despierta en mí un especial entusiasmo- y sólo como mal menor. Lo hizo ante el avance del virus pero condenó -sí, condenó con claridad-, el hecho de que se usaran líneas celulares abortivas para fabricar las vacunas, uso miserable que las canallescas grandes multinacionales farmacéuticas se han encargado de ocultar y/o despreciar.

    «Segundo matiz de la aprobación: la SCDF dejaba bien claro que, dados todos los peros y dado que se desconocen, o se ocultan, las consecuencias de los jarabes que nos están administrando, las vacunas Covid no podían ser obligatorias sino voluntarias. Esta precisión cobra en estos momentos una especial actualidad.

    «Tercer matiz: la Iglesia, una vez más, deja claro, en el precitado documento de Ladaria, que mejor hubiera sido que los cultivos celulares utilizados para fabricar las vacunas, desarrolladas a partir de células duploides, no procedieran de abortos… lo que, por cierto, podría haberse hecho sin mayor problema. No sólo las células procedentes de embriones humanos son totipotentes.»

    https://www.hispanidad.com/sociedad/vacunas-covid-solo-como-mal-menor-podemos-aceptarlas-proceden-abortos_12030082_102.html

  5. Si se le preguntase por esta temática a Monseñor Osorio, saldría con lo que dijo en la Misa de inicio de curso pastoral de la Curia diocesana, que animo a los presentes a «entrar en la profundidad» de la vida y no quedarse en la superficie, que puede estar «agitada». «Es una llamada a todos nosotros; no nos quedemos en los dimes y diretes.

  6. La responsabilidad principal de Osoro es haber aceptado ser arzobispo de una diócesis de la que desconocía todo, demasiado grande y demasiado compleja para su escasa preparación teológica, jurídica y cultural; la segunda responsabilidad es haber puesto su confianza en las personas equivocadas.

    1. Tampoco Valencia era una diócesis pequeña. Lo mejor que puede hacer es retirarse a los valles pasiegos, que son muy bonitos. Es lo mejor para él y para la archidiócesis. Seguramente nunca pensó llegar tan alto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *