PUBLICIDAD

Le dan a Bru en todo el morramen

|

Y no soy yo. Aunque mi compasión por Bru no llega a descompadecer el artículo. Que me parece muy bien. Y por eso se lo traigo a mis lectores. Y a Bru, que le den morcilla. De Burgos. Que es buenísima. Ya ven toda la compasión que le tengo. Lo mejor. De Burgos. No otras morcillas ni la de uno de Burgos. Todas las morcillas de Burgos son buenas. No hago acepción de morcillas. O sí. Que sean de Burgos. No otras. Esas que llevan arroz.

https://infovaticana.com/2018/09/20/manuel-bru-y-las-paradojas-de-la-misericordia/

Pues lo dicho: A Bru que le den morcilla. Aunque quien se la suministre debe tener en cuenta que si ya está que rompe las albas por sus kilos tampoco debe pasarse en la cantidad.

Y si alguien puede explicarme la fotografía que ilustra el artículo y que reproduzco como entrada lo agradeceré porque me pilla in albis. No rompiendo albas como otros. Entiendo que salga Bru, entiendo a Don Carlos Osoro que le nombró creo recordar que delegado de Catequesis o de alguna otra cosa aunque no entienda el nombramiento pero… y los otros dos. ¿Quiénes son? Agradecería que alguien me informara siempre que la información no se desmande por vericuetos impropios de la respetabilidad de los lectores del Blog.

 

4 comentarios en “Le dan a Bru en todo el morramen
  1. La foto parece estar sacada de un encuentro de catequistas. Los que acompañan a Mons. Osoro y a Bru, pertenecen a Crónica Blanca, el colectivo de jóvenes comunicadores, que Bru formó y acompaña desde hace años

  2. El artículo de Bru, ha hecho que recuerde un verso de “If…(Sí…)” de Kipling, que dice: “si puedes escuchar la verdad que has hablado, hecha trampa de pícaros para engañar incautos”. Es asombroso como se puede retorcer una enseñanza tan clara como la de El hijo pródigo, en el que el perdón pleno está íntimamente unido al arrepentimiento.

  3. El señor Bru hace mucho que perdió la brú-jula, si es que alguna vez la tuvo.Señores como él son los que están demoliendo la Iglesia y haciendo que muchos nos acordemos de sus progenitores, inocentes de haber traído a semejantes engendros a esta valle de lágrimas.

  4. Si está Coccopalmerio por medio no le garantizo que las morcillas que vaya a recibir Bru sean realmente de Burgos, ni que las bolitas blanquitas que recubre la tripa sean realmente arroz. Ni coco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *