PUBLICIDAD

Las misas que no se prohiben

|

Como para cabrearse con las que se prohiben

https://www.youtube.com/watch?v=YxFp23Y0o2o

 

Comentarios
17 comentarios en “Las misas que no se prohiben
  1. O mi ordenador se ha vuelto loco, o ha desaparecido la entrada relativa a los vicarios de Zaragoza publicada el pasado día 6, con lo que sería la segunda entrada sobre Zaragoza que desaparece en poco tiempo. Buscando en google, sí aparece, pero no entrando en el blog. ncluso un comentario que acabo de hacer, también sobre Zaragoza, ya no está a la espera de moderación. Sencillamente, ya no está. Con todo respeto, me gustarían que me aclararan estos puntos. Muchas gracias.

  2. No tengo yo que irme muy lejos para ver una majadería como esta. En la parroquia del Carmen del paseo de María Agustín de Zaragoza, padres carmelitas, se celebran frecuentemente misas de este calibre. Hay, sobre todo, un cura, que se llama Antonio, que es un mamarracho absoluto. A parte de que cualquiera de los curas de la comunidad se revisten con una especie de chilaba suelta, con estola y, por supuesto, sin casulla, de que llevan colgando del cuello con una cadenita las gafas de ver de cerca (como llevamos muchos, pero no estamos celebrando misa), ni siguen el misal, ni cumplen las rúbricas. Una celebración es un continuo abuso litúrgico, en el que además obligan a participar a la asamblea, haciéndola participar en rezos que corresponden solamente al sacerdote, por ejemplo.
    Pero ese padre Antonio ya roza lo esperpéntico. Nunca se sabe si está celebrando misa o bailando, hasta que para que no haya confusión, baja del presbiterio y se pone a bailar en el centro de la nave, acompañado, eso sí, de una catequista, supongo. Un verdadero horror. Una parroquia que me consta que ya fue advertida por el arzobispo, pero que ha hecho caso omiso. Como tiene una gran labor social, nunca hablan de caridad si no de solidaridad, pues se le perdona todo. Por supuesto, celebran la penitencia comunitaria, que no está permitida según tengo entendido, y los confesionarios están siempre vacíos. De curas, me refiero. Pueden verlo todo en su canal de youtube.

  3. El sacerdote va en casulla, que es ornamento para la Misa. Y los monaguillos llevan sus vestiduras propias, también para ese momento. Y las velas del altar encendidas. Y el cirio pascual. Si no es una Misa, es su prólogo o su epílogo. Quizás una Vigilia Pascual.
    Y no es la única falta litúrgica en una Iglesia, por otra parte, hermosa: el «altarcito» de campaña delante del altar principal, es otro adefesio. Y quién sabe si hay más.

    1. La traducción automática de google dice lo siguiente:
      «Para las celebraciones de Pascua en 2021 hubo una experiencia especial para todos los feligreses en la iglesia de Inzing. Fuente de video: Brigitte y Wolfgang Walch»
      Pues, muy diferente de los bailes de los kikos, en circunstancias semejantes, no es.

    2. Traducción, de google, de la descripción del vídeo:
      «Para las celebraciones de Pascua en 2021 hubo una experiencia especial para todos los feligreses en la iglesia de Inzing.» Así que toda la razón….

      «Y aún veréis cosas mayores».

  4. Aunque este despropósito no se haga en el contexto de una misa, el mero hecho de hacerlo dentro de una iglesia y revestido de la vestimenta sacerdotal ya supone una profanación.

  5. Aunque el despropósito no parece hacerse en una misa, el mero hecho de hacerlo en una iglesia y revestido de ornamentos sagrados supone una profanación.

    1. El NO puede celebrarse dignamente e indignamente. La flexibilidad del rito permite ambas cosas. La misa tradicional sólo puede celebrarse dignamente bajo pena de pecado mortal.

  6. Pero, ese vídeo es verdadero..!?

    Sacrílegos, malvados, impíos…!

    Eso es una abominable blasfemia, el maltrato del Señor en lo más grande, la Santa misa…!

    Y encima…. ¡Payasos!

  7. Una bonita coreografía y parece que le gustó a la gente. El ‘pueblo’ disfrutó, ¿quién soy yo para juzgar?

    Lo que no se puede permitir es unos tipos que dan la espalda al ‘pueblo’, que hablan en una lengua muerta y que encima tienen gente joven que acude puntual y con devoción.

    1. Pues si piensa llenar las iglesias, está muy equivocado. A la Misa nueva no van los jóvenes, de modo que cuando nos muramos los viejos, van a ir muy pocos, suponiendo que haya curas que digan las misas.

      Es, salvando las distancias, como ese hindú, que proclama que hay que perseguir a los cristianos, porque, al parecer, la gente se está convirtiendo en masa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *