PUBLICIDAD

Las mercedarias de Santiago según el testimonio de las dos religiosas indias que permanecen

|

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/galicia/2016/01/31/convento-libremente-nunca-retenido/0003_201601G31P8993.htm Ahora en el inmenso caserón quedan 7 monjas, dos de ellas indias y alguna hispanoamericana. Una de las exclaustradas llegó a ser importante cargo en la comunidad y otra de las que permanecen es la hermana tornera, es decir, la que tiene más relación con el exterior. No parece que estuvieran incomunicadas. Lo que resulta evidente, en cambio, es que en algún momento la armonía en la comunidad se quebró de alguna forma. Y tres de ellas, dos ya en trámites de secularización, iban a abandonar su estado religioso. Eso se precipitó por la intervención de otra exreligiosa que hizo intervenir a la policía. Parece claro que las «aisladas» y «recluidas» tenían alguna comunicación con ella. No se entendería de otro modo su actuación. Luego no estarían tan aisladas y recluidas. El episodio es lamentable y más cuando era cuestión de días que las dos que estaban en trámite de secularización salieran del convento. El escándalo fue magnificado y naturalmente se utilizó en daño a la Iglesia. Abrigo notables dudas sobre la supervivencia de esa comunidad. La superiora, con la marcha en un día del 30% de la comunidad queda tocada. Algo ciertamente no funcionaba bien en ella. La Iglesia ya había alertado respecto a la importación de monjas del extranjero que no era la panacea de nada y sí introducir en los conventos elementos perturbadores. Es muy distinto que comunidades consolidadas en distintas naciones, con religiosas formadas y de vocación segura acudan en socorro de conventos que se mueren en España a reclutar casi niñas, desconocedoras de lo que es la vida religiosa y hasta del idioma, con una cultura completamente distinta y que en no pocos casos constituirán más un problema que una ayuda. Entiendo que comunidades en claro riesgo de extinción se agarren a un clavo ardiendo. Pero eso quema la mano y no se puede resistir. Creo que la jerarquía ha puesto ya coto a soluciones que no solucionaban nada y que en ocasiones podían parecer compra de jóvenes a familias necesitadas. Lamento muchísimo el escandalo producido y me duele el calvario que ha padecido y seguirá atribulando a una comunidad de religiosas. Que igual no hizo todo bien. Pero sin mazmorras, tormentos ni otras exageraciones. Dos de las tres estaban en puertas de abandonar su estado. Sin problema alguno. Les deseo una vida digna en su nueva condición. Fácil no les va a resultar una vez que concluya el amparo institucional que ahora se les brinda. Tanto si vuelven a la India  como si siguen en España cuando ya estén abandonadas a su suerte. Que me imagino será, en el mejor de los casos, como empleadas del hogar o al cuidado de ancianos. Tal vez empleadas en la cocina de algún hotel o restaurante. No creo que estén preparadas para superiores tareas. No me extrañaría que terminaran añorando su vida en el convento.  

Comentarios
0 comentarios en “Las mercedarias de Santiago según el testimonio de las dos religiosas indias que permanecen
  1. holmes,solo son abadesas las que siguen la regla de san Benito,a excepcion de las clarisas(porque creo en un principio la siguieron),las superioras de las mercedarias son Comendadoras.

  2. Y, dado que en la carta escrita por las mercedarias, están muy agradecidas al Arzobispo, al Vicario judicial y a su capellán. ¿No tiene ninguno de estos nada que decir? No respecto a la importancia de la clausura en la iglesia, sino si a sabían algo o no de este asunto (la retención -y no mera posesión o depósito- de documentos por parte de la abadesa). Y en caso de que lo supiesen, si les parece aceptable, que es de lo que va este asunto.

  3. ¿Por qué, según sale en la prensa, el abogado del arzobispado de Santiago no sabe nada de este asunto?¿Es que se quiere lavar las manos?¿Y entonces por qué en lugar de abogado la madre superiora lleva al capellán para ir a declarar?

  4. Nunca han sido muchas en este convento,ni en los mejores momentos de auge vocacional,y si creo saldran adelante.Bien es cierto que tienen un caracter diferente a sus hermanas de Osuna,Marchena ,o Arcos de la frontera.Sera el caracter gallego.Por cierto en Toro,son pocas y se mantienen.Les aseguro que en verdad son buenas monjas y fieles a su vida,a pesar de los hechos.No se entiende que estean tantos años engañadas,no se entiende.Lo malo ha sido la escabechina que ha hecho con ellas los medios.

  5. Si van a añorar la vida en el convento porque es más cómoda que trabajar en la cocina de un hotel o cuidando ancianos, lo mejor que han hecho es secularizarse.

  6. Pues qué quiere que le diga. Que trabajar cuidando ancianos o en la cocina de un hotel es algo dignísimo y no desmerece en nada a quien a ello se dedique. Mejor, en cualquier caso, que metidas en un convento bajo expectativas irreales o falsas promesas. Y sin vocación.

  7. Si un convento se queda sin monjes, que se cierre y que los que haya se trasladen a otro, si lo hay, de su misma orden.Ni se puede hacer más ni se debe hacer menos.Y que las órdenes que tengan que desaparecer se extingan.No creo que este sea el caso, pero muchas de esas congregaciones no nos traen más que problemas y, por desgracia, la prensa está al acecho para no pasarle una a la Iglesia y convertir una anécdota en un drama tremebundo y gemebundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.