PUBLICIDAD

Las Hijas de la Caridad dejan Sóller

Comentarios
8 comentarios en “Las Hijas de la Caridad dejan Sóller
  1. Como Carlos, voy a hacer comentario de la imagen: es una forma de irse sin dignidad, como se vivió. Pero no les quedó el pundonor, porque ya no están en esas cosas de la virtud. En la derrota, se van con la cabeza gacha, con la media sonrisa del que se cree que el vencedor le ha perdonado la vida. PAra hacerse la foto, la mejor gala, que no es con el hábito. Qué diríamos de los que han vuelto de Afganistán si, además de volver como han vuelto por las órdenes de la política (porque eso mismo es la retirada de los religiosos: política vaticanista desde hace 60 años), volvieran con una camisa playera y unas bermudas en vez de con el uniforme y llevando al hombro no el fusil, sino una tabla para hacer sand-board. Pues eso, que nuestros ejércitos, derrotados, enfrentan la muerte vistiendo jaguayanas y silbando de lado, mientras disfrutan del dorado retiro que les proporcionan los bienes no que se han ganado, sino que les han regalado generaciones enteras de católicos, además de las vidas de muchas hermanas que antes que ellas fueron fieles a ese hábito. Y el VAticano, cargando contra las sotanas, las rigideces y metiéndose en democratizaciones sinodales para mandar diciendo que encima es lo que tú has pedido.
    Por cierto, lo de las franciscanas que habla Carlos, también sería para un capítulo. Pero son más discretas, no suelen buscar cámara, que yo recuerde.

    1. Pues yo sí voy a comentarla pues es el fiel reflejo de lo que ocurre en esta orden religiosa de las Hermanas de la Caridad o en las Franciscanas de la Misericordia, ambas de fundación mallorquina. Llevan 40 años sin una pobre vocación y de tener una enorme presencia en cada uno de los pueblos de la isla de Mallorca están cerrando casas y conventos desde hace mas de 20 años. Hace semanas cerraron el Coll den Rabassa y ahora Soller, hace un año Llucmajor y s´Arenal y así hasta más de 30 presencias. Y precisamente la imagen nos da la respuesta. Una cosa es quitarse el hábito, que me parece funesto y otra vestirse como una mujer cualquiera de su edad. Camisas estampadas, flores, pantalones de colores o faldas llamativas; adornadas con pendientes y la permanente hecha. ¿¿¿ Esto es ser religiosa???
      Todas las órdenes religiosas que cuelgan el hábito, se aparta de la oración en comunidad, del oficio divino y se dedican a chafardear por las parroquia y a cizañar entre los laicos, están condenadas a morir. Esto es lo que les pasa a estas pobres mujeres de la foto y a toda la pobre orden, o lo que queda de ella. No olvidemos que nacieron con la inspiración de las Hijas de la Caridad de Santa Luisa de Marillach y San Vicente de Paul y que han hecho una enorme labor sanitaria, educativa y asistencial durante décadas. Lástima que ahora lo único que les importa es mantenerse a ellas mismas , vendiendo de tanto en tanto algún inmueble y así permanecer hasta que la última apague la luz y cierre la puerta. También es curioso que en su misión de Burundi consiguieran un número cuantioso de novicias y que al final se despegaran de esta orden y fundaran la suya propia; eso sí todas las monjitas con hábito.
      Esta es la realidad, la triste realidad del clero en España de aquellas órdenes que han preferido su aspecto personal, el trabajo parroquial, el abandono de la oración comunitaria, el hábito y en definitiva han traicionado a su propio carisma. Envejecer y morir no les queda nada mas.

  2. ?Y el hábito y la toca?

    ?son monjas o marujonas?

    ?como sabemos que son católicas y no viri probati -femminae probatae protestantes, protestantas y protestantos?

    ?estos son los frutos y las frutas del Concilio?

    ?Carmen Miranda y sus sombreros de frutos, frutas y frutes?

    ?nadie a dar una explicación?no

    ?nadie va a dimitir?

    1. En Mallorca somos muy modernos, progres o lo que quiera… desde hace años casi todas las monjas van así, y muchas para salir del convento de complemento pendientes y bolso. Que le parece?

  3. Mi abuela Teodora, que en paz descanse, el los años sesenta, regaló unas colchas cameras a unas religiosas, creo que son estas mismas que salen en la foto, para los pobres, etc. etc. Si a mi abuela, los estampados de las colchas, ya no le gustaban, y los donó porque aquéllas florituras, no se llevaban, pues… … Las blusas que lucen estas señoras, han salido de las colchas de mi abuela. Por lo menos, sirvieron para algo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *