PUBLICIDAD

Las fazañas del inane

|

Ricardo Blázquez: «El poder civil debe respetar el derecho de los padres a  la educación religiosa de sus hijos» | El Norte de Castilla

Esta fue la de Medina del Campo:

Estaba previsto comenzar la jornada con la Santa Misa según el _vetus ordo_, rito al que asistieron durante toda su vida Isabel
la Católica y Bernal Díaz del Castillo. El rito de
más de 1500 años de antigüedad en el que se dijeron las primeras Misas en la liberación y
evangelización del actual México.
Esta Misa era también la oficiada en el «Balcón del Pópulo» de la Colegiata de Medina
del Campo, que cuenta con un hermoso relieve de la Virgen de Guadalupe, patrona de la
Corona de Castilla y Reina de la Hispanidad.
En aquellos tiempos, Medina dio al mundo la moneda más importante de la historia de
la humanidad y la más importante del mundo durante más de 400 años: el real de a ocho.
Pues bien, gracias a ese balcón, podían asistir a la Santa Misa tanto el pueblo como los
mercaderes y quienes asistían a Medina para las transacciones comerciales en el centro
económico de la Cristiandad: bien le valió el nombre de «Villa de las Ferias».
Los organizadores habíamos preparado un coro de canto gregoriano para la ocasión. Sin
embargo, esta Misa no pudo celebrarse, por decisión del Cardenal arzobispo de
Valladolid, Ricardo Blázquez, quien por escrito la desautorizó.
En el mensaje dirigido por el Cardenal al presidente de nuestra asociación y remitido a
nuestro correo electrónico, la excusa lanzada para lo que a alguien le parecería una
prohibición es «la normativa dada por el Papa Francisco hace unos meses».
La excusa puede parecer creíble a quien no lea las noticias de obispos de todo el mundo
que celebran esta Misa con regularidad. Y quizá a quienes no se hayan molestado en leer
dicha normativa.
Ésta más bien parece contradecir las palabras del purpurado, pues nada dice la
normativa dictada en Roma de prohibir dicho rito a quienes asisten a él con regularidad
(caso de varios de los organizadores). Menos aún en diócesis donde haya estado
establecido (caso de la de Valladolid), ni mucho menos como hecho no regular, sino
excepcional.
Y esto último es además evidente a todas luces, al ser un homenaje a un héroe histórico
de Medina como Bernal y en un hito que no va a repetirse: el de los 500 años de la
liberación e inicio de la evangelización de los pueblos indígenas del actual México.
*La expulsión de los feligreses por rezar en la iglesia*
Algunos de los asistentes, desconocedores del aviso dado por los organizadores sobre la
desautorización del Cardenal, asistieron a las 11 de la mañana, hora prevista para la Santa
Misa; y, ante la ausencia de ésta, procedieron a entrar a la Colegiata, a hacer una visita al
Santísimo, siendo expulsados por la parroquia.
El colmo fue la actuación de la anciana encargada por el párroco de la colegiata. Ella, con
actitud irascible y agresiva, señalando que se limitaba a «cumplir las órdenes del
párroco», interrumpió el rezo del Santo Rosario por algunos de los asistentes, en una
de las capillas de la Colegiata. Y su insistencia fue infinita, siguiendo a su párroco.
Y, cumpliendo tales órdenes, sin que hubiera ninguna otra celebración y faltando aún más
de media hora para la misa del párroco, procedió a expulsar a los feligreses de la iglesia,
que rezaban en ella el Santo Rosario.
Comentarios
12 comentarios en “Las fazañas del inane
  1. Medina del Campo es una de las localidades más insignes de nuestra diócesis mesetaria, que cuenta con uno de los castillos más bonitos de España y con la primera fundación de Santa Teresa de Jesús fuera de Ávila. No perdemos la esperanza en que don Ricardo recapacite y permita de nuevo la misa de siempre en Valladolid.

  2. Y mucho más amigo TELEMACO, tan amedrentados y muertos de miedo estaban los que rezaban el rosario que no se atrevieron a enviar a la tal vieja visillo a hacer puñetas??? porque vaya, el rezar el rosario y terminarlo con paz no habría pasado nada, verdad?

  3. Por un lado se habla de sinodalidad, ahora en Valladolid están de lleno en ello, hay que pedir opinión a los protestantes, budistas, judíos, cuanto más alejados de la Iglesia mejor, pues en ellos también sopla el espíritu y luego se prohíbe la misa del Beato Juan veintitrés a los números fieles que la quieren, es una vergüenza Blazquez oye más a los que están fuera de la Iglesia que a sus propios hijos,y a su diócesis, si fuera verdadero padre primero serían sus feligreses que le piden la misa tradicional, si no sabe pastorear su diocesis que se vaya y no espere hasta Abril

  4. Expulsar de una iglesia a quien está orando me parece inadmisible. ¿No se construyen los templos para rezar? ¿O es para desfiles de modelos, vídeos más o menos eróticos, actos sociales y otras zarandajas? Esta decisión, que podría parecer una anécdota, es, realmente, una prueba del grado extremo de degeneración al que ha llegado la iglesia. En la vida diaria, ¿se imaginan ustedes al director de una sucursal bancaria expulsando a los clientes o al frutero de la esquina echando a los compradores o a la lotera poniendo de patitas en la calle a quien va a apostar? Pues eso es lo que ha hecho la Iglesia, pero agravado un millón de veces, pues se trata de Dios y de sus derechos. Una sociedad que niega los derechos de Dios es un sistema muerto, aunque no lo sepa o lo sepa y disimule. «Dejad que los muertos entierren a sus muertos». La Iglesia es como el cadáver de Lázaro: ya hiede y, por desgracia, Jesucristo no viene todavía: aún tenemos que llegar a la «gran tribulación».

  5. Un párroco que se cree el dueño del cotarro , como tantos otros. Pues nada, a ignorarlo, hacerle el vacío y a misa a otra parroquia, aunque sea en un pueblo cercano que no hay peor desprecio que no hacer aprecio.

  6. Nuestra solidaridad con los feligreses de Medina del Campo ante la prohibión de celebración de la misa tradicional en la Iglesia Parroquial de San Antolín.
    Todos los días hay misa de 12 oficiada por el párroco D.Jesus Rodolfo García Rodríguez, cuyo comportamiento deja mucho que desear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *