Las cuentas de Oriolt con Omella

|

Ver las imágenes de origen

Oriolt de  la Iglesia catalana en general y de la de Barcelona en particular sabe muchísimo, de la española quizá algo menos, por lo que su artículo sobre las posibilidades de Omella para la presidencia de la CEE me parece inteligente y realista. Efectivamente resulta positivo para el cardenal arzobispo de Barcelona y hasta puedo compartir, en todo o en mucho, sus valoraciones.

Yo no me llevaría un gran disgusto si sale Omella pero siempre que no esté enfangado en el affaire Zaragoza. Porque si lo estuviera y eso saliera a la luz iba a quedar muy mal el propio Omella, quienes le avalan y los que le voten.

<

Y repito otra vez que al respecto carezco de criterio. Sólo sé que se cuentan cosas repugnantes, han circulado hasta desgarros anales, que hacen imposible que todos se puedan ir de rositas. ¿Los perjudicados se lo merecen? ¿Los responsables del perjuicio obraron bien? ¿Van a salir, como algunos dicen, más barbaridades a relucir? ¿Hay que restituir famas rodadas por el fango o tenían muy merecido el fango? ¿Está obligado Omella a restituciones?

Creo que su yo fuera obispo me vería en un grave dilema a la hora de votar por desconocimiento de la verdad de los hechos. Es probable que los obispos tengan más conocimientos que yo. Solo deseo que voten sabiendo lo que votan.  Y que no nos den gato por liebre. Por ignorancia, que estaría muy mal o por irresponsabilidad, que sería peor.

Comentarios
21 comentarios en “Las cuentas de Oriolt con Omella
  1. ¿Omella es el que, dicen, quiere ser PAPA…?
    EL ÚNICO PAPA ARAGONÉS QUE HEMOS TENIDO HA SIDO Y S BENEDICTO XIII, un ejemplo de probidad y honradez, que ya querrían muchos Cardenales actuales, y digo muchos por no decir todos.
    ¡E incluso algún Antipapa argentino!
    (Y no me refiero a ninguno en concreto, que en Argentina también hay un Antipapa…).

  2. A mí tampoco me salen las cuentas pro Omella y espero que sea presidente cualquiera, incluida la señora de la limpieza, antes que él.

  3. En cualquier caso, ya no queda mucho. Dentro de dos semanas justas es la votación. Salvo que en Roma decidieran nombrar al sustituto de Blázquez (que seguramente sería Luis Argüello) con anterioridad a esa fecha, o que entretanto saltara algún escándalo realmente gordo (cosa que no es previsible) las cartas ya están todas sobre la mesa.

  4. Querido D. Francisco José:
    Si considera que no debe publicar este comentario, someto mi criterio al suyo superior. Casi con absoluta seguridad vd. sabe, y por prudencia no la ha hecho público, que es enormemente improbable que Mons. Cañizares sea elegido presidente de la CEE por sus colegas en el episcopado. No por afectos o desafectos subjetivos, sino por una realidad tristemente objetiva: D. Antonio padece una seria enfermedad que lo incapacita, o lo incapacitará a no mucho tardar salvo intervención extraordinaria de la Providencia, no sólo para la presidencia de la CEE, sino para su misma continuidad al frente de la archidiócesis de Valencia. Aunque es posible que, respecto a esto último, y por disponer de tantos obispos auxiliares, pudiera seguir en activo como arzobispo de Valencia un tiempo más tras su renuncia canónica al cumplir sus ya cercanos 75 años.
    Invito a quienes esto lean a rezar por D. Antonio. Se podrá estar más o menos de acuerdo con algunos de sus dichos y hechos, pero en mi opinión es un obispo que ha luchado por ser fiel a Cristo y a la Iglesia santa. Y ahora está enfermo. Motivo más que sobrado para pedirle a nuestro Señor que le ayude con el poder de su gracia a llevar con fe la cruz de la enfermedad.

    1. No desvelo nada que no se sepa en los ambientes eclesiásticos de Valencia. ¡Ojalá estuvieran equivocados! Nada me alegraría más que poder rectificar mi anterior comentario.

  5. En el Evangelio veo a Apóstoles con Pedro en cabeza y cada uno partirá después a su territorio y, ocasionalmente, se reunirán en el Concilio de Jerusalém para resolver un problema concreto que les afecta a todos. Y, tomada una determinación, cada uno se vuelve a su sitio. Por eso, ¿de dónde sale este organismo permanente y definitivo con su burocracia y sus comisiones emitiendo comunicados sobre esto y lo otro? ¿En los Evangelios o en los Hechos de los Apóstoles dónde veo algo así? Con otra característica: Cuando a Francisco le da la gana prohíbe a toda una Conferencia USA tratar nada menos que el tema de los abusos.

    1. Las Conferencias Episcopales salen del Concilio Vaticano II… Antes, no existían. La Iglesia lleva casi 2.000 años sin Conferencias Episcopales y le ha ido muy bien hasta entonces.

  6. Una de las cosas que dice Oriolt, abundando en que aquí en el blog escribió no recuerdo quién, es que la CEE ha modifico sus Estatutos y se pasa de un mandato de tres años a uno de cuatro (no lo explicita pero debe de referirse a los mandatos de presidente y vicepresidente según el art. 28).

    Yo agradeceré que alguien dé la referencia exacta de cuándo se ha producido ese cambio y si ha sido confirmado por el pertinente decreto de la Congregación de Obispos. Me consta que en alguna plenaria anterior se ha tratado el tema. Pero lo cierto es que, todavía hoy, el sitio de la CEE recoge como estatutos el Texto aprobado por la XCII Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (24-28 de noviembre de 2008), y confirmado por Decreto de la Congregación de Obispos de 19 de diciembre de 2008. Y por tanto, como vigente, el art. 28 siguente: «Los cargos de Presidente y Vicepresidente de la Conferencia Episcopal durarán un trienio. Sólo será posible la reelección para un segundo trienio sucesivo.»

    Puede suceder que, previamente a la elección de Presidente se aprueben los estatutos. Pero hoy, en este momento, ¿de verdad hay nuevos estatutos? ¿Cuándo han sido aprobados? ¿Por qué no aparecen en le web de la CEE?

  7. Es curioso que en los comentarios se esté hablando de posibles candidatos a la presidencia en relación de quién es amigo de quién y en dependencia de quién le dio la mitra a cada cual.
    Esa es la prioridad. Y no se habla de cualidades episcopales de los posibles candidatos.
    Eso me hace pensar que nada se hará para mejorar la situación de la Iglesia en España. Incluso irá a peor. Pues nada. A ver como los amiguetes votan a sus amiguetes, los siervos a sus amos, y los ahijados a sus padrinos.
    Y luego que se hagan una hermosa foto de familia, bien sonrientes todos, con cara de todo va bien, Madame Marquesa. Tout va très bien, Madame la Marquise, tout va très bien.

  8. Sigue subsistiendo el hecho de que en 2017 Omella obtuvo UN voto para presidente y CUATRO para vicepresidente. Y no ha cambiado tanto el episcopado español como para que pueda salir por mayoría absoluta. Según mis cálculos, los «rouquistas» podrían reunir unos treinta votos para Sanz. Y en una segunda vuelta Sanz-Omella, Cañizares (que aportaría a Sanz su voto, el de sus cuatro auxiliares y alguno suelto por ahí) apoyaría a Sanz y probablemente Blázquez (ex auxiliar de Rouco y ex compañero suyo en el profesorado de Salamanca, no lo olvidemos) también. Blázquez sumaría su voto, el de Luis Argüello así como los de Gil Tamayo, Retana Gonzalo, Gómez Cantero, Sánchez Monge y quizá hasta Pérez Pueyo, que le debe la mitra a Blázquez. Con esto, Sanz ya tendría mayoría absoluta. Omella, además, ya no tiene a Yanes y a Sebastián para hablar por él. De los de Cataluña, yo no veo nada claros los de Enrique Benavent, Giménez Valls (el asunto de los bienes de la Franja, que podría costarle a Omella el apoyo de los nacionalistas Vives, Pardo y Novell), a quienes veo como más probables apoyos de Cañizares, ni tampoco el del discípulo de Carles Romá Casanovas. Saiz Meneses y Cristau apoyarán a su ex compañero de seminario Sanz Montes. De Aragón, el único seguro es Ruiz Martorell.

    1. Decir que Novell apoyaría a Cañizares… Me parece surrealista.

      Por lo demás estoy de acuerdo con lo que dice: como es posible que no hace ni tres años Omella solo consiguiera cosechar 4 votos en la votación que mejor le fue, y ahora de repente consiga la mayoría a la primera. ¿Que es lo que ha cambiado? ¿Tanto han cambiado las cosas? ¿Ha cambiado el propio Omella? Porque precisamente yo creo que Omella es peor obispo ahora que hace tres años. Hace tres años habría sido aceptable, pero ahora con todos los problemas que está teniendo que afrontar, tribunales incluidos, no sé que ven en él, que no vieron hace tres años, sino cosas peores. ¿Que el Gobierno le apoya? Razón de más para no votarle ¿Que tiene el apoyo de Roma? Hace tres años creo recordar que también lo tenía y nada…, o eso se decía ya entonces (por algunos), que Omella es el hombre del Papa en España, es decir, que esa expresión no es nueva.

      Si que es cierto que algunos dirán por otra parte que Blázquez ahora ya no es candidato, y que los votos que obtuvo hace tres años se tendrán que repartir entre los actuales candidatos, y que es ahí donde puede rascar Omella. Pero aún así, ¿Tan abrumador va a ser el apoyo de los «ricardistas» a Omella? ¿De verdad se piensa que los que votaron a Blázquez, el propio Blázquez incluido, apoyan a Omella? Porque yo creo, es opinión mía, que el perfil de los de Blázquez es más de votar a Cañizares, que de Omella.

      No se, no soy entendido, pero es la reflexión que me hago.
      De todos modos a mí no me preocupa tanto quien sea el presidente de la CEE, yo no creo que ese cargo sea tan importante como otros comentan, porque que yo sepa los responsables del gobierno pastoral de cada diócesis son sus propios obispos, el presidente no puede intervenir en ninguna diócesis más que en la suya. Lo único que igual tiene algo de influencia en el nombramiento de obispos, es la única influencia más o menos directa del presidente en las diócesis. Y esta influencia Omella ya la tiene sin necesidad de ser presidente toda vez que es miembro de la Congregación para los Obispos…

      1. Lo he dicho mal. Lo que quería decir es que de los de Aragón, el único voto seguro o casi seguro para Omella es el de Ruiz Martorell, que yo creo que fue el único que le votó para presidente en 2017.

  9. No me terminan de cuadrar las cuentas que hace Oriolt. ¿Van a votar a Omella Sáiz Meneses y su auxiliar? ¿O el Obispo de Tarazona, que se dijo en su momento que llegó a la mitra avalado por Cañizares?

    La campaña de Roma para que sea elegido presidente un determinado candidato contradice la autonomía de los episcopados locales que justifica la existencia de una conferencia episcopal.

    1. Hermenegildo, no sé de dónde saca que el obispo de Tarazona es de Cañizares. La mitra le llegó por otros cauces. Por otra parte, el obispo de Tarazona es omellista, desde antes de ser elegido obispo de Tarazona y con él mantiene una gran amistad.

      1. Pues, para ser tan amigos, Omella no fue ni el constante principal ni coconsagrante en la ordenación episcopal del actual Obispo de Tarazona.

          1. Cañizares coincidió con Hernández Solá en Roma entre diciembre de 2008 y enero de 2011, cuando el valenciano era prefecto de Culto Divino y el actual obispo de Tarazona era un jefe de departamento en la Congregación para la Vida Consagrada. Teniendo en cuenta el enorme poder que tenía don Antonio en los nombramientos episcopales en aquellos años (tanto que llegó a superar a Rouco en el caso de Toledo: el cardenal de Madrid quería a Ureña para ese puesto pero Cañizares logró colocar ahí a su ex compañero de trabajo en el seminario de Madrid Braulio Rodríguez) digo yo que algo tendría que ver en ese nombramiento episcopal. En cambio, Omella no contaba nada en aquellos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *