PUBLICIDAD

Las carmelitas se van de Lerma

|

convento lerma

Un capítulo más de esa hemorragia sin paliativos de la vida religiosa en nuestra España.

http://www.archiburgos.es/2016/12/01/las-carmelitas-se-despiden-de-lerma-tras-cuatro-siglos-de-permanencia/

Lo peor es que casi nadie lo llora. Siendo la muerte de muchas cosas buenas.

Triste entierro el de aquel en que ante la fosa sólo están los sepultureros. Pues más o menos

Ayúdanos a seguir informando

8 comentarios en “Las carmelitas se van de Lerma
  1. Fernando López de Zúñiga: aunque concuerdo con gran parte de su exposición, permítame aclararle que la mayor parte de quienes intervenimos en este foro somos personas con experiencia de la realidad de la Iglesia y, aunque no conozcamos una comunidad religiosa en concreto, sí conocemos en líneas generales cómo es en la actualidad la vida contemplativa en España, sus virtudes y sus carencias. Sobre la base de esta experiencia nos permitimos opinar.

  2. En la cuestión de las Carmelitas de Lerma no conviene confundirse. No sé si alguno de los comentaristas las conocen, si las han visitado o si solamente hablan de oídas,cuando dicen «será por edad» o por esto o por lo otro. Pienso que conviene ser un poco serio y hablar de lo que se conoce. Por ello intervengo por primera vez en este foro porque se trata de un tema que conozco y que conozco bien, desde hace muchos años.

    Las Carmelitas Descalzas de Lerma forman una comunidad excelente de monjas centradas, austeras, coherentes y fieles en la línea de los otros monasterios de Carmelitas de Santa Maravillas de Jesús regidos por las Constituciones de 1990. Es cierto que en el mundo actual, la existencia de unas monjas que no se dejan llevar por la frivolidad, por las salidas constantes sin motivo, por la relajación o por la tibieza en doctrina y conducta, es motivo de escándalo y de rechazo para el pensamiento dominante, basado en el materialismo, el relativismo, el hedonismo y la ausencia de Dios.

    La razón del traslado se halla en la crisis de vocaciones que también hace mella, aunque en muchas menor medida entre las Carmelitas «maravillosas» (no así en la mayoría de monasterios «del 90», con un número más que aceptable de religiosas jóvenes y todos ellos con un notable fervor e ímpetu espiritual.

    En cuanto a los otros dos monasterios de Lerma, conviene aclarar lo siguiente: el de Iesu Communio (antiguas Clarisas) abandonó la localidad para instalarse en la localidad de Aguilera, también en Burgos, sin haber servido para favorecer la supervivencia de numerosos monasterios de Clarisas que languidecen o se clausuran a lo largo y ancho de la geografía española. En cuanto a las Dominicas de esa localidad, hace tiempo que dejaron en un segundo plano la esencia de la vida contemplativa, basada en la presencia y alabanza de Dios como oblación y sacrificio para la conversión y salvación del mundo, habiendo entrado en una dinámica desbaratada de permanente exposición a internet, con un uso permanente de ordenadores, teléfonos móviles, etc. lo que les sustrae de su finalidad y actividad principales, con el consiguiente riesgo y peligro potencial y real de caer en un precipicio moral de modo permanente.

    La Iglesia y los católicos precisamos una vida contemplativa seria, recta, fiel, coherente y austera que promueva la conversión y la salvación del mundo. En nuestro caso concreto, de mi esposa y mío, como padres de 8 hijos más los que puedan venir, nada sería más deseable para nosotros, y pedimos fervientemente al Señor, que tener una o más hijas religiosas contemplativas, y más aún Carmelitas Descalzas de 1990, con la consiguiente garantía de fidelidad y entrega a una vida de recogimiento, silencio y soledad, en medio de una notable fraternidad comunitaria reflejada en los extraordinarios momentos de recreación y de trabajo en común, sin otra finalidad que proveer a la conversión y salvación del mundo, habitado por tantas personas heridas por el pecado y sin la esperanza que sólo Cristo puede proporcionar.

  3. Don Pacopepe, usted porque no hay nadie que le haga callar, pero hay ordenes de arriba, de muy arriba, para que esta triste realidad no se sepa; pero el mundo católico se asombraría de la cantidad de casas y monasterios que se han cerrado, y se siguen cerrando, a partir de las ventiscas de la primavera vaticanosegundista. Solo hay que mirar, salvo excepciones, a los Seminarios y Noviciados actuales. El enemigo de Jesucristo, desde el Concilio Vaticano II quiso arrasar y vaya que ha arrasado la vida consagrada, primero cerrando casas y después infiltrando candidatos-candidatas en monasterios, Seminarios y comunidades que eran fieles a la Regla y a la doctrina, con las abominaciones que Dios detesta; y si no, se les ha hecho, o, le hicieron la vida tan imposible para que no pudieran subsistir por sí mismas y se vieran abocados-as a pedir ayuda a cambio de «modernizarse» y cantar las loas de la «Modernidad». Valía mejor morir de necesidad y soledad, siguiendo a Cristo desnudo y solo, que venderse por vivir más confortablemente pero perdiendo la identidad. Hoy tienes que mirar con lupa para encontrar un monasterio, una comunidad en la que se viva sólo para Dios y no para sí mismo; y cuando hay alguno, que los hay, se les hace la vida imposible o se les invita a irse porque ese no es su lugar, ya que ponen en evidencia a los que viven para sus caprichos y deseos. La última ya la sabemos, no permitir la acogida de nuevas comunidades de orden diocesanas, porque éstas sí que quieren vivir el seguimiento de Cristo con todo rigor monástico o conventual y eran el refugio de aquellos que viven una vocación de total desprendimiento; pero hay que borrar, anular, amordazar a los rigoristas sin misericordia ni respeto, como a los Franciscanos y Franciscanas de la Inmaculada, y algunos más. A lo mejor se piensan que el Señor es tonto… Cuando llegue su momento como buen médico que Es, seccionará la parte enferma y brotará un renuevo del tronco que intentaron secar. Dios siempre se guarda un remanente y sus enemigos, por mucho que cieguen la hierba como Atila, no saben dónde brotará. Dios sea bendito.

  4. Pues en Lerma mismo hay comunidades religiosas exitosas, que no sólo no cierran sino que tiene muchas vocaciones jóvenes. Y esto también hay que decirlo. Dios sigue llamando. Seguro que muchas vocaciones proceden de familias numerosas, tan denostadas, incluso ocasionalmente por Bergoglio y su tristemente famosa expresión de conejas.

  5. Disculpe, Tal vez sea yo, no entiendo su comentario…me ha parecido peyorativo hacia las Dominicas y Iesu Comunio…a las segundas las conocí cuando eran clarisas y se las veía felices…y las Dominicas de Lerma son un factor de evangelización espectacular a través de Él Reto. Supongo que las primeras que sienten lo ocurrido son estas dos comunidades vecinas…el día del Carmen las Dominicas tocan las campanas para felicitar a las Carmelitas… simplemente creo que se trata de que en este convento no han salvado la brecha de la edad. Las Carmelitas del Cerro también son de la Madre Maravillas y tienen vocaciones. Un saludo

  6. Eran ocho religiosas; es un número que hace viable una comunidad, aunque habría que conocer la media de edad.

    En fin, una pena. Y una muestra de que las religiosas más tradicionales tampoco se libran de la crisis.

  7. Las carmelitas descalzas de Lerma son de las constituciones del 90, es decir, de las maravillosas… Cuestión porque ya hay dos monasterios qué se llevan la fama, las Iesu Communio y las dominicas, las maravillosas llevan vida de un buen espíritu …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *