PUBLICIDAD

La última de Taltavull es gorda

|

Sebastià Taltavull.

Pero lo suyo no me parece Gay Friendly sino simple cretinismo.

Una mujer que se casa con una mujer puede ser católica pero no puede ser catequista. Pues ese melón dando lecciones a la diócesis vecina de Menorca. No es técnicamente intrusismo pero se le acerca bastante.

De lo peor del episcopado español. Seguramente encabeza el reducido, de momento, pelotón de los malos.

https://www.religiondigital.org/diocesis/Taltavull-lamenta-dialogo-catequista-Menorca-lesbiana-ciutadella-mallorca-amor_0_2281271864.html

https://www.diariodemallorca.es/mallorca/2020/10/27/taltavull-pide-dialogo-cese-catequista-20953856.html

 

10 comentarios en “La última de Taltavull es gorda
  1. “Tenemos claro que el amor siempre debería ser un regalo, una bendición, nunca motivo de rechazo ni de exclusión”; “Leyendo el Evangelio nos damos cuenta de que el mensaje de Jesús es amar sin condiciones. Que el Dios-Amor triunfe sobre las leyes de los hombres en beneficio de la Iglesia” Dos hermosas y contundentes frases que nos deberían hacer pensar.

    1. Pero el amor a Dios y al prójimo, don Antonio. La caridad, vamos. El amor homosexual, como amor esencialmente concupiscente, vicia de raíz las posibilidades de que arraigue en el hombre o la mujer la caridad. Los actos de aparente caridad de los homosexuales, mientras están apegados a esa forma de amor, ojo (no digo que una persona con esa condición o tendencia no pueda vivirla en castidad y hacer así lugar al amor de Dios como don, algo que, esencialmente se opone a vivir la unión homosexual imitando al matrimonio y su cohabitación), no son actos de caridad, sino de amor a sí mismos, amor concupiscente. Como el que tenemos muchos, desde luego, de los que no vivimos con perfección el mandato del amor. Cuántos catequistas no hay que lo son y siguen en la brecha no por amor a Dios, a la fe, sino por ser bien considerados en su círculo, o los que van a los campamentos cristianos para entretener una vida gris, etc. LA diferencia es que estas mujeres, al dar un consentimiento público a esa forma de vida hacen la guerra directamente a ese amor, al amor de Dios, y un pastor en su sano juicio, que quiera mantener el vínculo de la paz y la caridad en su grey no puede consentir de ningún modo eso. Esas dos frases me parecen uno de tantos engaños y trampas que nos pone nuestro obispo en su palabra y en su vida, que nos hacen dudar a muchos de su idoneidad y de su fe. Más que hermosas y contundentes me parecen, desde el punto de vista cristiano y de la fe, dos mamarrachadas.

      1. Es decir, que usted cree entonces que el amor puede ser un motivo de exclusión y decir lo contrario es una mamarrachada. Toda su argumentación no puede hacer olvidar que hay personas (no heterosexuales ni homosexuales sino personas) que aman a otras personas además de amar a Dios. Y decir que eso es hacer la guerra al amor de Dios es algo para mí incalificable. Discriminar a los homosexuales por el hecho de serlo es algo propio de tiranías islamistas o comunistas. Si usted quiere entrar en ese club es muy libre de hacerlo. Pero, por favor, no ponga a Dios por medio.

        1. Don Antonio: no ponga en mi boca palabras que no he pronunciado ni pienso, y lea bien lo que digo para entenderlo. Lo primero que he hecho ha sido distinguir entre el amor de los cristianos, la caridad, del amor del mundo, el amor concupiscente. La caridad ama por necesidad al hermano como a sí mismo (hasta dar la vida por él y la salud de su alma) como parte del amor a Dios, el amor concupiscente, de lo que forma parte el amor homosexual, cuando se sexualiza una amistad y se pervierte, es un amor a uno mismo por encima del hermano y de Dios. Es una idolatría. Comparar este último amor con el otro, ponerlo incluso por delante es lo que he llamado mamarrachada.
          Le invito a repasar la diferencia leyendo el catecismo, las epístolas paulinas, el De doctrina christiana de san Agustín o el comienzo de la secunda secundae de santo Tomás, donde habla de la amistad y la caridad. Sin necesidad de que todos hablen de la homosexualidad (salvo san Pablo, bien tajante contra ella como diametralmente opuesta al amor de Dios y de los demás que comprendemos como caridad; y, tras él, obviamente, el catecismo), cualquier persona de buena voluntad entiende lo que estoy diciendo y lo que dice la Iglesia al respecto y por qué la decisión del obispo menorquín es acertada y las palabras del mallorquín, para avergonzarse.
          HAbla usted el lenguaje del mundo, y el mundo no conoce ni quiere conocer a Cristo. No he pedido que cuelguen a esa mujer, ni que no se pueda confesar, ni impedirle la entrada a misa ni nada por el estilo. Al contrario: ojalá encontrase buenos confesores, buenos sacerdotes con verbo despierto para hacerla caer del burro tuerto en el que anda montada. Pero lo que esta Iglesia le ofrece, por boca de mi obispo, son las mismas palabras huecas y sin fe que el mundo. ¿Usted excluiría, discriminaría, como dice con el lenguaje de ahora, a un pederasta activo de dar catequesis a su hijo? Supongo. Pues se opone lo mismo una lesbiana que se casa con otra al credo de la Iglesia que el pederasta y hay la misma razón para borrarla de los catequistas. Lo que predica con su vida pública es contrario a la moral que está obligada a defender en su ministerio como catequista. Pero claro, como catequista no significa conocer y defender el catecismo, todo vale. Dar catequesis no es un derecho (y menos un derecho de los homosexuales). Es un don que la Iglesia debe ofrecer que sea desarrollado por quienes sean dignos, deben dignificar el ministerio y esas señoras no lo hacen ni pueden hacerlo mientras pretendan vivir así y le digan al mundo que eso están por encima de todo, incluido Dios y sus hermanos. Hablar con ellas, quién dice que no. Reírles la gracia y mantenerlas como catequistas, de ninguna manera. Ojalá Dios les dé espíritu de arrepentimiento, templanza y castidad y terminen sus días en paz con Él.

  2. No debería dar importancia a gente que insulta y dice obscenidades… Este SHERLOCK HOLMES, que creo que usurpa a otro Sherlock Holmes, es un sinvergüenza que o se ha equivocado de blog o es un intolerante STALINISTA DE LOS QUE VIVEN AMARGADOS PQ IMPONE QUE TODOS TENGAMOS MASA FECAL POR CEREBRO Y NO TENGAMOS UNA VIDA HONRADA, NOBLE, HUMANA Y PLENA

    1. Ese Taltalbul (será primo de belce? jeje, ya sé que es con «v», no resistí) ¿Diferencia una cristiana con tendencia/atracción por el mismo sexo (y por lo mismo, consciente de que debe vivir en castidad y continencia, ejerciendo dominio de sí) y una homosexual sin más, que no tiene fe y por tanto no se niega nada a si misma?
      Y así quieren que no les digamos bobispos

  3. Esa sra. O sr. ( dependiendo si la Gay se considera hombre, mujer, silla o árbol etc) si se ha unido con otra/otro u otre pues NO ES CATÓLICA. Si además pretendía dar catequesis… De qué trataría contenido de ésta??? de la PACHAMAMA y del indigenismo, incluyendo sacrificios humanos y homofagia? de la ética global, de la hermandad fraterna y cósmica??? Hace poco a mi hija que da catequesis le dije seriamente que se relea el CATECISMO DE ANTAÑO DE 1 COMUNIÓN que hace tiempo no se edita. Que explique a los niños los FUNDAMENTOS DW NUESTRA FE, SACRAMENTOS, FUENTES DE LA GRACIA, MANDAMIENTOS ETC además de las ORACIONES DEL CRISTIANO… Carambas con esa sra, Sr o lo que quiera ser y con quien quiera! Tendrá ideas claras sobre Cristo y lo que nos enseñó? Noooo, pues que se ponga a estudiar el/ella y el OBISPO TALTAVULL que quizás ya ni se acuerda de las tablas de multiplicar… Por cierto… SE SABE SI DEJO TALTAVULL RETIRAR LA ESTATUA DE SAN FRAY JUNIPERO Serra mallorquín, franciscano, gran bienhechor para con los indígenas indios de la California del S. XVII? pq hace unos meses que «dialoga a» con la animal/ignorante–fanática de la CUP mallorquina que quería destruir su escultura y TALTAVULL estaba dialogando con ella… No sé en qué consiste ese DIÁLOGO. Yo no hablo con asnos ni con paredes, mucho menos con «entes» que son pseudosatanicos o bien que son gentecilla voceantes, teledirigida y comisionada.

  4. Gracias a Dios y a Infovaticana, que nos ha librado de la sarta de fotografías, muchas de las cuales, a mi ver y el de muchos, no iba a tono con un
    blog católico.

  5. Pues eso me suena a la misma táctica que los marxistas culturales han utilizado para hacer que las desviaciones sexuales dejen de ser consideradas desviaciones sexuales y se consideren normal:

    Que transexuales disfrazados de mujer lean cuentos a los niños (de modo que lo consideren normal) en los colegios. Esto, que está financiado por la Administración (nuestros impuestos y gastos sociales) y que se empezó a hacer en España con Aznar, utiliza la enseñanza obligatoria para lavar el cerebro a los niños, que están indefensos.

    Esta es la libertad de creencias e ideologías que impuso la Constitución de 1978 y que fue diseñada por la masonería para eliminar la religión católica de la nación española.

    El perversionismo sexual con los niños lo diseñó el marxista cultural sionista Luckas y lo aplicó en Hungría hasta que se rebelaron los padres.

    Naturalmente con toda esta tomadura de pelo el objetivo no es que seamos más libres, sino para que los marxistas culturales nos destruyan.

    Por tanto no dude qué en menos que canta un gallo vamos a ver clases de catecismo dirigidas por transexuales disfrazados de mujeres.

    Eso sí, en catalán normalizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *