PUBLICIDAD

«La trampa del Valle de los Caídos»

|

Ver las imágenes de origen

Artículo de José Francisco Serrano:

https://www.abc.es/sociedad/abci-jose-francisco-serrano-oceja-trampa-valle-caidos-202009200122_noticia.html

Con mi solidaridad y mi afecto a la comunidad benedictina.

 

16 comentarios en “«La trampa del Valle de los Caídos»
  1. Yo lo que vaticino es que Osoro se va a llevar una (…)
    Nota de F. de la C.; Muy señor mío, lo que usted anuncia es delictivo. Puedo entender su indignación pero no su participación en lo que amenaza. Y este Blog no es ligar para proferirlas.

  2. Es una obra tan sublime y magnífica!!!
    Y si se la compara con los bodrios socialistas que han salpicado de feísmo toda la geografía nacional, especialmente la urbana, estropeando todo con sus hierros retorcidos y oxidados como su alma y sus mazacotes de hormigón tan duros como su jeta, el Valle de los Caídos roza lo divino, une la tierra con el cielo y da idea cabal de una Cruzada, de un Régimen, de un Caudillo, de una Patria y de una Religión.
    Cruzada bendecida por Dios. Régimen inspirado por Dios. Caudillo enviado de Dios. Patria predilecta de Dios y Religión fundada por Dios.

    1. Los benedictinos del padre Cantera no están haciendo ningún pulso. Están siendo como el siervo bueno y fiel del Evangelio. El que está haciemdo un pulso es este gobierno de lo más cuestionable. porque no es prudente, no es justo, no tiene la menor fortaleza para combatir la adversidad, ni templanza que mitigue los constantes desafueros .

  3. Lo de Argüello es incalificable. Encima su comentario es en el contenido una falacia y formalmente un sofisma. El Concilio Vaticano II aprobó y publicó la Declaración de libertad religiosa, que Franco remitió a las cortes. Tras arduas discusiones de los Procuradores, se aprobó la libertad religiosa en 1968, ocho años antes de morir Franco, sin que España dejase de ser confesionalmente católica, pues la libertad religiosa y la confesionalidad no se oponen sino que se enriquecen y complementa.
    Italia e Irlanda fueron confesionalmente católicos hasta los años 90. Los países luteranos europeos son de confesionalidad luterana y practican la libertad religiosa.
    Pero el Sr. Argüello nos viene a decir que son dos conceptos contrapuestos y que por eso la Iglesia vivió mal en un Régimen que la salvó del exterminio.
    Y que eso avala la salvajada que pretende hacer ese desgobierno, echando a la Comunidad Benedictina y volando al estilo talibán la Cruz del Valle de los Caídos. Ninguno de esos señores mitrados ni Bergoglio, se han preocupado de que se trata de un sacrilegio abominable. Item, dice la Calva que van a secularizar todo, convirtiéndolo en cementerio civil. Y ninguno de esos señores ha objetado sobre los más de cien mártires beatificados, cuyos restos reposan en el Valle, amén del cementerio de los Monjes, donde hay cuatro abades enterrados, empezando por Fray Justo Pérez de Urbel y todos los monjes que fallecieron en los sesenta años de existencia de ese referente de la esencia católica de España. Que Dios perdone a esos señores con mitra. Sobre los del desgobierno, sólo pido que el peso moral de esta Cruz invicta caiga sobre su miserable vida.

  4. Creo que en este asunto hay varios aspectos a considerar y que la mayoría no tienen demasiado claros.

    Existe la creencia que esto es una maniobra de distracción para que gastemos energías en esto y no en criticar al gobierno. Es posible que haya algo de eso, pero además es un objetivo prioritario del gobierno y dado que esto fomenta el odio, pues es algo querido por el demonio.

    Al gobierno le importa borrar el franquismo, porque el franquismo pone de relieve las miserias de sus ancestros, pero es más importante eliminar a la Iglesia, porque la Iglesia recuerda a sus mártires, eso sí, de forma descafeinada, como «mártires del siglo XX». El catolicismo nos muestra la libertad, cosa que ellos no soportan. Y no olvidemos tampoco que ellos siguen considerando la religión como el opio del pueblo. De modo que la Iglesia es el gran objetivo.

    La clerecía no se ha enterado que la casta practica el marxismo cultural, que es la forma endulzada del comunismo, pero por dulce que lo presenten, el comunismo sigue siendo el mismo de Lenin. Así que aceptan el lenguaje edulcorado y contribuyen a él y así hablan de conciliación, fraternidad y demás frases huecas. Sin embargo, no pueden algar ignorancia, porque siempre lo supieron, el que más sabe, que yo conozca, sobre el marxismo cultural, es un cura, cierto que anciano, pero ahí está con sus conocimientos intactos. Imagino que habrá muchos más.

    No se entiende o tal vez se entiende demasiado la postura del Vaticano. Que la Sra Calvo, la de la inteligencia sublime, saliera del Vaticano con los objetivos cumplidos, indica que algo está mal en la jerarquía. Son varios casos que ponen de relieve que el Secretario de Estado es Tontolín. Con lo fácil que es recordar que el Valle es del Vaticano, no de la CEE. claro que si el Valle es una pieza a cambiar por otra…

    No se habla del tema, como si no fuera con la Iglesia y en cambio se habla de temas que nunca fueron cosa de la Iglesia. Cierto que la Iglesia se ocupa de todo, porque todo lo humano le es propio, pero hay cosas que tienen otros cauces de solución, sin embargo la clerecía opina, la mayoría de las ves sin tener ni idea y en cambio en estas cuestiones se calla o colabora. Porque hablar de reconciliación después de tantísimos años que hace que nos reconciliamos, no es más que colaborar con el enemigo.

    Y eso es lo que tenemos. ¿Nos merecemos estos clérigos? Pues seguramente sí, porque para que el mal triunfe lo único necesario es que los buenos no hagan nada. ¿Los católicos hemos hecho algo para evitar estos clérigos?

    1. La reconciliación vino de la Cruz, de la Cruz del Valle de los Caídos, la reconciliación nos la dio y sigue dando Cristo en la Cruz.
      No hubo ninguna reconciliación en la Transición, hubo un intento de unos golfos socialistas que no hicieron nada en el franqusimo, más unos comunistas que fueron activos sin éxito, de ganar la guerra que perdieron en el 36, pero España llevaba mucho tiempo reconciliada, y les salió mal el tiro, aunque no del todo, porque de aquellos polvos así andamos ahora.
      A los rojos que gobiernan España no les importn nada los pobres, obreros, ancianos o niños, solo les importa mantenerse en el poder, en un sistema perverso que se alimenta de su propia corrupción y vicio, e iniquidad de todo tipo, desde la sexual hasta el genocidio de no nacidos. Su base es la mentira y sirve al padre de la mentira. Por eso no pueden ver la Santa Cruz. Los obispillos no son ningún problema, son comprables, y después de no dar la batalla contra la profanacion de Franco, no son nada para los rojos, obstáculo de nada. Pero la Santa Cruz no la pueden ver, y cada vez menos. Esta es la batalla, y excede muchísimo nuestras fueras, porque la dirige el padre de la mentira, pero nosotros estamos con quien le pisó la cabeza. No hay florituras ni disquisiciones,, es una batalla frontal contra la Santa Cruz, como en el 36. Esto es lo que hay,.

    1. Me parece una chorrada de artículo, democristiano típico.
      Estaba más que claro que profanado Franco, allanado el camino para tumbar lo que el diablo más detesta: la Santa Cruz.
      Él Osoro y Vaticano cedieron al momento, algunos hasta estaban de acuerdo. Pues arrasar con lo demás era cuestión de muy poco tiempo, como estamos viendo. Los obispos no quisieron pelear contra la profanacion de Franco, ahora no son obstáculo para nada.
      ¿Cómo es posible que Frnaco que salvó a la Iglesia del genocidio, ahora la Iglesia se lo pague de esta vil manera?
      Pues la respuesta la dio bien clarito el obispo Arguello, en entrevista por televisión: el CV2 declaró solemnemente la libertad religiosa, y con ella la Iglesia quedo incómoda con Fenaco y su régimen confesional catolico.
      Como vemos, volvemos a la madre del cordero: el CV2 fue la causa directa de la descristianizacion de España, y dirá del arrase del Valle de los Caídos, porque una jerarquía mínimamente decente, o tradicional, hubiera dado la batalla desde el principio, y habría ganado.
      Lo demás son chorradas típicas democristianas.

          1. Supongo que tratarían el tema con el papa, ya que estuvieron en Roma con él hace pocos días. Seguramente Osoro dice lo que dice el papa. Estamos apañados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *