La soledad de los sacerdotes

|

Starszy ksiądz w kamiennym kościele

Hazte estas cuatro preguntas sobre los sacerdotes que conoces:

https://es.aleteia.org/2022/11/15/hazte-estas-4-preguntas-sobre-los-curas-que-conoces/amp/

<

Y procura atenderlos en sus soledades y posiblemente en las tuyas.

Ganarán ellos ganarás tú, ganará tu familia.

Comentarios
2 comentarios en “La soledad de los sacerdotes
  1. Hoy están aún infinitamente más solos los benditos sacerdotes que, fieles a la Verdad que Jesucristo nos enseñó y la Iglesia ha transmitido durante su bimilenaria historia, no se pliegan al espíritu maligno de los tiempos que corren (no ya fuera, sino muy adentro y muy arriba en la Iglesia) y no aguan el vino del Evangelio. Esos, despreciados por buena parte de otros «hermanos» sacerdotes e incluso por sus obispos, sí que experimentan el peso amargo de la soledad, por más que vivan con la dulce convicción de que los acompaña su Señor, por Quien han entregado gustosamente su vida. Recemos por ellos y desvivámonos con gestos de cariño humano, que son expresión del cariño sobrenatural que les tenemos.

  2. ¡Claro! Católicos que van a misa (y les parece que ya hacen bastante) y son incapaces de hacerse no cuatro preguntas sino una: ¿He hablado alguna vez con un sacerdote? Esa es la triste realidad. Para muchos, el sacerdote, es alguien que tiene que estar a la hora determinada, cuando yo quiera y como yo quiera. Así nos va. Y cuando el sacerdote exige y puntualiza las cosas, invita a la confesión, a comulgar dignamente , a llegar puntualmente a los sacramentos, a desconectar los móviles o a guardar silencio en el interior del templo…entonces ya no hay cuatro preguntas sino una decena de improperios. Para hacérselo mirar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *