PUBLICIDAD

La rehabilitación de Hans Küng y un descomunal patinazo de Atrio

|

Küng es un teólogo desautorizado por la Iglesia y que nos había anunciado, ante la quiebra de su salud, su próximo suicidio. Cosa que gracias a Dios no se ha producido. O al menos de momento. La peor Iglesia, si es que todavía es Iglesia, reclama su rehabilitación pensando que los nuevos aires vaticanos podrían ser propicios. Y la página digital Atrio, uno de los ya escasos reductos del progresismo español animó a sus lectores a que se solidarizaran con la pretensión abriendo un listín de enganche a todos aquellos que quisieran solidarizarse con el reconocimiento oficial de Küng. Y lo colocó en portada. catorce días después ha reunido un impresionante número de adhesiones  que no me cabe duda hará reconsiderar a Roma su censura para proclamarlo como el gran teólogo católico de hoy. Y han logrado la impresionante cifra de 355 suscriptores. ¿355.000.000? No. ¿355.000? Tampoco. Sólo 355. Y hasta es posible que alguno repetido. Realmente para que se conmuevan los cimientos de la Congregación para la Doctrina de la Fe? Insistentes rumores que nos llegan de Roma aseguran que el cardenal Müller, abochornado, ha presentado ya la renuncia al Papa y alguno hasta asegura que su sustituto será precisamente Hans Küng. O Atrio no tiene lectores, cosa muy posible, o a sus lectores les traen sin cuidado las iniciativas de la página. Porque lo que no me creo, es más, estoy absolutamente convencido, es que los lectores de Atrio sean personas discordantes de lo que allí se dice. Alguno habrá, como yo, pero ni llegarán a una docena. Y en mi caso evidentemente es por razón de oficio. Ante tan abrumador plebiscito, ¡355 reclamantes de la rehabilitación de Küng! ganas me han dado de saber quienes eran los firmantes pero mi tiempo está desbordado en cosas más serias. Si algún lector dispusiera del mismo y pudiera ilustrarnos sobre la personalidad de los suscribientes, o de algunos de ellos, creo que nos haría un buen servicio. Y a la Iglesia. Para que todos sepamos con quienes nos jugamos las cartas. Tampoco es mucho trabajo. Como creo que van por grupos de 50 sólo habría que leer siete páginas y casi nada de la octava. Y una advertencia. De alguien que de Blogs sabe un poco aunque de internet casi nada. Los llamamientos a la solidaridad, o a cualquier otra cosa, son efímeros. Duran muy poco porque en un par de días los lectores habituales  de la página ya se han enterado de la petición. Y en una semana los más esporádicos. Por eso llevan ya días en los que los 355 están clavados. Cabe que ahora, ante la absoluta indigencia de la propuesta, toquen a rebato e intenten levantar esa ridícula cantidad. Incluso los ya adheridos pero con distintos nombres. No cuela. Ya sabemos que sois 355, como mucho, quienes queréis la rehabilitación de Küng como lectores de Atrio. ¿Serán esos los lectores que tiene? ¿Vale la pena el trabajo de abrirla todos los días para 355 lectores? ¿O menos? Porque en ese número están los de varios días. Claro que habrá algunos que no se hayan querido solidarizar. No serán muchos porque bastaba un Nick. Que no compromete nada. Y no me creo que muchos de los lectores de la página estén entre los católicos no comprometidos con el progresismo eclesial. Error monumental de Atrio con su iniciativa. Le ha colocado en la indigencia en la que algunos pensábamos que estaba. No soy quien para decirle a Antonio Duato en lo que debe ocupar sus días de jubilado, como los míos. Cada cual hace de su capa un sayo. Pero el que él se ha hecho no llega ni a medio muslo, por arriba. Más bien deja al aire los perendengues. Y a Küng, fatal. No importa nada ni al progresismo español. La constatación de la debe a Duato.  Si es que hay apuestas que no se deben hacer para no quedar en ridículo. Como han quedado Atrio y Küng con esto. Nos queda sólo, como curiosidad, saber quienes son algunos de los firmantes. Pero ya digo que eso lo delego en algún lector al que le sobre el tiempo y quiera perderlo en ello. Hasta cabría que nadie supiera quién era alguno de los 355 que apuestan por Küng. Y por Atrio. http://www.atrio.org/2015/01/10679/ (Aun a sabiendas de que va a tener hoy más lectores que nunca. Y hasta alguno se apuntará en la solidaridad a Küng. Que en mi Blog hay de todo como en botica.      

Comentarios
0 comentarios en “La rehabilitación de Hans Küng y un descomunal patinazo de Atrio
  1. Beatísimo y seráfico P. Bernardo, le pongo los calificativos con todo aprecio, porque viendo sus respuestas y su forma de interpretar los mordiscos de los lobos, no me cabe otros calificativos. Las reformas totales, como las que se han dado en España, a la que prometió un Presidente que cuando acabara su legislatura, «no la iba a reconocer ni la madre que la parió», se parecen mucho a las pretendidas en la Iglesia.
    No sabe vd. hasta que punto estamos de acuerdo con que el Papa no puede cambiar el depósito de la fe, que debe preservar, es más, acrecentar para no ser condenado por mal siervo. Pero la realidad y las argucias van por otra parte y se puede llegar hasta dónde Dios sabe. Dios puede permitir muchas cosas , y cogiendo el sabio «historia est magistra vitae», no hace falta nada más que repasar la historia de la Iglesia que, no me canso de repetirlo, no vale «el tenemos por padre a Abraham», tal y como enseño Nuestro Señor.

  2. Bonifacio:
    Creo que el que se confunde es usted. Las comparaciones son siempre de visitas, pues puede ocurrir como en lo de los firmantes, que por lo visto son 350 firmas pero al estar repetidas en algunos casos, los firmantes son bastante menos.
    Al margen de eso, es verdad que muchos lectores suelen entrar en el blog varias veces como es mi caso, aunque no creo que más de tres, pero también es cierto que incluso los habituales, como mi caso, hay muchos días que no entran. Además hay los que lo hacen ocasionalmente; por ejemplo en mi caso hay 7 u 8 blogs en los que entro ocasionalmente, unas 10 ó 12 veces de media al año, lo que querría decir que si me contabilizaran como lector, sería 30 veces más que como visitante.

  3. Confunde usted, creo yo, términos internaúticos cuando, implícitamente, compara las visitas de Atrio con las suyas. En internet ‘visitas’ no significa lo mismo que ‘lectores’. Yo dudo mucho que usted tenga muchos más de esos 350 firmantes como lectores. Si multiplica cada una de sus entradas -cuando entran a comentar varias veces, al ir de un post a otro- le saldrían al día unas 1750 visitas si consideramos, tirando por lo bajo, que hacen 5 de las mismas. Y teniendo en cuenta que no todaslas visitas lo hacen. Al final del año, eso da cientos de miles de ‘visitas’, que no de ‘lectores’. Esto es como cuando dicen que el metro de Madrid lo toman no se cuantos millones de personas cada x tiempo, se refieren a N número de viajes. Esto para el lector de 22 años que se preguntaba esto mismo más abajo: la comparación «poquísimos lectores» vs. «millones» no es real.

  4. Capeto ya ha confesado, cuando usaba otros seudónimos en este foro, que proviene del marxismo más ortodoxo, del comunismo práctico más rancio, que fue su vida hasta hace unos pocos años. Entró luego en el lefevbrismo. Será que los extremos se tocan en algunos puntos…? Sin duda le quedó el odio a los Papas, porque detesta desde San Juan XXIII para acá todo lo que vino! El odio al Concilio le viene por añadidura. Pero es un consentido del blogger. Tiene su que ver, porque acicatea nuestro corazón y nos hace escribir y entre dimes y diretes la Cigüeña cuenta las visitas a su nido. Y no me extrañaría que desaparezca primero yo que Capeto!

  5. Pobrecitos progresaurios, qué lástima me dan. Pero mueren matando. Este Kung, mascarón de proa del progresismo más rancio, quería practicarse la eutanasia, como testamento y testimonio a sus posiciones fronterizas en la nouvelle theologie.
    Si hubiera cumplido su promesa, el mundo seguiría girando por el cosmos sin interrrupciones molestas. Pero no nos ha cumplido.
    .
    Las cacareadas reformas de FRancisco se están trabajándose subterráneamente desde el Concilio, convocado innecesariamente por el beato gourmet Juan XXIII, santo protector de chefs, cocineras, pinches, tragones, enrolladores de habanos y hasta fabricantes de cognac francés.
    Y las «deformas» se plasman indeleblemente en :
    1- El nuevo Código de Derecho Canónico
    2.-El catecismo juanpablista
    3- La nueva misa novus ordo
    4- La nueva profesión de fé ratzingeriana, que echó abajo el Juramento Antimodernista.
    El Santo Padre no es tonto. El mentado sínodo pasado fué un globo sonda para medir la temperatura de los circunstantes. Y no se pudo completar el pinochetazo, hubo que aplazarlo, por la resistencia ofrecida por algunos buenos y contados conservadores. Pero para octubre, se va a aplanar esa resistencia, trayendo bulldózers si fuera necesario. Por lo pronto, ya le dieron el esquinazo a Burke, que era el peso pesado. No cabe duda que Francisco logrará la ansiada comunión para los divorciados , furcias y en un descuido, hasta para los putigays abiertos.

  6. Entre los 364 firmantes -una veintena están repetidos y muchos no firman por su nomnre- figuran, cómo no, José M. Castillo, José Arregi, dos sacerdotes jesuitas que firman como tales. La verdad es que no he encontrado muchos nombres que me llamasen la atención.

    Tengo a disposición de quien le interese la relación nominal de los firmantes ordenada por alfabéticamente en formato pdf.

  7. Colgunter, usted sabe que no pienso que todo va viento en popa. En mis años de existencia jamás he visto un pontificado que trajera tanta confusión a la Iglesia.

    Hemos de ser justos, de los hechos podemos criticar lo que queramos, pero de las intenciones, ni la Iglesia se mete. Limitemos nuestras críticas a lo que podemos probar y no a lo que podemos imaginar. Así nuestra crítica podrá ser tomada en serio.

    Gracias a Dios, la mayoría de los católicos no se entera de lo que el Papa Francisco dice. A pesar de todo, estoy ya harto de buscar explicaciones a las salidas del Papa, cuando mis parroquianos me preguntan. Por ejemplo, en lo de la confesión, tener que decir que el Papa buscaba subrayar el valor del encuentro con el perdón de Dios. En fin, en esas estamos.
    Bendiciones

  8. Pues dice Maradiaga el del saxofón en el último Rorate Coeli, que Bergoglio quiere llevar la » renovación de la Iglesia » a un punto «irreversible».
    Que las reformas previas fueron «insuficientes y superficiales», y que la reforma de la Iglesia tiene que ser «profunda y total»

    Blanco y en botella. Para los que quieren ver , claro.

  9. Küng fue autor de cabecera para los seminaristas malagueños hasta los tiempos de Dorado (que solo reluce por su apellido). En aquel momento era lectura obligatoria en el instituto de ciencias religiosas San Pablo, adscrito a ese antro heterodoxo llamado La Cartuja de Granada. Incluso algún que otro presbítero diocesano, profesor de Universidad, lo mandaba como bibliografía recomendada en sus listados.
    La vergüenza que ha tenido que pasar el pueblo fiel malagueño con toda esa panda de sabandijas que en lugar de confirmar en la fe te la desviaban, ha sido muy grande y, probablemente en gran parte, irrecuperable.
    Todavía queda mucho presbítero que comulga con este dislate de teólogo. Porque la vergüenza de este tipo de clero malagueño sigue existiendo a pesar de D. Jesús, que prefiere verlos pasar de forma natural.

  10. Hay una cuestión que no acabo de entender, cosa comprensible pues soy todavía joven a mis 22 años: ¿si de verdad el progresismo ha avanzado tanto en la Iglesia católica como se afirma desde el Concilio Vaticano II como es que páginas como ésta tiene tan pocas visitas y tan reducido apoyo mientras que el blog en el que comentamos lo visitan millones de internautas? Gracias por anticipado al que sepa aclarármelo.

  11. Como bien dice «Aro», es el propio Küng el que hace tiempo que decidió estar fuera de la Iglesia Católica.

    Además, esta «recogida de firmas» es una pantomima: puedes poner cualquier nombre o apodo e inventarte una dirección de correo electrónico para aparecer en ella. El que haya recogido tan pocas «firmas» quizá demuestre el escaso interés que despiertan sus ideas actualmente.

  12. Estimado Blogger:

    Con mucho gusto le puedo hacer llegar la relación nominal de los firmantes de la mencionada petición si me facilita un correo electrónico. Los hay que firman con nombre y dos apellidos, otros con su nombre, seudónimo y algunos repetidos.

    A su disposición.

  13. Sería HORROROSO que Hans Küng o Kasper pudieran ser alguno de ellos elegido para ser Prefecto para la Doctrina de la Fe. ¡Sería el final de la Iglesia Católica II!

  14. Si uno lee en tal listado de firmas los nombres de Rafael Díaz-Salazar, Manuel Fraijó y José Mª Castillo, por ejemplo, concluye con que poca duda puede haber sobre quiénes son: un conocido sociológico español, profesor universitario, experto en el movimiento obrero de inspiración católica; un exjesuita profesor emérito de la UNED, filósofo; un exjesuita pero sacerdote católico no secularizado, teólogo prolífico.

    Al menos les honra el hecho de que dan la cara. Para apoyar heterodoxias doctrinales de Hans küng, cierto, pero dan la cara. Cosa que no sucede si uno firma simplemente con un Roberto, Raquel Ramírez, Eusebio Linares (un suponer), porque a saber cuántos Robertos, Raqueles Ramírez y Eusebios Linares hay en España, Hispanoamérica y aun en el mundo entero, a golpe de un solo «click» para firmar esa petición de rehabilitación católica de Hans Küng lanzada desde el portal «Atrio»..

    El teólogo suizo es heterodoxamente sugerente, sobre todo para tratar de rebatir sus tesis, o la mayoría de ellas. Razón por la cual lo que no termino de entender es por qué se pretende la cuadratura del círculo: Hans Küng es tan heterodoxo que no puede de ninguna manera ser considerado un teólogo católico. Pero es que por casi lo mismo, no tendríamos que intentar la rehabilitación del exteólogo y excristiano protestante L. Feuerbach,pongamos, para acercarnos a su obra. Que es la de uno de los llamados «padres de la sospecha». Y como tal lo leemos y lo valoramos. Y ya.

    Y así con autores más católicamente ortodoxos y también, en la medida en que creamos poder y deber hacerlo, con autores heterodoxos.

    DIOS juzgará a cada persona cuando le llegue a cada quien su hora. Y la persona son sus obras, sus ideas, sus actitudes, sus aptitudes, su fe en Cristo y en su Iglesia o su fe en las fiestas a raudales los fines de semana, en las riquezas y placeres….

  15. Creo que el nombre de ATRIO es muy apropiado y denota cierta humildad dela autor. Corresponde a los que están fuera, a la entrada, pero fuera de la Iglesia.
    La postura del propio Küng es esa: el que está fuera. Basta con leer sus Memorias para comprobar el tono lacrimógeno en que están empapadas al reconocer su fracaso en el Concilio Vaticano II, que determina lo contrario de lo que él pretendía y ni siquiera se consuela con una victoria parcial de sus propuestas a través de lo que se llamó espíritu del Concilio a través de su interpretación torcida.

  16. Con Bergoglio a los mandos del timón, no me sorprendería que el degenerado hereje y apóstata (King) Küng o Kasper -otro enemigo de la Doctrina- acabasen mandando en la Congregación para la Doctrina de la Fe. Así está el patio. Y hasta aquí llegó la inundación. EL que venga detrás (si queda algo) que arree.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *