PUBLICIDAD

¿La radio juvenil de los obispos es guarrilla?

|

Jamás he oído Megastar. La música no es lo mío y la juvenil menos. Si en ocasiones he hablado de Megastar ha sido siempre de referencias. Y en base a lo que esas referencias dicen. Si estuvieran equivocadas, la reclamación a ellas.

Lo que ahora leo:

http://infovaticana.com/2016/07/12/la-radio-los-obispos-invita-los-adolescentes-autotoqueteo-sexy/

me parece guarrillo en una emisora episcopal. En otras pues incluso tal vez moderado para lo que hay.

Todo medio episcopal pienso que debería ser catequizador. Por poco que sea. Recomendar ligues toqueteados pues no termino de verlo en monseñor Blázquez presidente de la Conferencia Episcopal. ¿Qué eso da dinero? Pues también lo darán los puticlubs pero no parecen actividades lícitas para los obispos. O a mí no me lo parecen.

Claro que sería de desear una buena radio juvenil de los obispos. ¿Pero guarrilla?  ¿O no se enteran?

Ayúdanos a seguir informando

11 comentarios en “¿La radio juvenil de los obispos es guarrilla?
  1. Yo me autotoqueteo mirando una foto sexy de Osoro el exacto. Tengo autorización del arzobispado.
    También me autotoqueteo mirando un video superfriki de Barriocanal soltando chorradas en 13tv sobre los beneficios económicos que la iglesia reporta a la sociedad española. Hay un momento superguay en el que pone cara de cachondo mental, como si se estuviera descojonando de los zombis que se creen estas paparruchas y piensan que la X de su IRPF va a obras de caridad. Me pone supermegacachonda que se descojone de los zombis. Me autotoqueteo y estallo en oleadas de placer.
    Son mis ídolos.

  2. Antes de volver a ponerle en evidencia -lo cual no es difícil-, dígame algo: esos «jeje» con los que abre o cierra sus comentarios, ¿qué pretenden demostrar? Sus deposiciones tienen cero gracia; y si es por demostrar que es tonto de baba, también se lo puede ahorrar: ya lo ha demostrado suficientemente sin necesidad de más intentos.

    Ya se lo dije: los matrimonios tienen la capacidad de procrear entre ellos; los gays no. Y se legisla para la regla, no para la excepción: nadie sabe -y menos el legislador- si un matrimonio podrá o querrá engendra hijos: pero todo el mundo sabe, incluyendo el legislador, que una pareja del mismo sexo jamás podrá engendrar hijos entre ellos. Por eso se les dan privilegios que no tiene el resto de la población, que también paga impuestos, pueden vivir en pareja, o decidir una vida común, pero que no son gays, ni «dicen» -nos lo tenemos que creer- que se «aman». Eso no da derechos. Reconózcalo: usted está encantado con que la mayoría financie privilegios a unos pocos. Y no porque sea usted gay -que quizás también-: en su caso, la mera idea de que va contra la moral católica le basta, con lo sectario que es. Aunque a ese contrato mercantil recurran sólo cuatro gatos entre la minoría, y lo paguemos todos. En eso le doy la razón: el homomonio es una relación contractual. Mercantil, para ser exactos. Al resto le he respondido en multitud de comentarios de otras entradas. Búsquelos. Y otra cosa: ¿qué sabrá usted de las nuevas generaciones, con las que se llena la boca, si es un hurón que no se relaciona con nadie? (y menos con alguien joven, salvo que tenga nietos, que lo dudo). Además, ¿tiene algo que ver lo que escribe con esta entrada? No. Pues, ¿para qué pierde el tiempo, si al final le van a borrar sin que le lea nadie? Usted es tonto o masoquista.

  3. Usted no sabe leer: la sociedad da a los matrimonios derechos por la faculad de engendrar hijos entre ellos, que son quienes forman la sociedad. Aquí nadie ha hablado de fines del matrimonio. Ni es el tema. Si le gusta ese tema, escriba un libro -aunque sólo escriba sandeces que nadie leerá-.

    Claro que se engendra fuera del matrimonio. Pero jamás dos personas del mismo sexo entre ellas. Así qué, ¿qué aportan a la sociedad, como pareja, ya que exigen derechos de pareja? Nada. Pues eso: lo que se les dé es un privilegio que no tiene el resto de la sociedad. Una injusticia financiada por todos, incluyendo a los católicos, que en España somos mayoría, aunque usted rabie y patalee negándolo. Es falso, pues, que quien paga decida: los gays no pagan con lo que lo hacen los matrimonios: con hijos propios engendrados entre ellos. Como le he repetido tantas veces, impuestos también pagan las parejas de amigos, las de hermanos, las de padre-hijo, dos monjas, etc… y nadie les concede los privilegios que se da a los gays, por más vida que compartan, niños que adopten, o impuestos que paguen. Así que, déjese de demagogia que sus argumentos se caen solos. Invente otra cosa o reconozca lo que hay: una figura jurídica destruida legalmente por el sectario de Zapatero (el matrimonio) y un invento suyo para ganar cuatro votos más privilegiando a tres gays que quieren lucrarse por la cara.

    Por último, sabe usted que su ideología anticatólica decimonónica y progresauria está derrumbándose, sale a diario en esta ciguëña.Por tanto, déjese de mediciones que no interesan a nadie. ¿Ya va a dejar de repetir lo mismo y de desviar esta entrada?

  4. No, no se trata de que unas personas quieren tener los mismos derechos, porque no cumplen los requisitos ni las obligaciones que cumplen aquellas otras personas a los que la sociedad se los condede: la facultar y posibilidad de procrear entre ellos -porque aquí no se trata de derechos individuales, ya que si así fuera, se concederían a hermanos, amigos, comunidades religiosas, ONGS…-. Así que, no mienta. Reconozca que le gusta que se concedan privilegios a unos pocos a costa de que los pague la mayoría. Al menos sea coherente.

    Su mensaje, perdóneme, es una solemne estupidez: «vivir en común y compartir proyectos vitales en común» lo hacen otras personas y no se les conceden esos privilegios. Y no me hable de 2amor», que ese no se puede medir. Y claro que lo pago yo: pago la pensión de un tío que «dice» -nos lo tenemos que creer- que se la tenemos que pagar por «amar» a otro tío. ¿Pero eso qué es? Hasta ahora, la sociedad no ha pagado la pensión de un hombre por «amar» a una mujer, ni viceversa. Está usted muy desinformado. Usted no puede exigir que la sociedad le dé algo que usted no le aporta. Los matrimonios lo hacen: dan individuos que forman esa sociedad. Hasta ahora, ninguna pareja gay ha dado hijos a la sociedad: la naturaleza es tan mala, que no les ha concedido esa posibilidad. Sólo pueden procrear gracias a los gametos del sexo contrario, mal que le pese. Puede repetir su mantra eternamente, que eternamente le responderé lo mmismo y jamás podrá rebatirlo. Y le aseguro que se va a cansar antes que yo, ya se lo he dicho muchas veces. Ah: infórmese: los matrimonios católicos han aumentado. Ignoro en qué libelo o página sectaria ha leído lo contrario (por cierto, ahórrese buscar chorradas del CIS, etc.: la última encuesta se ha difundido de viva voz en todos los telediarios, y son cifras actuales, que no creo que estén aún publicadas). Pero, como le digo siempre: ¿y si hay menos matrimonios católicos, qué? deje ya de desviar el hilo: radio católica, obispos. ¡Qué pesado!

  5. Sí: defender la concesión de privilegios a una minoría para que toda la población financie sus gustos sexuales, lo es, y tratar de conculcar para ello los derechos de los demás, también lo es. ¿O cree que la homosexualidad se inventó ayer? Ni eso, ni el repudio, ni ninguna de las «moderneces» zapateras. Lo único que hizo fue eliminar del Código Civil la figura jurídica del matrimonio y las del padre y la madre, para así que financiemos todos a dos tíos o dos días que dicen que practican sexo -cosa indemostrable y que no nos importa-. Y hable correctamente: el homomonio se está IMPONIENDO, no implantando. No lo quieren ni los propios gays, de los cuales sólo una minoría entre la minoría recurre a ello para beneficiárse económicamente de toda la sociedad por la cara. Y, encima, a los dos días se repudian legalmente. ¿Cómo un intolerante y sectario como usted dice que defiende la tolerancia? O es una broma, o es tonto, o un jeta. ¿No ve multitudes pidiendo que se derogue el divorcio, el aborto, el homomonio? Será porque no sale. En cambio la imposición de los privilegios gays se han impuesto pidiéndolos cuatro monos. No sé de qué se jacta de ganar una batalla, si sabe que la guerra la tiene perdida de antemano. Es el canto del cisne. Pues siga engañándose. Los nazis también vieron durante una década y media que su ideología crecía, y crecía… y no digamos los comunistas: 70 años. Pero, como todo lo falso y malo, acaba cayendo. Lo de hoy también caerá, no lo dude.

  6. ¿No dice que la Cigüena tampoco la lee nadie? Entonces, ¿qué hace aquí deponiendo su viejuna ideología en cada entrada? ¿Escribe para que no lo lea nadie? ¿Es usted tonto o masoquista? Para leerse usted solo, debería escribir un diario en vez de hacerlo aquí. ¿No ve que sólo le respondo yo, y por pena? Ande, no pierda el tiempo: ¡si le van a borrar!

  7. Ya, ya: por eso no para de deponer spam que sabe va a ser borrado. Y por eso también sigue con sus mantras y cuentas de la vieja (todos los jóvenes piensan, todos los jóvenes hacen, todos los españoles creen…). Todos se lo han dicho a usted, ya sabemos. Su «normalidad», digna de mejor causa, salta a la vista…

  8. No me explico por qué se molesta en deponer varios comentarios seguidos, cambiando de nick, si aquí ya le conocemos todos y no engaña a nadie: sea valiente y junte todas sus paranoias en un único comentario, poniéndose el seudónimo «TROLL». Así facilita el trabajo de borrado al blogger. Total, si ya sabe que los va a a borrar.

    En cuanto a su majadería diaria, lo de siempre: para atreverse a hacer sus afirmaciones categóricas, ¿ya ha preguntado a todos los jóvenes y se lo ha confirmado uno por uno? ¿No? Pues entonces no nos dé la brasa con sus teorías. Si es usted un pervertido que sólo piensa en el sexo -sospecho que homosexual, habida cuenta de su fijación por el tema-, y de ahí su odio a la Iglesia -mala conciencia, en el fondo-, no es problema nuestro, ni se lo vamos a poder solucionar aquí. Hable con un especialista; hay muy buenos psiquiatras que le ayudarán.

  9. Los libelos a los que se refiere -pues eso eran- no son, contra lo que usted dice, muestra de la hipocresía y del bajo nivel del clero y de la moral en una sociedad que se pretendía cristiana, sino precisamente muestra del sectarismo e inmoralidad de cuatro gatos anticristianos que los difundían, como hace usted cuando insinúa, sin cortarse un pelo ni presentar una sola prueba de ello, que la Iglesia poseía burdeles -bueno, no lo ha dicho así exactamente, sino que era propietaria de los locales que luego se dedicaban a ello-. ¿En cada entrada del blog tenemos que leer calumnias y ataques a la Iglesia con la más mínima excusa? Esta entrada trata sobre una radio, y si se puede acusar a los obispos de algo es de dejación, no de promover lo que en dicha emisora se difunde. Lo cual ya es lo suficientemente grave, como para que se use como excusa para volver a sacar a relucir la leyenda negra y todos los mantras anticlericales y, en definitiva, anticatólicos.

  10. En siglos pasados, sin especial escándalo entonces, la Iglesia poseía locales que convenientemente alquilados servían de burdeles. Seguramente, las rentas serían empleadas en fines muy loables, pero hoy -y desde hace ya mucho tiempo- la idea produce repugnancia a los cristianos y es motivo de ataques contra la Iglesia cada vez que el tema aparece en obras históricas como muestra de la hipocresía y del bajo nivel del clero y de la moral en una sociedad que se pretendía cristiana. Me temo que no otro será el juicio de tiempos futuros cuando se comente que detrás de estas emisoras meramente corruptoras andaba nada menos que la CEE, y ello por intereses económicos. Por supuesto, que los ingresos de esas emisoras, que son muy rentables, sirven para mantener la presencia de la Iglesia en otras parcelas de la comunicación que lo son menos, y todo lo que se quiera. Pero no habrá disculpa posible para los responsables de que esa basura se presente bajo el membrete de la Iglesia a la luz de todo el mundo.

  11. Yo escucho Megastar -mi preferida es MaximaFM, la cual no se sintoniza donde resido- y el programa «despertador» de Mateo y Andrea que se emite de 6 a 10 de la mañana no tiene cabida en una emisora propiedad de la Iglesia Católica. Por dicho motivo nunca escucho el referido programa. Como tampoco hay emisora de EsRadio, como mal menor, prefiero escuchar las noticias de la SER en la referida franja horaria en el caso de que esté conduciendo. Desde que echaron a Federico Jiménez Losantos, no escucho la COPE, una emisora para maricomplejines…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *