PUBLICIDAD

La misa del domingo en TV2

|

Pensaba que estos días iban a ser de escasas noticias y que me permitirían un descanso. Pero no es así y me encuentro desbordado. Además de haber contestado a numerosas felicitaciones. Si alguna se me pasó vaya desde aquí mi sentimiento por no haberle correspondido. Y mis mejores deseos navideños en estos días. Cuando comento la misa del domingo en TV2, programa excelente y es posible que amenazado, suelo hacerlo el mismo domingo. Hoy lo hago el martes ya entrada la mañana, casi al medio día. Una vez más, como casi siempre, la celebración fue muy digna. El celebrante principal fue el obispo auxiliar de Madrid, Don Juan Antonio Martínez Camino. Qué gran obispo se está perdiendo, espero que momentáneamente, alguna diócesis española. La homilía, que leyó, excelente. Y como celebrante, impecable. Le gusta cantar. Tal vez en algunos momentos engole la dicción. Entre los cocelebrantes vi a Don Pedro Paulo de Figueiredo, superior para España de los Heraldos del Evangelio. Le conozco, como amigo, desde hace la friolera de más de cincuenta años. Entonces naturalmente era laico. Me alegró mucho verle. Actuó de maestro de ceremonia Manuel Fanjul que de liturgia sabe todo y más. Aunque podamos tener, y hemos tenido, alguna discrepancia puntual. Ese menester menor, aunque importante, lo podría hacer hasta con los ojos cerrados y lo haría muy bien. Me sorprendió muy agradablemente que en el momento de la comunión cogió la patena, me pereció que era la patena, y acompañó a Martínez Camino en la distribución de la misma. Cosa que no se suele ver actualmente.  Antes, los que fuimos monaguillos íbamos siempre con la bandeja que luego se purificaba pues siempre quedaban en ella fragmentos minúsculos de las sagradas formas. Ojalá el ejemplo de en esta ocasión monaguillo de tantos títulos vuelva a ser práctica habitual. Creo que se va recuperando, lentamente, la adoración y el respeto a Jesús Sacramentado. Pues la bandeja en la comunión es una muestra más. Ya en algunos sitios, muy pocos de momento, hay reclinatorio para quien quiera comulgar de rodillas. Dios quiera que se extienda el hecho. El coro, de los Heraldos, coro y con pequeña orquesta, excelente. Y Don Juan Antonio salió procesionalmente de la misa haciendo lo que debe hacer un obispo: bendiciendo a los fieles. Estos, tan desacostumbrados, no hacen lo que deberían hacer: santiguarse al recibir la bendición. Pero ya aprenderán si los obispos aprenden a bendecir. Después de la misa hay un reportaje sobre la acción de la Iglesia en diversos lugares. En ocasiones bastante progresista. Esta vez, sobre la Albania salida de una férrea dictadura comunista fue excelente. Daba gusto oír el testimonio de aquellos hermanos en la fe. Para su supervivencia es fundamental Ayuda a la Iglesia Necesitada. Lo que contribuyáis a ella no es dinero tirado.        

Comentarios
0 comentarios en “La misa del domingo en TV2
  1. Yo estuve viendo la misa, y la tuve que quitar. Me pareció un Obispo que sobre-actuó en toda la celebración. No me pareció verle naturalidad ni que con sus formas estuviera orando. Me da penilla. Y lo digo sin resentimiento ni acritud.

  2. La recuperación de los monaguillos es un asunto importante, lo malo es que no tienen función prácticamente en la Misa, ni siquiera el celebrante hace las abluciones. Tener un monaguillo o dos para poner la bandeja quedaría extraño.
    .
    Pero si pones la bandeja se quita comulgar en la mano y eso no puede ser, con lo emocionante que resulta ver a un niño que hace menos de un año que comulga, tomar en la mano la Hostia, me produce una emoción… Son pocas veces, a las misas que voy solo vamos los del frente de juventudes, pero cuando aparece algún niño despistado casi se me saltan las lágrimas al verlo tomar la Comunión.
    .
    Pero no me hagan caso, soy un viejo muy sensible.

  3. Yo no entiendo que para realizar una labor en la Iglesia haya que vestir ese atuendo tan extravagante, que proyecta una imagen cómica. Pienso que es un error mantenerlo.

  4. Acabo de leer un artículo en el que se critica duramente a los Heraldos del Evangelio, acusándoles de ultraconservadurismo, fanatismo, sectarismo… De hecho según esta fuente la Conferencia Episcopal de Brasil les tiene manifiesta manía por su «esoterismo», y han pedido a los fieles brasileños que se alejen de dicha organización. No conozco nada esta congregación, y creo que sería un buen tema que tratar tanto en el Blog como en la caja de comentarios.

  5. Me gusto la celebración del domingo. Las de los Franciscanos de María (de Santiago Martín ) que se pueden ver por Internet, a un servidor le encantan, aunque deben mejor el sonido. Y, puestos en el tema, la diócesis de Córdoba debería animarse a difundir las misas de la Catedral por Internet, al menos los domingos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.