La ministro Ione Belarra acusa a la Iglesia de ser cómplice del abuso a los niños

Comentarios
19 comentarios en “La ministro Ione Belarra acusa a la Iglesia de ser cómplice del abuso a los niños
  1. Tímida respuesta de la Conferencia Episcopal Española a las graves acusaciones de la ministra comunista:

    https://www.conferenciaepiscopal.es/nota-ley-contra-violencia-infancia/

    —o0o—

    Y es que, mientras, por ejemplo, los arrupitas, -enemigos internos de la Iglesia de Cristo- nieguen y encubran los abusos que siguen saliendo a la luz (he dado cuenta de las dos últimas denuncias en entradas anteriores), seguirán proveyendo de munición a los enemigos externos. Aunque, a fin de cuentas, da igual, pues ambos persiguen el mismo fin: la demolición de la Iglesia de Cristo. Aunque siguiendo caminos distintos.

    —o0o—

    Esta semana he estado en Bilbao, donde he podido comprobar que el «Hotel Arrupe (****)» ya ha sido inaugurado, merced a un pelotazo de ¡cinco millones de euros! que cobró la compañía. Ocupa el solar donde anteriormente se hallaba la residencia de los jesuitas/arrupitas en dicha localidad. Dado que, contraviniendo los deseos manifestados en 2013 por Jorge Mario, de que los conventos vacíos no sirviesen para hacer negocio convirtiéndolos en hoteles de lujo, sino en asilo de infelices refugiados (y en Bilbao los menas son legión), sería interesante conocer el destino de la astronómica cifra percibida. Máxime, cuando la reforma del templo adjunto, corrió a cargo de una anciana, quien aportó, vía indulgencia, los 1,2 millones de euros que costó su rehabilitación…

    https://infosj.es/files/documentos_prensa/Losjesuitasvenden.pdf

  2. Ese es el gran pecado pasado y presente: el encubrimiento. Y ahí no valen estadísticas. El pecado de unos individuos pasó así a ser el de la institución Tampoco ha de extrañar viendo que algunos de sus máximos exponentes comparten afición con los encubridos.

  3. Hoy en día, cualquier imbécil, o imbécila, puede ser ministro, o ministra, no s eme enfaden las feministas…
    Pues nada, a palabras necias, oídos sordos.

  4. ¿Acaso no es cierto que la Iglesia Católica ha amparado, defendido, escondido e incluso beneficiado a los pederastas y a aquellos que los defienden?

    Vamos.. es que sobran los ejemplos. Como el arzobispo Jozef Wesolowsky, pederasta CONFESO que fue acogido por el Vaticano hasta que murió, tan ricamente, en su apartamento, chupando de la sopa boba de la X del IRPF. ¿Por qué no murió debajo de un puente? Como el cardenal Bernard Law, que tras mover a los curas pedófilos de una parroquia a otra durante años en Boston se marchó al Vaticano EL MISMO DÍA que le llamaban a declarar en el tema, para nunca más volver. Etc… etc…

    A otro nivel tenemos ejemplos de sobra en Pennsylvania y tantos otros lugares donde se ha investigado el tema. Según el informe John Jay, «to my knowledge» la más extensa investigación echa hasta ahora, tantos pederastas como ordenados anualmente entre 1970 y 1980. Unos 400 al año. Casi nada… Según el informe Pennsylvania, atrocidades como poner al monaguillo en pelotas sobre el altar, con los brazos en cruz, y sacarle fotos. Como coleccionar pelo del pubis de las niñas, o sangre de menstruación. Etc… etc… ¿De qué estamos hablando, señores?

    1. «Estamos hablando» de que no has puesto ni un solo ejemplo de España y la ley es española no norteamericana ¿Cuántos sacerdotes españoles hay condenados por abusos sexuales? Muy muy pocos, infinitamente inferiores en número a cualquier otro sector social ¿Hay número suficiente de condenas a sacerdotes para una intervención parlamentaria? Pues de eso estamos hablando…

  5. Lo que ha dicho la ministra, lo dijo ya el vicario judicial de Cartagena y también lo dice Hans Zollner, de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores!

  6. Donde más abusos se da es en el ámbito familiar. Sra Ministra; ¿Nos puede dar datos sobre lo que ha ocurrido en Baleares? Son responsables ustedes. Con estas lumbreras, bien pagadas y de lengua descarada, es como España va como va. Si para cualquier empleo hay un mínimo de exigencia para la política tenían que pasar, más de uno, por el neurólogo o psiquiatra. No hay peor cosa para un país que estar en manos de gente con la mente enfermiza.

  7. Pues los podemitas creo que deben de haber estudiado en colegios de curas, y haber sido unas buenos alumnos, porque lo de los centros de menores las Islas Baleares, que los podemitas se niegan a investigar, clama al cielo. Como dice el refrán español: » Díjole la sarten al cazo: apártate, que me tiznas».

  8. Debería hablar primero de los profesores de gimnasia, entrenadores, y monitores de campamento. Por no hablar de los jueces y fiscales del Supremo que, María Dolores Delgado dixit, le daban a menores en Colombia.

  9. ¡Qué cinismo! Y qué obsesión perenne por la sexualización infantil. A la Ni-Nistra Belarra habría que aclararse que los casos de abuso verificados en la Iglesia se produjeron precisamente por practicar los postulados ideológicos que ella misma pregona.

    1. La Belarra, con los socialistas y podemitas pretente tapar las miserias de su entorno. Esa peste repugnante de la pederastia empieza a hacer ruido y proclamar «presuntos derechos» a raíz de la revolución de Mayo de 1968, que tanto influyó en el deterioro de las costumbres y sobre todo de las ideas.
      En 1977 un grupo de setenta «intelectuales» encabezados por Jean-Paul Sartre, publica un manifiesto reclamando la carta de ciudadanía de esa aberración.
      Liste complète des signataires22.
      Le Monde reproduit les signatures d’intellectuels comme Louis Althusser, Jean-Paul Aron, Roland Barthes, André Baudry, Simone de Beauvoir, Jean-Claude Besret, Jean-Louis Bory, Bertrand Boulin, François Chatelet, Patrice Chéreau, Copi, Alain Cuny, Gilles Deleuze, Jacques Derrida, Françoise Dolto, Michel Foucault, Félix Guattari, Michel Leiris, Gabriel Matzneff, Bernard Muldworf, Christiane Rochefort, Alain Robbe-Grillet, Jean-Paul Sartre, le docteur Pierre Simon et Philippe Sollers30.

      La lettre a également été signée par Dennis Altman (en), Claude Bardos, le pasteur G. Berner, Christian Bourgeois, Christine Buci-Glucksmann, Jean-Pierre Colin, Dominique Desanti, Jean-Toussaint Desanti, Bernard Dort, Françoise d’Eaubonne, Philippe Gavi, André Glucksmann, Renaud Goyon, Daniel Guérin, Pierre Hahn, Jean-Luc Hennig, Christian Hennion, Guy Hocquenghem, Roland Jaccard, Pierre Klossowski, Anne Laborit, Madeleine Laïk, Georges Lapassade, Dominique Lecourt, Jacques Lefort, Michel Lobrot, Jean-François Lyotard, Michel Mardore, Dionys Mascolo, Gérard Molina, Vincent Monteil, Nicole Nicolas, Marc Pierret, Jacques Rancière, Claude et Olivier Revault d’Allonnes, Jean Ristat, Gilles Sandier, René Schérer, Victoria Thérame, Hélène Védrine et les Drs Frits Bernard, Boegner, Cabrol, Challou, Maurice Eme, Pierrette Garreau, R. Gentis, Michel Meignant, Jean Nicolas, Séguier, Torrubia.
      Tuvo eco en la parte francófona de Canadá y dada la crisis provocada por las ideas liberales, hizo en aqueñl momento, estragos en Estados Unidos, incluso en sectores eclesiásticos.
      Aquí en España esos temas entraron con15 años de retraso, y el terreno abonado lo encontraron en el mundo universitario colonizado por la izquierda. El mundo eclesiastico estuvo pendiente mucho tiempo de la aplicación del progresismo al ámbito doctrinal, litúrgico y social, con la herramienta del libracionismo. Cuando comenzaron las ideas raras en materia de moral, -un precedente fue un tal Jordi Llimona, Capuchino, desautorizado por Jubany con su libro Humans també-la Santa Sede empezó a puntualizar cosas. Abrió el camino Pablo VI con su documento Persona humana -Documento de la CDF, publicado por mandato del Papa- El Pontificado de Juan Pablo II no deja ningún resquicio para dudas. Y lo mismo Benedicto XVI.
      Los aspectos deplorables que haya habido o pueda haber en la Iglesia española -muy minoritarios, como apunta un comentarista- son fruto de la miseria humana y de una época de desarme doctrinal.
      La Belarra debería estar ocupada en limpiar la mugre de su casa y calladita estaría más presentable.
      La mayor parte del clero, aunque algunos estén despistados en materia litúrgica o doctrinal, está formada por miembros entregados a su trabajo y con vida intachable. Ha errado la puntería esa señora o lo que sea.

    2. Papa es el título del carisma petrino del Pontificado Romano.
      P=Petri
      A=Apostoli
      P= Potestatem
      A= Accipiens
      El Sumo Pontífice es Papa en cuanto que recibe la potestad del Apóstol Pedro.
      Pontífice sería el sustantivo, y Papa el adjetivo calificativo.

      Por lo demás:
      Mejor: Oremus pro Pontifice nostro Benedicto -en ablativo ya que la preposición pro rige tal caso-

  10. Ayer,durante la Consagración,tuve esta percepción reconfortante:Ese actus essendi que soy yo-que somos cada uno de nosotros-,nunca cobra mayor sentido que cuando, rendidamente entregado y perdidamente amoroso,adora al Actus Essendi Infinito del que todos procedemos por Creación.
    ¡Sanctus,Sanctus,Sanctus…!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *