PUBLICIDAD

La mafia eclesiástica USA

|

Todo lo que ha tenido que ver con McCarrick es como poco muy sospechoso. Y los favores de Francisco a ese lobby no le dejan en buen lugar. La podredumbre llega al cardenalato y parece que no sólo al ya excardenal.

Eso no se lava dejando pudrir más lo que ya está muy podrido. O’Brien, McCarrick, Wuerl, Farrell, Tobin, Cupich, Maradiaga, Errázuriz, Ezzati… Mucha púrpura que más bien es rosa o tapadero de lo rosa. ¿Lo ampara también la sotana blanca?

https://www.riposte-catholique.fr/archives/147623

 

 

12 comentarios en “La mafia eclesiástica USA
  1. Bergoglio reflota el poder mafioso del Cardenal Bernardin, pro-homosexual y pro-masónico, furgón de cola del Partido Demócrata, que luego de ingentes esfuerzos fuera desmontado por San Juan Pablo II.

    https://www.firstthings.com/article/2011/02/the-end-of-the-bernardin-era

    http://blog.pucp.edu.pe/blog/buenavoz/2013/10/30/el-papa-francisco-y-el-legado-de-joseph-bernardin/

    McCarrick es el rey de la resucitación de Bernardin en EEUU, de la mano de Bergoglio empoderando a su gente lavanda en pago a los servicios prestados para entronizarlo en la silla de Pedro y a los caudalosos aportes manejados por el Cardenal homosexual.

  2. Los abusos de los 60´s fueron con infantes. Hoy día se han vuelto más cautos y estas madrotas tejen sus redes de homosexuales
    en muchos seminarios. Si eres gay entras, si no, no. LLegan los grandes prelados y se les meten a los cuartos de los más apetecibles
    seminaristas, so pena de ser mandados a «evaluación psiquiátrica». La guardia suiza no está mejor, es otro bordello para jerarcas.
    En fin,vemos el advenimiento de la Mafia Rosa, tan solidarias ellas. Mientras estén en los cuernos de la luna progays como Tobin,
    Mierdich, Di Nardo, O´Malley, et al, hay que cerrar el monedero a esta jerarquía sodomítica. O´Malley parece el menos malo, pero en
    el funeral de Ted Kennedy, lo puso en el cielo a este abortista. Y dió cierto espaldarazo a los gays, ya en aquella lejana época.

  3. Cuanto más tiempo se les deje pudrirse en su puesto, tanto mejor: no me cabe la menor duda de que sus sustitutos serán mucho peores.Cambiar a Wuerl por un Peña o un Montanari no es ganar: es perder y mucho, porque el tren de Wuerl ya pasó y un Montanari como cardenal me resultaría aterrador y, para colmo, con posibilidades de púrpura, voto en cónclave y demás.Terrorífico.

    1. ¿Y por qué si puede saberse? No es que sea alguien que aparezca en público habitualmente, a fin de cuentas. Ni siquiera le pongo cara. Lo único que hay son rumores maliciosos esparcidos por páginas web sedevacantistas o cuasisedevacantistas como Wanderer, sin la menor sombra de prueba. Y lo mismo con Edgar Peña (imagino que te refieres a él), aún más desconocido hasta ahora, y que ni siquiera se ha estrenado aún como Sostituto.

      1. Los sedevac están haciendo su agosto extendiendo a placer la podredumbre, a cuenta de asuntos de hace 30 o 40 años, siempre muy deplorables. Pero, vamos a enjuiciar a la Iglesia por el siglo de Hierro de hace 1100 años? Y caso raros, haberlos haylos. Que se vaya a por ellos, pero con pruebas, nombres y apellidos, no sea que les pase como en Granada y como Bergoglio se queden con las vergüenzas al aire. El tal Zapata -último de 7 nicks del mismo personaje- debería decir nombres y apellidos, aducir testigos, ubicaciones y datos. Qui nimis probat nihil probat: El que prueba en demasía no prueba nada.
        y la señora ésa, holandesa, profesora de la Gregoriana, si tiene algún dato, que lo espete. De lo contrario pierde una ocasión estupenda para estar callada.
        A los sedevac y afines les ha alumbrado un buen sol, con Bergoglio en la Sede Pontificia, con su innúmera secuela de gestas deplorables y su receptividad ante cualquier infundio.

  4. Muchos de los temas de los que se habla se refieren a los años 60 o a lo más al momento en que Juan Pablo II empezó a poner orden. Lo que hay en la actualidad en relación con la Fundación Pomtificia, que subviene a muchas necesidades del Vaticano tiene que ver con McCarrick -De Wuerl no veo qué se pueda decir salvo que en Pittsburg, trató casos heredados, de modo administrativo. Ciertamente el influjo de McCarrick-Bertone en la elección de Bergoglio, y el grave desliz de éste nombrando a tres Cardenales sugeridos por McCarrick, en un intento de dar un vuelco al rumbo de una Iglesia modélica, es lo que ha emponzoñado todo. Risposte Catholique cita al Cardenal O´Connor como uno de los patrocinadores de la Fundación Pontificia. Hay que andar con cuidado y no mezclar churras con merinas, pues O´Connor murió en olor de santidad. La Fundación Pontificia tiene un sentido de comunión eclesial, cimentado en la ayuda a las necesidades de la Sede Apostólica. Ha estado en pésimas manos. Wuerl no es como su antecesor, aunque por edad y circunstancias de corrección política deba cesar. Pero, quien realmente debería marcharse es Bergoglio y los tres Cardenales norteamericanos que nombró a instancias del demérito de Washington.

    1. El gran cardenal O’Connor, por lo que sé, bloqueó el nombramiento de McCarrick como su sustituto en Nueva York y trató de oponerse, mientras el cáncer se lo permitió, a su nombramiento para Washington. Sobre la carrera de McCarrick sería interesante investigar si sus excelentes conexiones con el partido Demócrata tuvieron algún papel en su promoción episcopal y cardenalicia (téngase en cuenta que entre los años 30 y los años 90 del siglo XX la Iglesia americana era en muchos sitios en esencia una rama local del Partido Demócrata, y en no pocas ocasiones obispos americanos hablaron en las convenciones de ese partido), y si su nombramiento para Washington quizá lo movió el entonces presidente Clinton con la esperanza de que ayudara electoralmente a su partido. En cualquier caso, lo que sí es indiscutible es que con presidentes demócratas McCarrick actuó a menudo como un enviado informal del Departamento de Estado. Sobre esto último, más aquí: https://www.catholicnewsagency.com/news/despite-mccarrick-abuse-claims-state-department-leaves-questions-unanswered-70448

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *