La Iglesia postCovid se desmorona

|

Parece que en número y en recaudaciones. Muchos de los que los obispos echaron, cerrando las iglesias y secundando borregamente, e incluso superando, las arbitrariedades de la autoridad civil, no han vuelto. Y por supuesto no cotizan.

La situación es ya de auténtica alarma ante lo que se avecina.

<

No pocos pensarán que lo obispos están recogiendo lo que tan insensatamente sembraron.

Aunque cabe también una lectura positiva, Se va lo peor.

https://infovaticana.com/2020/09/09/la-iglesia-post-covid-pierde-fieles-en-numeros-alarmantes/

 

Comentarios
15 comentarios en “La Iglesia postCovid se desmorona
  1. Tengo a la sensación de que a los curas les sobran los fieles. Molestamos.
    No te dejan entrar en misa, no te dejan quedarte a la entrada a escucharla, no te dejan quedarte fuera para saludar a otros feligreses… Hay una policía parroquial que te echa de malos modos. Me ha pasado ya en dos parroquias del oeste de Madrid.
    Les sobramos.

  2. Terra Futura: cuando Francisco habla con el Papa sobre eco-gastronomía y consumo alternativo

    De la Agencia Católica de Noticias :

    El Papa Francisco elogia el diálogo en conversaciones con el fundador agnóstico de Slow Food

    Por Hannah Brockhaus

    Ciudad del Vaticano, 8 de septiembre de 2020

    Un libro que publica conversaciones entre el Papa Francisco y Carlo Petrini, el fundador de la organización Slow Food , subraya la importancia que el Papa da al diálogo con los demás.

    Petrini, de 71 años, es un conocido gastrónomo italiano, agnóstico y excomunista. Es en este contexto que el autor presenta los tres «diálogos» sobre ecología integral que mantuvo con el Papa Francisco entre mayo de 2018 y julio de 2020.

    Petrini, también conocido como «Carlin», señala en la introducción del libro que él y el Papa Francisco son «dos personas con historias y vidas muy diferentes».

    «TerraFutura» («Future Earth»), que se estrenará el 9 de septiembre en italiano, narra estas tres conversaciones, cuyo impulso fue dado por la encíclica de François «Laudato si».

    Los diálogos constituyen las primeras 67 páginas del libro. La segunda parte es una reflexión personal de Petrini sobre los temas de biodiversidad, economía, comunidad, migración y educación.

    El libro también incluye una selección de discursos papales y extractos de las exhortaciones apostólicas Querida Amazonia y Evangelii Gaudium.

    Durante la presentación del libro el 8 de septiembre, los ponentes destacaron su formato y la importancia del diálogo para el Papa Francisco.

    “Este libro es importante no solo por el contenido, sino también por el método”, dijo el padre Antonio Spadaro, director de la revista jesuita La Civiltà Cattolica.

    Señaló que estas son las “palabras privadas” del Papa hechas públicas. “No leí este libro como tres entrevistas”, agregó, “sino como tres conversaciones, tres intercambios”.

    Spadaro también subrayó la respuesta del Papa al agnosticismo de Petrini durante el primer diálogo. Francisco llamó a Petrini un «agnóstico piadoso». Añadió: «Tienes piedad por la naturaleza y es una actitud noble».

    Cuando se le preguntó el 8 de septiembre si su mentalidad había cambiado o si seguía siendo agnóstico después de los tres diálogos con el Papa Francisco, Petrini respondió que seguía siendo agnóstico, pero «esperemos». No sé».

    Dijo que repetiría una frase de un santo de su región de Italia, San Giuseppe Benedetto Cottolengo: «Nunca puse límites a la Providencia».

    En la primera conversación con el Papa, Petrini sugiere que algunos mensajes, como el de «Laudato si», quedan completamente en «la mano del mundo católico, y los no creyentes no comprendemos el potencial cultural y político de este». mensaje».

    El Papa Francisco dijo que «el diálogo es muy importante. Laudato si ‘es común a ambas partes, porque fue escrito para todos».

    «Incluso los creyentes, los que están abiertos a la trascendencia, deben comprender el humanismo agnóstico, que es una realidad. Es en este nivel de comprensión que podemos dialogar», observó.

    Petrini también participó en el sínodo de octubre de 2019 en la Amazonía, que calificó como «uno de los momentos más hermosos de mi vida».

    La organización Slow Food de Petrini, fundada en 1989 para salvaguardar las culturas y tradiciones alimentarias locales, y la Diócesis Católica de Rieti en Italia han lanzado el proyecto «Comunidades Internacionales Laudato si ‘».

    El obispo Domenico Pompili de Rieti es un amigo cercano de Petrini: ambos presentaron el proyecto al Papa Francisco. Fue de esta reunión que nació la idea del libro, dijo Petrini.

  3. Un buen amigo extremeño, de la Sierra de Gata, me contó hace días que cuando el confinamiento de Marzo y Abril, en su pueblo, localizó el teléfono de su Párroco para que le animara espiritualmente y le ayudara y diera ánimos, ya que este buen amigo, no anda sobrado de ellos. El cura, como no sabía quien lo llamaba, le cogió el teléfono la primera vez. La primera y la última, ya que nunca se lo volvió a coger. Se pasó el confinamiento encerrado en la casa parroquial y sin intentar siquiera una sóla visita a algún feligrés enfermo, que en su pueblo, los hay. En cambio, creo que no se aburrió, porque le encanta bordar y las puntillas; no digo más. Eso sí: Todos a comulgar en la mano porque yo lo ordeno. Con un clero así, mejor, como decía San Antonio María Claret, sería preferible que no hubiera pastores a que los hubiera malos, porque Dios, sacaría profetas hasta de las piedras si fuera preciso. No les extrañe, pues, que el pueblo no haya vuelto a la Iglesia y haya desertado de las parroquias, y les haya vuelto, en gran parte, la espalda.

  4. «¡No se puede parar (sic) la primavera en primavera!» proclamaba a los cuatro vientos desde su libelo difamatorio -órgano oficial de los enemigos internos de la Iglesia de Cristo, financiado, para más inri, por la propia Iglesia- José Manuel López Vidal. He aquí los resultados: el duro invierno nuclear que, afortunadamente, acabará con todos ellos, y propiciará el renacimiento de la auténtica Iglesia de Cristo. Y es que, a fin de cuentas, DE DIOS NADIE SE BURLA.

  5. No hay problema, ya vendrán Biden, Kamala, Cretina Kirchner, Coleta Morada y Pedro Picapiedra a arreglarlo: con acabar con el chismorreo y hacerle la ola al NOM, todo solucionado. Ah, me olvidaba, no os olvidéis de arrodillaros ante las Pachamamas y obedecer sin rechistar al BLM. Donde esté el Sin Grelos, que se quiten los místicos.

  6. También yo pienso que tiene su parte positiva esta situación que atravesamos, se va lo peor, y los clérigos vagos y maleantes empiezan a verlas venir, les acaba el buen vivir a costa de la Iglesia.
    Los buenos sacerdotes siempre han estado en su lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *