La Fraternidad de San Pío X mantiene sus misas públicas en Madrid

Comentarios
65 comentarios en “La Fraternidad de San Pío X mantiene sus misas públicas en Madrid
  1. Por cierto, que la Misa de hoy en la 2, desde la Conferencia Episcopal, también ha contado con fieles, aunque fueran pocos.
    El celebrante, Obispo Auxiliar de Madrid, su Diácono y el Acólito no guardaban la distancia de un metro. Por el ambón han pasado 4 personas distintas. Y la Comunión se ha hecho en la mano, guardando las distancias entre cada comulgante.

  2. Si todavía algo pudiese sorprenderme, me sorprendería que un periódico que se dice tan católico le dé esa cancha a unos cismáticos.

    1. Ud se olvido el morral y tiene hambre
      Ud no pertenece a esta huerta
      No pierda el tiempo aqui’.La pseudo progresia lo esta’ esperando

  3. Ya le dijo Jesucristo a Satanás que arrojarse desde el pináculo del Templo, porque los ángeles le sostendrían era tentar a Dios.

  4. Por favor, no nos podemos permitir esto. En Salerno, un retiro de neocatecumenales en el que compartieron el cáliz ha acabado con ella sacerdote de 46 años muerto y 20 contagiados casi todos graves. Un poco de cordura.

  5. Estoy de acuerdo con Proust .Creo que es perfectamente compatible no acudir a sitios concurridos, como dicen los epidemiólogos que hagamos, con tener fé en Dios.

    No estamos en la época de SAN CARLOS porque ahora hay radios, televisiones, e internet y se puede ver una misa por televisión. Y ADEMÁS de Medicina y de la Microbiología y de la Virología tenemos unos conocimientos que en aquella época eran impensables.

    Que esa misa por televisión en circunstancias de normalidad no vale para cumplir el precepto , ya lo sabemos todos y no es necesario que nadie venga a hacer alarde de conocimientos profundos de Derecho Canónico a recordarlo y a lucirse con citas de hace 5 siglos.

    Pero es que ahora los Obispos nos han eximido de esa obligación. Como pueden liberar de la obligación de asistir a misa a un señor muy mayor en pleno invierno para que no coja una pulmonía o resbale en la nieve y se rompa trece huesos.

    Y los Obispos ahora de paso recomiendan que, si se puede, se vea por televisión una Eucaristía.
    Es de puro sentido común que hagamos caso a los que han dedicado su vida a estudiar Medicina , Microbiología , Medicina Preventiva y Epidemiología. Hacerles caso lo debe hacer toda persona. Sea creyente o sea ateo o sea agnóstico o sea de la religión que sea.
    Exactamente igual que es de sentido común que las autoridades prohiban conducir despues de beber 3 copas de anís. Y eso por pura lógica o lo que es lo miosmo , para no tener un accidente. Eso lo debe cumplir un ateo, un creyente, TODOS …..
    En lo de ahora de cumplir unas normas básicas de aislamiento debemos obedecer todos.

    El que el Obispo de Salamanca haya ordenado cerrar todos los templos de una diócesis es lógico, perfectamente sensato y desde luego compatible con tener fé y ser un buen Obispo.

    Estamos en el año 2020 y no estamos en la Florencia de 1453.
    LLevada la postura de algunos de los que aquí escriben a extremos, cuando a una persona le diagnostican un cáncer ¿QUÉ le recomiendan, que rece con muchísima fé y nada más? ¿Y QUE NO acuda a recibir quimio ni radioterapia?

    Estamos en el año 2020 y se puede sin ningún problema usar los avances de la ciencia que ni se soñaban en el año 1578 cuando hubo peste , con una profunda y auténtica fé o dicho más brevemente cerrar templos y tener fé son, en estas circunstancias terribles , cosas nada antagónicas.

    1. No tenemos más conocimientos, sino menos fe. En la época de San Carlos no conocían las causas microbianas de las enfermedades, pero sabían perfectamente qye el contagio se producía pir contacto. De ahí las cuarentenas. Y lo que nos distingue con ellos es la fe. Ellos pensaban por su fe que el Santo Sacrificio no se podía detener. Para nosotros es algo puramente prescindible. No lo son los super que permanecen abiertos. Para ellos el alimento del cuerpo era menos importante que el del alma.

      1. Egomet
        En el año 2020 claro que tenemos muchísimos más conocimientos que hace 200 años. Eso es indiscutible.

        Lo de que en el año hay menos fé eso ya es discutible, porque solamente Dios sabe la fé que cada uno tenemos …… la » cantidad de fé » es algo totalmente independiente del juicio que un ser humano pueda valorar sobre la cantidad de fé de otro ser humano.
        Nadie ha dicho que se suspenda la Misa. Se usa la técnica para que el que quiera y pueda, de modo extraordinario, participe desde su casa. Se levanta la obligatoriedad de asistir debido a algo sumamente grave. Y esperemos que transitorio.
        Los tiempos cambian y hace solamente 100 años se tardaban días y días en ir de Madrid a Sevilla y se iba en caballo. Con unas incomodidades enormes. Y no iba nadie. Hoy en AVE ese trayecto son dos horas en un tren comodísimo y van millones de personas.
        Las cosas básicas de la fé no se modifican . Pero es que las cosas básicas y esenciales son muy pocas. Sin ánimo de enumerar todas…… pero las cosas básicas son pocas : que Dios existe, que Dios nos envió a su Hijo ; que la Virgen es nuestra madre ; que hay vida tras la muerte ; que hay que amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos; que Cristo está en el hermano ; que el Evangelio debe ser nuestra guía en la vida y que es Palabra de Dios ; que todos somos hermanos ……. y 5-6 cosas más.
        El que los viernes de cuaresma no se coma carne es muy secundario. El que las mujeres en misa lleven velo es totalmente secundario pero en 1950 se hacía de eso un mundo. Y como eso, otras 500 cosas.
        Y por ejemplo lo de la abstinencia de los viernes de Cuaresma, quizá los cristianos de dentro de 100 años lo vean como ahora vemos que hasta hace unos años el ayuno eucarístico era desde las 12 de la noche y luego se pasó a 3 horas y luego a 1 hora.
        Nada impide que la Iglesia disponga que sea la Misa una obligación cada 2 domingos.

        Insisto en que nada impide ser consecuente con los conocimientos de la ciencia y tener fé. Creo que ignorar los conocimientos de la Ciencia es algo absurdo y en cierto modo es despreciar la obra de Dios.

        Egomet: Una pregunta le hago a usted …. LLevada a extremos la postura de la fé y solo la fé … Ir a quimio o a radioterapia si se tiene cáncer ¿ es lo que hay que hacer ? ¿ o mejor no acudir ?

        1. Vaya chapa. Lo de que sepamos más es indiscutible, pero no sabemos más sobre cómo prevenir. Hace 5 siglos igual que ahora sabían que el contacto contagiaba. Así de simple.

          La fe individual sólo Dios la conoce. Pero hay una dimensión pública de la fe que hoy está muy enfriada. Otrora, cuando había pestes cientos de veces peores que el coronavirus, acudían a Dios. Hoy se cierran las iglesias. Esta crisis deja patente lo poco que importa la religión en nuestra sociedad, ya que en una sociedad católica una peste mueve a todo el clero a cuidar espiritualmente de los fieles. Incluso aunque no puedan acudir a misa, cosa que otras veces ha pasado, el clero hace los posibles porque el culto no se interrumpa y por llevar las ayudas espirituales a todas las personas. Tan importantes eran los sacerdotes en otras épocas, como médicos y enfermeros en la nuestra.

          Hoy en mi diócesis a la Iglesia ni se le espera. Se nos invita (tú también) a esa tan poco católica, tan luteranizada, de vivir nuestra fe en casa y ya está. Una pena que no haya más sacerdotes de la FSSPX para acudir a ellos.

          Por lo demás, «fe» es sin tilde y tu pregunta sobre la radio no tiene sentido. No sé dónde he negado yo la necesidad de la medicina.

          1. Egomet
            1.- Le pido a usted disculpas por mi comentario muy largo ( vaya chapa dice usted ) y por poner tilde en una palabra que no la lleva.
            2.- Yo no invito a vivir la fe desde casa y ya está.
            3.- Yo acepto y respeto libros como el BROCK de » Biología de los Microorganismos» que muchos médicos especialistas en Epidemiología y en Microbiología consideran uno de los mejores manuales de Microbiología del mundo. Asimismo me guío por el » Manual de Epidemiología y Salud Pública» de Ildefonso Hernández Aguado, Catedrático de la Universidad de Alicante. Y creo que seguir esos textos no están en ninguna contradición con la fe.
            4.- Hoy en las diócesis de España a la Iglesia sí se le espera y sí que está.
            5.- Si los sacerdotes de San Pío X o quien sea …. no respetan las normas dadas desde los conocimientos médicos para evitar la transmisión de la pandemia, me entra curiosidad de qué motivos tiene usted para desear que haya muchos como ellos.
            6.- Estoy estupefacto ante su afirmación suya que textualmente dice » pero no sabemos más sobre cómo prevenir. Hace 5 siglos igual que ahora sabían que el contacto contagiaba «

  6. Ese Real Decreto, seguro, que nadie lo habrá leído. El Cardenal y presidente CEE Omella, no creo que haya tenido tiempo de leer ese Decreto. Tiene demasiado trabajo, pobret, y sus curas lo secundan…»hay que obedecer» me dijo mi Párroco… UFFF! Siiii a los hombres le dije… Y más…
    EN cuanto a los que quisiéramos participar en Misa, que vamos a decirles a la poli: oiga SR. Agente Ilustrisima… Me voy a Misa y somo 4 gatos, bueno ahora dos… Me contestara que me vuelva a casa y que me deje de pamplinas… Hay que… Jo.. robarseeeeee!!!

  7. Ese Real Decreto, seguro, que nadie lo habrá leído. El Cardenal y presidente CEE Omella, no creo que haya tenido tiempo de leer ese Decreto. Tiene demasiado trabajo, pobret, y sus curas lo secundan…»hay que obedecer» me dijo mi Párroco… UFFF! Siiii a los hombres le dije… Y más…
    EN cuanto a los que quisiéramos participar en Misa, que vamos a decirles a la poli: oiga SR. Agente Ilustrisima… Me voy a Misa y somo 4 gatos, bueno ahora dos… Me contestara que me vuelva a casa y que me deje de pamplinas… Hay que… Jo.. robarseeeeee!!!

  8. Ellos son muy valientes y lo tienen claro: Misas, Sacramentos y oración en sus Capillas… Pero nuestras Diócesis parece que dudan si UN VIRUS ES MAYOR EN PODER QUE DIOS O NO. Esa es la cuestión… Yo no puedo creerlo todavía. Realmente es una gran prueba y tribulación para los que practicamos la Fe CATÓLICA. Me siento en orfandad total. Necesito practica diaria del Sacramento del Altar o al menos esa Visita Diaria… Que me dicen de echar el cierre de SANTUARIO DE LOURDES??? y así muchas cosas.
    El personaje que se chivó a la policía porque se congregaban personas en esa capilla… No recuerda un poco a la II República y posterior guerra civil? Siempre habrá ODIUM FIDEI.. No hay otra y siempre habrá Obispos SERVILES Y COBARDES, tipo PONCIO PILATOS…EL PODER ES EL PODER… AHÍ LO DEJO…

  9. Todo un ejemplo de irresponsabilidad. Por casos así no nos dejarán ni celebrar los funerales. Una auténtica irresponsabilidad.

  10. La Iglesia «hospital de campaña» bergogliana que se dedica a dejar morir a los sufrientes sin la gracia de los sacramentos. Asesinos satánicos.

  11. San Carlos Borromeo, el Buen Samaritano en la peste de Milán

    El que fuera arzobispo de la ciudad italiana a los 26 años salió en procesión ante un terrible brote de esta epidemia en 1576 que dejó diezmada a la población

    Milán sufrió dos brotes importantes de peste en los siglos XVI y XVII, y dos fueron los religiosos de la familia Borromeo que combatieron este mal: San Carlos, primero, y posteriormente su célebre primo, el cardenal-arzobispo Federico. Carlos Borromeo (1538-1584) fue designado Arzobispo de Milán a los 26 años, diócesis que ya administraba por lo demás desde los 22, habiendo participado activamente, como Secretario de Estado de Pío IV, en la reanudación del Concilio de Trento.

    Hay un acontecimiento capital en su vida: la que se conoce como peste de san Carlos. Cuando el 11 de agosto de 1576 hacía su entrada en Milán Juan de Austria, gobernador de los Países Bajos, que marchaba camino de Flandes, estalló la noticia de que se había desatado un terrible brote de peste en la ciudad. Aquel mismo día prosiguió el gobernador su viaje y los milaneses comenzaron a aprestarse para luchar contra un enemigo sin rostro pero que iba a dejar diezmada a la ciudad. Borromeo, que se encontraba fuera de la ciudad, al saber la noticia decidió volver para tomar las medidas oportunas, extremadamente preocupado por lo que estaba sucediendo en Trento, Verona y Mantua, donde las primeras muertes ya se habían producido.

    Aliviar a los enfermos
    La situación era caótica y empeoraba casi por horas. Los lazaretos rebosaban ya de apestados, a los que faltaban no solo los auxilios materiales, sino también los espirituales. El arzobispo de Milán trató de aliviar tanto el alma como el cuerpo de los afectados, que se dejaban morir en las calles y a los que se abandonaba sin la menor de las consideraciones. La situación se agravaba y Carlos Borromeo no dudó en tomar medidas: él mismo salió a la calle y trató de consolar a los enfermos y vendió los objetos más preciados que tenía. Dicen incluso que cedió los cortinajes de su palacio para que se pudieran hacer vestidos.

    Apenas descansaba y dormía escasamente dos horas para poder acudir personalmente a todas partes, visitaba todos los barrios alentando el ánimo de los que desfallecían, administraba él mismo los últimos sacramentos a los sacerdotes que sucumbían en aquella obra de caridad. Fueron tres las procesiones generales que se celebraron mientras la epidemia seguía cobrándose vidas, los días, 3,5 y 6 de octubre en Milán. Él propio Borromeo iba a la cabeza descalzo y vistiendo una capa morada. La peste no tenía visos de disminuir. Habría que esperar a julio de 1577 para darla por acabada.

    Pero la peste siguió en aumento durante el otoño y todo el año siguiente de 1577. Hasta el 20 de enero de 1578 no se declaró su extinción. Por su extraordinaria conducta durante la peste, aquella dura prueba se denominó la peste de san Carlos.

  12. Durante una severa epidemia de peste, que duró más de un año, el santo arzobispo, Antonino, trabajó incansablemente para asistir a los enfermos y, con su ejemplo, movió al clero a hacer lo propio. Muchos de los frailes de Santa María Novella, Fiésole y San Marcos, murieron en la epidemia. Como de costumbre, al flagelo siguió el hambre. El santo se privó entonces hasta de lo más necesario y consiguió la ayuda del papa Nicolás V, quien era incapaz de negarle algo. A partir de 1453, Florencia se vio asolada durante dos años por frecuentes terremotos y una tempestad destruyó un barrio de la ciudad. San Antonino sostuvo a las víctimas, reconstruyó las ruinas y dio la mano a todos. También curó a muchos enfermos, pues toda la ciudad sabía que estaba dotado con el don de hacer milagros. Cosme de Medicis afirmó públicamente que la preservación de la ciudad, de los peligros que la amenazaban, se debía en gran parte a los méritos y oraciones de su santo arzobispo. San Antonino fue oficialmente canonizado en 1523.

  13. « ¡Ah! hija mía, cuando permita que las iglesias queden desiertas, los ministros dispersos, las misas disminuidas, significará que los sacrificios me son ofensas, las oraciones insultos, las adoraciones irreverencias, las confesiones pasatiempos y sin fruto; por lo tanto, no encontrando más Mi gloria, sino ofensas, ni el bien de ellos, no sirviéndome más los quito; pero este arrancar los ministros de Mi Santuario significa que las cosas han llegado al punto más malo, y que la diversidad de los castigos se multiplicará. »

    ~ Nuestro Señor a Luisa Piccarreta en 1918.

  14. ¡Qué diferente de la Iglesia «moderna», que cierra las Iglesias, se encierra en sus casas, y que os den morcilla!
    Si Jesucristo volviera al mundo, echaría a todos esos mercanchifles de sus templos…

  15. que lastima no tener una comunidad tan viva para poder asistir a la santa misa…que Dios guarde para muchos años a vuestros valientes y comprometidos sacerdotes . se nota el que ama la santa misa y al que le importa un bledo.

  16. Y mientras tanto, Osoro se queda en casa:

    «El cardenal ha indicado que él se ha ‘quedado en casa’ siguiendo las decisiones de las autoridades. […] «Yo me he quedado en casa siguiendo las decisiones de las autoridades, solo voy en el coche a decir la misa en la Catedral y vuelvo», ha concretado.» ¿A esto se reduce la misión de un cardenal, hombre del papanatas, perdón, papa, en España, vicepresidente de la CEE y aspirante a suceder al porteño en el trono vaticano?

    Para Osoro, quien no quiere contrariar a sus amigos podemitas a quienes vota, «lo importante es hacer caso a las normas y no mirar atrás lo que se hizo o no».

    https://www.europapress.es/sociedad/noticia-cardenal-osoro-coronavirus-importante-hacer-caso-normas-no-mirar-atras-hizo-no-20200318162318.html

    1. Su Osoridad no ha leído el decreto del masonazo de Sánchez:

      REAL-DECRETO DE SÁNCHEZ:., MASÓN DEL REAA:., OBEDIENTE:. A LA OBEDIENCIA:.

      Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

      Artículo 11. Medidas de contención en relación con los lugares de culto y con las ceremonias civiles y religiosas.

      La asistencia a los lugares de culto y a las ceremonias civiles y religiosas, incluidas las fúnebres, SE CONDICIONAN a la adopción de MEDIDAS organizativas consistentes en evitar aglomeraciones de personas, en función de las dimensiones y características de los lugares, de tal manera que se garantice a los asistentes la posibilidad de respetar la DISTANCIA entre ellos de, al menos, UN METRO.

      Si leo bien, dice que SÍ se pueden hacer hacer MISAS si se toman unas medidas… ¿O leo mal?

  17. Un tipo que predica como Marx.
    Que ordena al estilo Hitler.
    Y que vive en un hotel desde hace 8, MUY A LO ROCKEFELLER.

    Pachamamas al Tiber.

    Renuncia subita, renuncia subita, renuncia subita.

  18. ¿Además de cismáticos, suicidas…? Hasta ahí «allá ellos». Espero que luego no haya gente que los llame «homicidas». ¿Darán la comunión en la boca con las gotitas y que las beatas infectas les chupen el dedo, para luego dar la comunión a los siguientes? Quizá piensen en su soberbia cismática que están más protegidos que el resto, los católicos fieles a la Roma abominable. Pobrecillos. El fanatismo es muy osado. Que pena que usted, sr. blogger, comparta esto.

      1. Un verdadero sacerdote de Jesucristo no es un fideista que desoye las alarmas de la razón para acabar mandando a los feligreses a un cementerio. Esa es la diferencia entre un sacerdote y un brujo.

        1. Para brujas las del akelarre del 8-M, varias de las cuales se infectaron.
          En las misas no se ha infectado nadie, que se sepa.
          Y no se escapan gotitas ni hay beatas infectas chupando dedos, salvo en tu asquerosa imaginación, propia de un hijo de Satanás.
          Sigue en busca del tiempo perdido y vuelve a refocilarte con Robert de Montesquiou, degenerado, que no pasarás de los 51.

          1. Gracias por desearme larga vida. Siempre he afirmado que sois luteranos con ornamentos caros. Los más luteranos ahora mismo, entre los católicos españoles. Tenéis la «sola fides» en vuestras venas de soberbia. Hay decenas de sacerdotes en los cementerios de Italia y un sacerdote catalán en el día de hoy ha muerto por el asqueroso virus. El maldito virus se transmite por vía aerea, hasta casi dos metros. Permanece una superficie como el metal hasta 20 días. Hay riesgo hasta con un simple estornudo. Alguien que vaya a comulgar respira al sacerdote directamente en su puñetera mano (la respiración es emitir diminutas gotitas), o hasta toca con su boca los dedos del sacerdote, si se descuida. Si («que se sepa», como usted, cismático y herético luterano escribe) hay alguien contagiado entre los comulgantes, con su puñetera mano recién infecta, cogerá otras formas consagradas y se las dará en la boquita a sus fideístas feligreses. Ya me contará. No deseo que ustedes se contagien. Cierren de una puñetera vez!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

        2. Léete la Constitución Dei Filius del Vaticano I, y los cánones doctrinales al respecto y a lo mejor te enterarás de algo respecto al fideismo. Igualmente te puede ser de utilidad alguna reseña respecto al abbé Felicien de Lamennais, del que se separarón Don Gueranger, el Padre Lacordaire y el Conde de Montalembert, tras la condena del Papa Gregorio XVI.

          1. Esa Iglesia abierta es una denuncia sobre la falta de fe, de espíritu sobrenatural, y asimismo de una cosmovisión en la cual se ha descartado en la práctica , la trascendencia. Quienes condenaron al Señor, los saduceos, no creían en la Resurrección ni en la inmortalidad del alma. Todavía recuerdo a un clérigo à la page, muy aggiornado, en una diócesis isleña, que pidió a un carpintero que le hiciese un mueble para la sacristía. Dijo que sí, pero le pedía a cambio que dijese una Misa por las ánimas. Le respondió: Eso no lo voy a hacer, pues EL ALMA NO EXISTE. Y no iba en broma el tema.

      1. La Iglesia no da licencias ministeriales a cismáticos. Es así que las da sine die a la Fraternidad San Pío X. Pues, de las premisas se extraen las conclusiones. Ese mantra ya chirría. Hay un problema de interpretación respecto a algunos temas no dogmáticos del Concilio. Se ha llegado a un honroso statu quo. Todo lo demás son ganas de marear la perdiz, de confundir y de extrovertir desahogos indicativos de frustración anímica.

  19. De herejes nada. Herejes algunos que siguen en la Iglesia postconciliar, pero se demuestra que, como sospechábamos, no creen en lo que la misma Iglesia enseña. No puede ser hereje el que enseña -y vive- lo que siempre se enseñó y vivió.

    1. Gracias por desearme larga vida. Siempre he afirmado que sois luteranos con ornamentos caros. Los más luteranos ahora mismo, entre los católicos españoles. Tenéis la «sola fides» en vuestras venas de soberbia. Hay decenas de sacerdotes en los cementerios de Italia y un sacerdote catalán en el día de hoy ha muerto por el asqueroso virus. El maldito virus se transmite por vía aerea, hasta casi dos metros. Permanece una superficie como el metal hasta 20 días. Hay riesgo hasta con un simple estornudo. Alguien que vaya a comulgar respira al sacerdote directamente en su puñetera mano (la respiración es emitir diminutas gotitas), o hasta toca con su boca los dedos del sacerdote, si se descuida. Si («que se sepa», como usted, cismático y herético luterano escribe) hay alguien contagiado entre los comulgantes, con su puñetera mano recién infecta, cogerá otras formas consagradas y se las dará en la boquita a sus fideístas feligreses. Ya me contará. No deseo que ustedes se contagien. Cierren de una puñetera vez!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

      1. Cuando un fiel comulga en la boca contiene hasta el aliento y nunca hay contacto entre la mano del sacerdote, que se ha lavado, y la lengua del comulgante. Ni los fieles se dan la paz entre sí, permaneciendo a dos metros o más de distancia en estas circunstancias.
        Incluso las medidas totalitarias del gobierno prevén la celebración de actos religiosos, pero el falsario Proust, afectado de falsa misericordia sanitaria, pretende ir aún más lejos, lo que descubre su espíritu malévolo y tentador.
        No se sabe de nadie contagiado en misa y las monjitas de clausura que se contagiaron no pudieron hacerlo en misa, porque la siguen separadas del resto de los fieles, por lo que tuvieron que contagiarse en alguna visita. Los sacerdotes y obispos, no por decir misa, sino en su vida cotidiana, como los demás.
        Pregunte a los de Leganés hacinados si cogieron el virus en misa.

    1. Hereje es el que dice y mantiene herejías.
      Que yo sepa Mns. Lefebre ni dijo ni mantuvo herejía alguna.
      Sin embargo un tipo argentino que okupa la Sede de Pedro, no para de decirlas y mantenerlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *