PUBLICIDAD

La esperanza en los curas jóvenes

|

Que creen en Dios.

También los hay en Barcelona.

https://germinansgerminabit.blogspot.com/2020/01/recien-ordenado-y-germinante.html

 

15 comentarios en “La esperanza en los curas jóvenes
  1. Habrá de todo, como en todas las profesiones, pero yo también creo que es una buena noticia que sea esa nuestra impresión. Lo bueno de los curas jóvenes es que se han criado en una sociedad atea y paganizada, desde pequeños saben como vive el mundo, y supongo que la mayoría, sin embargo, han vivido en unas familias católicas bastante ejemplares. Han visto el contraste en sus propias vidas, en su familia y en la calle. . Se han dado cuenta de que no hay color y han sido MUY VALIENTES Y SACRIFICADOS y se han ofrecido a Dios, a Jesucristo y al servicio de la Iglesia y de la Humanidad. Nuestras oraciones han de ser constantes, así como nuestro apoyo para que perseveren y Dios les dé todo lo que les haga falta para su santidad. Benditos curas de nuestro tiempo, que son fieles, sean jóvenes o mayores.
    Y si algún cura que lee esto cree que ha sido infiel, que se levante, se arrepienta, pida ayuda a Dios y reanude con nuevas energías el camino de santidad. Siempre se está a tiempo. Todos somos pecadores, pero hay que luchar para hacer la voluntad de Dios.

    1. Hay de todo, si. Pero yo veo más sensatez y más buen hacer y más Fe en los curas jóvenes que en los que vivieron todo el revuelo del Concilio. Y eso que los segundos recibieron presuntamente una mejor educación «eclesiástica», pues los primeros están ya totalmente educados en el revuelo y en la revolución de esta época.

      Los jóvenes, para haberse educado dentro del desmadre eclesiástico, no lo están haciendo mal. Hay muchos que están dando la talla. Claro que hay de todo, pero si comparamos generalizadamente creo que gana el clero joven con respecto al clero maduro.

      Hay jóvenes buenos, jóvenes malos, jóvenes «discretos», jóvenes tontos, igual que hay buenos mayores, mayores malos, mayores tontos mayores discretos

      Pero la proporción de buenos creo que ahora es mayor entre los jóvenes.

  2. Me gustaría saber si los curas jóvenes creen en la salvación de las almas y si les preocupa. El antiguo código canónico decía como antesala: Salus animarum summa lex.

  3. Que contraste, verdad?
    Los curas jóvenes que han nacido y se han criado rodeados de los abusos litúrgicos de nuestra época (no han llegado a conocer otra época mejor en este sentido), resultan ser muchos de ellos grandes liturgos, a pesar de lo que les han enseñado y del ejemplo que han recibido. Grandes cumplidores de las rúbricas, liturgia bien cuidada, sacerdotes que no solo son buenos en el aspecto litúrgico, sino que lo demuestran en todos los aspectos.

    Y aquellos sacerdotes ya maduros, que por suerte están ya jubilandose la mayoría poco a poco, que conocieron la cuidadísima liturgia de antes del Concilio, y muchos hasta la han celebrado en su juventud y otros aunque no la llegaran a celebrar han asistido como monaguillos a la misma, y, en todo caso, han conocido una época (independiente de la forma de celebrar, sin entrar en el rito) en que se cuidaba la liturgia y se sentía sumo respeto por las rúbricas; y ahora son estos mismos sacerdotes los que comenten y promueven los asquerosos abusos litúrgicos a los que ya estamos acostumbrados desde hace unas décadas….

    Parece que se va contracorriente. Los que son educados en el respeto a las rúbricas las desprecian; y los que son educados en el desprecio a las mismas son los que las respetan. Ojalá el futuro de la Iglesia sea prometedor en este sentido. Sacerdotes en el futuro habrá muy pocos (y por desgracia fieles también) pero por lo menos la mayoría serán conservadores, y sobretodo serán buenos sacerdotes.

    Yo así lo prefiero: pocos pero buenos antes que muchos pero malos. Quizá conozcamos una época para la Iglesia mucho mejor que ahora, a pesar de que la Iglesia estará super reducida: pero las pérdidas que tengamos por un lado las veremos compensadas por lo otro. Eso sí estos jóvenes y buenos sacerdotes tendrán que trabajar mucho para volver a evangelizar la sociedad, cosa que será difícil, pero habrá que intentarlo…

    1. Lo que demuestra que el «hábito no hace al monje».
      Liturgias formalmente «sofisticadas» y que no llegan a la gente, no generan un amor por la liturgia
      Liturgias formalmente «así-así» pero que llegan a la gente, impulsan un amor por la liturgia

  4. Oriolt elogia al final de su artículo a los «curas jóvenes, modernos, bien formados».

    ¿Qué quiere decir «curas modernos»? ¿Que visten «clergyman» en vez de sotana, a ser posible un «clergyman» minimalista? ¿Que celebran el Novus Ordo pero no la Misa tradicional? ¿Que van a lugares de ocio y alternan con laicos incluidas mujeres?

  5. Tal como avisé hace unos días, el cardenal Martínez Somalo ha entrado en la lista de los cien prelados más ancianos de la Iglesia.

  6. Gracias a Dios por esos jóvenes generosos que dedican su vida a sostener nuestra fe. Han hecho la carrera eclesiástica y muchos otra civil antes. Y sin embargo, se instalan en pueblos, algunos en vías de despoblación, y en muchos casos solo encuentran ingratitud en los feligreses sin formación de ningún tipo. Queridos sacerdotes de pueblo: sois los confesores y mártires de nuestro tiempo. Mi más sincero agradecimiento.

  7. Un hombre de fe lo demUestra el día a día ,sea joven, sea mayor. Si está Cristo en su vida como faro, esa luz la ven los demás a distancia!!!!.

  8. El Día de Reyes estuve en una Misa que oficiaba en cura joven, fue una bendición de Dios.
    Cuidadísima litúrgia. En la homilía, que fue preciosa, demostró ser hombre de Dios y que estaba muy preparado teológicamente. Señido a lo que siempre a enseñado la Iglesia.
    Para mí fue un precioso regalo de Reyes esa Misa.

  9. Ese es el punto de concentración que marca la diferencia entre los jóvenes sacerdotes y religios@s: que creen en Dios. Y lo demuestran constantemente con sus actos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *