PUBLICIDAD

La entrevista del Papa a ABC (VIII)

|

Un enfermo le cuelga dos veces el teléfono al Papa Francisco porque no se  creía que fuera él - ReL

La entrevista está ahora en cuestiones exclusivamente españolas y generalmente de escasísimo interès. El Papa tiene un alto concepto de quien fue presidente del Gobierno Suárez.  Creo que no le aporta ni le resta nada del concepto histórico que merece. La opinión de Francisco va a ser absolutamente irrelevante en la biografía del abulense.

Y de nuevo la autojustificación de sus claras preferencias, ahora circunscritas a España: «En cualquier caso yo recibo a la gente de la derecha. de la izquierda. Si vienen aquí, yo les recibo. No le cierro la puerta a nadie». También está el gesto con el que le abre la puerta a unos y a otros.

¿Tiene mala conciencia cuando repite autojustificaciones al respecto? «Aquí he recibido a comunistas, socialistas, católicos practicantes, del partido de centro, democráticos…» ¿Pero quién es Francisco, el jefe de la Iglesia católica o el secretario general de la ONU? Pienso que los católicos practicantes deberían ser el 95% o más de sus audiencias. Y además es así aunque quiera vendernos ese absurdo mosaico izquierdista.

Ahora una pregunta especialmente estúpida: «?Y un viaje a Melilla?» La respuesta también se las trae aunque venga condicionada por el cretinismo del interrogante: «No se me ocurrió todavía». Esperemos que no se le ocurra. Y que si se le ocurriese, que el Rey y el Gobierno de España no inviten al Papa a que visite nuestra Patria en Melilla.

Después salió como pudo, y no brillantemente, de unas declaraciones anteriores desafortunadas diciendo que vendría a España cuando aquí hubiera paz. Salió del paso con un no me acuerdo bien.

De los obispos españoles en general tiene buen concepto aunque pueda haber entre ellos algún «buey corneta». Los símiles zoológicos del Papa no suelen ser afortunados, seguramente porque en su vida nunca estuvo cerca de un animal y  así se cree que las ovejas son las inspiradoras de Saint Laurent o de Dior. Con el buey corneta hay que recurrir además  a un diccionario de lunfardo.

A algún obispo le mete una cornada, por seguir con términos bovinos: «hubo que pedir a algún obispo que se fuera». Y lo de Omella: «es un señor», solo demuestra que tampoco tiene costumbre de trato con señores.

 

Comentarios
7 comentarios en “La entrevista del Papa a ABC (VIII)
  1. No entiendo que se le hayan pasado a Don Francisco por alto los impresentables comentarios del impresentable Bergoglio sobre la guerra civil en España. No es que sea un ignorante y un botarate, que lo es, es que es ladino y malvado a conciencia.
    Ese sujeto es lo que tenemos como Papa, si es que realmente su nombramiento fue válido, pues es imposible no pensar en las graves acusaciones nunca desmentidas de uno de sus conmilitones, el Cardenal Dannels. Tenemos que actuar como si lo fuese, aunque la sospecha es completamente legítima.
    Menudo castigo divino, en lo etico y en lo estético. Que Dios permita que deambule por el lugar donde prevalece la mayor concentración de estetica mundial semejante individuo es un contraste insoportable para cualquier alma cultivada, aunque solo sea en lo humano. De lo divino ya ni hablamos.

  2. Dice Francisco: «hubo que pedir a algún obispo que se fuera». No, no, Santo Padre. No lo pidió usted. ¡Lo ordenó! E instando al susodicho a mentir, al obligarle a informar que se iba por motivos de salud. Muy jesuitico el método. Y todo carente de avales jurídicos, sin proceso ni derecho a la defensa. Todo muy… bananero. En fin. Rezo por la salvación eterna de este Papa. Aunque sus víctimas le precederán en el Reino de los Cielos. Porque con tanta cornada, este Papa ha hecho muchos santos mártires.

  3. Que el Papa tenga un alto concepto del presidente del Gobierno bajo cuyo mandato España dejó de ser confesionalmente católica refleja hasta qué punto la Iglesia está hoy día irreconocible.

    1. Es que desde LAUDATIO solo come verduritas para no contribuir a la huella de carbono y como penitencia por los innumerables asados que se ha apretado, y le da gases. Pobre, no esta acostumbrado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *